Los 3 errores más grandes que cometen los CEOs con su marca personal (y cómo evitarlos)

No esperes hasta que estés en medio de una crisis para decidir quién quieres ser y qué valores quieres para tu empresa.
Los 3 errores más grandes que cometen los CEOs con su marca personal (y cómo evitarlos)
Crédito: Depositphotos.com
VIP Contributor
Prime Time TV and Radio Show Host, Author, Speaker
9 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El término “marca personal” denota el fenómeno de la gente haciéndose publicidad a sí mismos y a sus carreras, tal como si se tratara de una marca. Y lo sé porque yo he pasado muchos años perfeccionando la mía.

Por ejemplo, uso botas vaqueras y jeans a cada evento al que voy, independientemente de qué tan elegante sea. Esa elección de outfit es sólo una forma más en la que presento mi marca, la C-Suite Network, siendo atrevido y audaz (como yo), y rehusándose a hacer las cosas de cierta forma por el simple hecho de llevar años haciéndose así.

Pero, ¿qué pasa con otros CEOs? ¿Son dueños de su propia marca personal? ¿Debería un CEO cultivar su propia marca, aparte de la de su compañía? La respuesta es, ¡sí!

Y hay muy buenas razones para hacerlo: un estudio realizado por Burson-Marsteller concluyó que 48 por ciento de la reputación de una compañía puede ser atribuida a la personalidad de su CEO. Los líderes representan la visión de su empresa, así que ambas deberían mostrar los mismos valores y características. Sin embargo, un CEO no va a ser siempre el CEO de la misma empresa, por eso es esencial crear una marca personal, a la par de cualquier marca empresarial.

Una marca personal va a viajar, por decirlo de alguna manera. Y aunque la gente pueda sentirse fascinada por una compañía en particular, es la gente dentro de la empresa con la que hacen la mayor conexión.

Así que, ¿por qué será que 61 por ciento de los directores (según CEO.com) no tienen una marca personal y carecen de presencia en redes sociales? Porque piensan que no es relevante, ni personal ni profesionalmente. Pero no pueden estar más equivocados.

Un estudio realizado por Weber Shandwick y KRC Research, estimaron que 44 por ciento del valor de una compañía en el mercado puede estar directamente ligado con la reputación de su CEO. El mismo estudio resaltó otros beneficios de que los CEO tengan una buena reputación como marca, incluyendo: atracción de inversionistas (87 por ciento), atención positiva de los medios (83 por ciento), protección contra las crisis (83 por ciento) y la habilidad de atraer mejores empleados (77 por ciento) y de retenerlos (70 por ciento).

Lo que podemos obtener de esto es, claro, que más CEO necesitan tener su marca personal. Así que la siguiente pregunta tiene que ver con los errores a la hora de crearla. Aquí 3 muy comunes:

Pensar que no necesitas una marca personal

Si esta frase describe la forma en la que un CEO piensa sobre su marca personal, esa persona no tiene nada que hacer dirigiendo una empresa. Esto no se trata de si lo quieres o no, ni de si te gusta hablar sobre ti mismo. Esto tiene que ver con lo que te define como líder y lo que te define fuera del trabajo. ¿Cuáles son tus creencias y tus valores? ¿Cómo quieres motivar el crecimiento y la innovación? Básicamente es cualquier cosa que te haga a ti ser tu mismo.

Dave Newman, fundador de Do it! Marketing, me dijo alguna vez que cuando un CEO “no es dueño de su propia marca (personal), pierde control de la historia de la compañía”. Por lo tanto, “si no hay historia, no te distingues”.

Ya he dicho antes que tu marca personal es tuya para siempre, así que es tu responsabilidad crear una que integre tu estilo de liderazgo, tus ideales y tus valores con los de la empresa en la que estás. Juntas, estas dos marcas deben formar el complemento perfecto, pero deben poder existir por separado. Recuerda, no siempre vas a ser el CEO de esa compañía.

Pensar que puedes delegar tu marca

Lo entiendo: como directores somos gente ocupada, pero eso no significa que le puedas decir al equipo de RP o marketing que te hagan una marca personal. Está bien usar a tus equipos internos para ayudarte a planear ciertos aspectos de tu marca, como los puntos clave, el contenido o a tener una bio más interesante. Pero dar forma y crear son dos cosas diferentes.

Muchos ejecutivos creen que la parte más difícil a la hora de crear una marca es no saber de qué escribir, y en eso sí que te puede ayudar tu equipo. Sin embargo, si aún no sabes quién eres o las cosas que te importan, tu equipo de RP no puede ayudarte a descifrarlo.

Claro, podrán crear una personalidad para ti, pero no será algo auténtico y causará un daño irreparable, no sólo a tu reputación personal, también a la de tu compañía. Crear una marca personal no debería ser una transacción sino algo que sea (y se sienta) increíblemente personal.

Pensar que no necesitas estar en redes sociales

De nuevo, ¡error! Un reporte elaborado por BRANDfog en 2016 dijo que 75 por ciento de los encuestados creen que el liderazgo ejecutivo de una compañía se mejora cuando sus líderes están activos en redes sociales. Si ya eres un líder, no tienes que estar presente en todas las plataformas, pero sí tienes que estar altamente presente en las que tu audiencia usa, y debes usar bien esa plataforma.

Si eres muy bueno para escribir, considera hacer un blog, ya sea para la página web de tu empresa o para una revista de la industria. También comparte tu artículo en las plataformas de la empresa, incluyendo LinkedIn. El contenido que escribe no tiene que ser muy extenso ni demasiado técnico, sólo tiene que ser preciso, inspirador (o que motive a la gente a pensar), entretenido y educativo.

Piensa en las diferentes plataformas sociales como si fueran canales de televisión, no tienes que verlos todos, pero sí necesitas tener presencia en varios medios para que tu mensaje llegue a donde debe.

Y ahora las buenas noticias: Nunca es demasiado tarde para virar el barco. Aquí algunos pasos que puedes seguir para lograrlo:

Considera en comprar el dominio de tu URL. Suena muy sencillo, pero en ocasiones se nos olvida hacerlo. Yo tengo mi propia URL, que incluye una pequeña biografía, información de redes sociales, las entrevistas que he dado para televisión, un listado de mis libros y mucho más… Eso es mío y sólo mío. Nadie puede decir ser yo (como pudieran hacer en otras plataformas).

Y es a través de mis canales sociales en donde puedo acercarme más y de manera más “personal” a mis seguidores. Dave Farrow, CEO y fundador de Farrow Communications, me dijo: “Tu marca es una imagen de lo que realmente eres. Hoy en día, cualquier diferencia se considera traición”.

El mensaje aquí es que la gente debe hacer conexiones con otra gente. Así que compárteles un poquito sobre tus pensamientos, opiniones y estilo. Todas las personas con las que hago negocios saben de lo que voy. Yo vivo mi mcarca 24/7, y todos deberían hacer lo mismo. Tal como dijo Mikki Williams, oradora en el Salón de la fama: “No seas diferente, sé único. Todos pueden ser diferentes, pero nadie puede copiar la autenticidad”.

Ponte en el ojo de los medios. Esta es la parte en la que tu equipo sí puede ayudarte, ya que entre sus miembros debe haber gente que tenga las conexiones que necesitas para que te pongan enfrente de una cámara. Yo he sido invitado frecuente en varios programas a nivel nacional y en diferentes cadenas. En ese entonces le pedía a mi equipo que estuviera pendiente de las noticias del día y que me ofrecieran como invitado en los programas.

Los productores sabían que podían contar conmigo en cualquier momento, así que pronto me estaban invitando al aire muy seguido. Y mantenerte en el foco de las noticias es un movimiento importante para hacer que la gente te conozca. Los directores deben dar de qué hablar y, según Linda Popky, presidenta de Leverage2Market Associates, “usar las oportunidades que se presenten para reforzar la marca y unirla a lo que está pasando en el día a día.”

¡Escribe un libro! En este momento estoy escribiendo mi cuarto libro, El factor del héroe: la forma en la que los grandes líderes transforman las organizaciones y crean culturas laborales ganadoras. Muchos escritores estarán de acuerdo, los libros son un proceso largo y complicado, pero debería ser uno que te ayude a establecerte como una fuente conocedora y confiable.

Para resumir, vivimos en un mundo conectado todo el tiempo. Un simple clic de un botón puede decirle a la gente casi cualquier cosa que necesitan saber de ti. Así que, en este tipo de mundo, tener una marca fuerte como CEO no es un lujo, es una necesidad. Por eso debes ponerte a trabajar en esto.

No esperes hasta que estés en medio de una crisis para decidir quién quieres ser y los valores que quieres que tu empresa represente.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur