Lecciones de los premios

Las premiaciones de cualquier índole deben de considerarse como el resultado de lo que estamos haciendo extraordinariamente bien, no como un aliciente o una motivación.
Lecciones de los premios
Crédito: Depositphotos.com
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En San Petersburgo, Rusia, vivía un niño extranjero que diariamente veía cuando su papá salía a trabajar como director de una de las únicas empresas de armamento de la ciudad. El niño soñaba que algún día él sería un ingeniero exitoso como su padre, y dedicaba su corta vida a estudiar en los colegios de la zona.

Con el paso del tiempo, el muchacho se apasionó por un descubrimiento particular en la ciencia: la aparición de la nitroglicerina, de la mano del inventor italiano Ascanio Sobrero. Aunque todavía no estaban bien establecidas las utilidades de este material, constantemente se hacían pruebas para conocer sus bondades. Así, se descubrió que la nitroglicerina, un compuesto orgánico que se obtiene mezclando ácido nítrico concentrado, ácido sulfúrico y glicerina, es una sustancia sumamente peligrosa que produce explosiones si se maneja mal ya que al ser un líquido a temperatura ambiente, es sumamente sensible a cualquier movimiento, haciendo muy difícil su manipulación. Otro de los hallazgos fue que se puede conseguir una estabilidad relativa añadiéndole algunas sustancias, como el aluminio.

El joven se fue especializando más y más en el tema, pero en 1849, la noticia del cierre de la fábrica de su papá lo tomó por sorpresa. Regresó a su ciudad natal y desde ahí continuó sus estudios, esta vez más enfocado en investigaciones, análisis y pruebas de lo que ocurría si se unía un aditamento específico a la nitroglicerina para evitar la explosión inconsciente del producto.

Años después, en un taller pequeño en la ciudad de Estocolmo, Suecia, luego de varias pruebas de ensayo – error (que incluso cobraron la vida de su hermano Emil), la pequeña empresa comenzó a vender sus productos al sector de la construcción y a empresas internacionales para la creación de armamento en los ejércitos. La fama y renombre de los dispositivos creados por este hombre fueron cada vez más fuertes, lo que hizo que amasara una gran fortuna que se hizo aún más grande luego de invertir en algunos yacimientos de petróleo.

Millonario como era, se dio cuenta de todo el daño que estaba haciendo a la humanidad a costa de sus descubrimientos e innovaciones. Por ello, en el año 1900 decidió formar una fundación que alentara a los hombres y mujeres investigadores de la época a descubrir e innovar en beneficio de la humanidad en los terrenos de la física, la química, la medicina, la literatura y la paz. Desde aquel año, y hasta nuestros días, la fundación reconoce a los investigadores de estas ramas cada 10 de diciembre, en conmemoración de la muerte de su fundador, Alfred Bernhard Nobel.

Así es: estoy hablando de los premios Nobel, los cuales son entregados hasta la fecha por el gobierno sueco, otorgando un diploma y un premio de más de un millón de euros a la persona que haya contribuido notoriamente en los campos antes mencionados.

¿Por qué les cuento todo esto? Porque hay algunas lecciones que debemos aprender:

  • El fin puede o no justificar los medios. Alfred Nobel no imaginó el potencial de su descubrimiento, pero intentó pagarle al mundo todo el daño causado.
  • Puedes ser el héroe o el villano de la historia. Elegir es tu responsabilidad.
  • Puedes ser rico, tener fama y estar terriblemente equivocado.

Las premiaciones de cualquier índole deben de considerarse como el resultado de lo que estamos haciendo extraordinariamente bien, no como un aliciente o una motivación. Claro que se vale, pero en mi experiencia si lo que estás buscando es el reconocimiento en sí, o el premio económico, es un camino complejo porque tus prioridades e integridad pueden verse comprometidas. Es más importante recibir un galardón por el trabajo que ya realizamos, ya que sin esperarlo, obtuvimos esa distinción. Así sí saben los premios a éxito.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur