Instagram, Oculus, WhatsApp y más: así es como les fue a 5 emprendedores que vendieron su idea a Facebook

Los fundadores de Instagram abandonaron el gigante de los medios sociales hace unos días.
Instagram, Oculus, WhatsApp y más: así es como les fue a 5 emprendedores que vendieron su idea a Facebook
Crédito: Taylor Hill | Getty Images
Entrepreneur Staff
Associate Editor
9 min read

Los últimos siete meses han sido algunos de los más tumultuosos en los 14 años de historia de Facebook.

En marzo, el público se enteró del escándalo de los datos de los usuarios de Facebook y de la ahora infame Cambridge Analytica. El mes siguiente, el CEO Mark Zuckerberg testificó en una serie de audiencias ante el Congreso de Estados Unidos. Mayo marcó informes de que el FBI y el Departamento de Justicia estaban investigando al gigante de los medios sociales, y semanas más tarde, salieron a la luz más supuestas asociaciones de intercambio de datos. En julio, las acciones de la compañía cayeron en picado casi un 20% después de su informe trimestral de ganancias y una entrevista de Zuckerberg, donde mencionó que Facebook no necesariamente eliminaría el contenido de los negadores del Holocausto, lo que provocó protestas públicas. Para agosto, una veintena de ejecutivos destacados habían abandonado la compañía.

Pero septiembre marcó uno de los mayores golpes para el gigante de las redes sociales: los cofundadores de Instagram, la popular aplicación para compartir fotos que impulsa una parte significativa del crecimiento de Facebook, anunciaron su renuncia. Aquí está su historia y la de otros cuatro emprendedores que vendieron sus compañías a Zuckerberg.

Kevin Systrom y Mike Krieger (Instagram)

La historia de fondo: cuando Kevin Systrom creó una de las primeras versiones de Instagram, tenía gran experiencia. Trabajó en una empresa que luego se convertiría en Twitter, en una firma de viajes que vendió a Facebook y en Google trabajando en desarrollo corporativo. A principios de 2010 desarrolló una aplicación llamada Burbn que permitía a los usuarios registrarse en ciertos lugares o publicar sus planes. Sin embargo, en cambio, Systrom notó que la gente compartía fotos más que cualquier otra cosa. Su cofundador Mike Krieger se sumó al proyecto, y los dos trabajaron para crear una plataforma para compartir fotos en redes sociales. Instagram se lanzó en octubre de 2010, y menos de dos años después, Facebook pagó 1,000 millones de dólares por ella.

La división: hace unos días Systrom y Krieger anunciaron su renuncia de Instagram y su empresa matriz con una declaración diplomática. Pero los informes apuntan a un aumento de las tensiones entre los cofundadores y el propio Zuckerberg como clave para su decisión. Recientemente, Zuckerberg aumentó su participación en las operaciones diarias de Instagram. Además, se informó que Systrom y Krieger se enfrentaron con Facebook a través de una serie de decisiones, incluido el rechazo de este último sobre la creación de IGTV por temor a competir con Facebook Watch.

El estado: en su declaración, Systrom y Kriger dijeron que querían "explorar su creatividad de nuevo". ¿Qué más hay en su horizonte? "Construir cosas nuevas requiere dar un paso atrás, comprender lo que nos inspira y unirlo con lo que el mundo necesita; eso es lo que planeamos hacer", escribieron.

Palmer Luckey (Oculus)

La historia de fondo: el cofundador de Oculus, Palmer Luckey, tuvo una fuerte influencia en el auge de la realidad virtual gracias a los visores que construyó en el garaje de sus padres. La campaña de Kickstarter del prototipo hizo estallar a los inversores, incluidos Andreessen Horowitz y Founders Fund, que incluso atrajeron a Facebook, que pagó 2 mil millones por Oculus en 2014.

La división: Luckey se mantuvo como empleado de Facebook hasta el año pasado, cuando él y la compañía se separaron luego de que los informes dijeran que Luckey supuestamente financió a un grupo de trolls pro Trump antes de la elección presidencial de 2016. Zuckerberg sostiene que la política no influyó en la decisión de Facebook de poner fin a su relación con Luckey.

El estado: en su nueva compañía, Anduril Industries, Luckey está trabajando en un nuevo sistema para detectar cruces no autorizados en la frontera de los Estados Unidos con México. Su objetivo es reemplazar la idea de Trump de un muro físico con uno digital, una herramienta de vigilancia inteligente con realidad virtual que siempre está observando la frontera entre ambos países. Luckey espera trabajar con el Departamento de Seguridad Nacional para implementar la tecnología.

Brian Acton (WhatsApp)

La historia de fondo: Brian Acton, el empleado número 44 de Yahoo, conoció a Jan Koum en 1997, cuando Koum vino a inspeccionar el sistema de publicidad de la compañía. Los dos se convirtieron en grandes amigos, y después de que ambos abandonaran Yahoo 10 años después, Facebook rechazó sus solicitudes de empleo. Cuando Apple lanzó la App Store, Koum realizó varias iteraciones de la aplicación de mensajes de texto internacional antes de casi tirar la toalla en 2009. Acton lo convenció de seguir con WhatsApp, y unos meses más tarde, recaudó 250,000 en capital semilla. Cinco años después, Facebook compró WhatsApp por cerca de 22 millones de dólares, pagando alrededor de 55 dólares por usuario.

La división: cuando Acton dejó Facebook el año pasado, atribuyó la decisión a su deseo de centrarse en una organización sin fines de lucro. Pero en marzo, el escándalo de Cambridge Analytica provocó que Acton escribiera un mensaje audaz en Twitter: “Ya es hora. #deletefacebook ”. Sigue siendo la publicación más reciente en su página de Twitter. Koum, por su parte, dejó Facebook en abril. Acton habló públicamente por primera vez hace unos días y le dijo a Forbes que él y sus ejecutivos no estaban de acuerdo sobre el nivel de encriptación necesario para WhatsApp, así como el deseo de Facebook de incorporar anuncios dirigidos y mensajería comercial. Se alejó del gigante de los medios sociales en septiembre de 2017, y decidió dejar hasta 850 millones de dólares en acciones en la mesa.

El estado: Acton ha invertido 50 millones de dólares en Signal, una aplicación de mensajería con la que está trabajando, para esencialmente hacer realidad su sueño original de WhatsApp: llamadas y mensajes gratuitos y encriptados de extremo a extremo sin asociaciones publicitarias. También ha invertido un billón de dólares de sus ganancias de Facebook en esfuerzos de filantropía al servicio de atención médica en áreas de bajos ingresos y desarrollo infantil temprano.

Jonathan Perlow (Beluga)

La historia de fondo: En 2011, tres ex empleados de Google lanzaron Beluga, un servicio de mensajería grupal para Android e iOS que fue diseñado para tener un uso fácil con Facebook. Uno de ellos, Jonathan Perlow, usó su experiencia previa en el desarrollo de la interfaz de usuario de Gmail. Después Beluga se volvió viral, y, menos de un año después de su lanzamiento, Facebook adquirió la compañía y contrató a Perlow y sus cofundadores. El gigante de los medios sociales se propuso crear un cliente de mensajería independiente, y Beluga se convertiría en la base del Facebook Messenger de hoy.

La división: Perlow abandonó Facebook en junio de 2016 para iniciar Trove Technologies, un servicio de almacenamiento de servicio completo que recoge, almacena y devuelve artículos a los clientes. Cofundó la compañía con Michael Pao, el ex jefe de producto de Uber, y los dos diseñaron la vista en línea de Trove de su propio espacio de almacenamiento, con artículos fotografiados, catalogados y disponibles para solicitud de entrega.

El estado: los papeles de Perlow en Trove son similares a los que tenía en Beluga: cofundador y director de tecnología (CTO). En 2017, Trove levantó 8 millones en fondos.

Nikita Bier (TBH)

La historia de fondo: Nikita Bier lanzó con tres cofundadores TBH, una aplicación que permite a los usuarios enviar cumplidos anónimos a sus amigos, en el verano de 2017. No tenía muchas esperanzas: había intentado lanzar hasta 14 apps en el pasado y sabía que el equipo pronto se quedaría sin fondos. Pero dos días del lanzamiento de prueba de TBH en una secundaria de Georgia, aproximadamente el 40 por ciento de los estudiantes había descargado la aplicación y se había hecho viral en otras tres escuelas. Para combatir el trolling, Bier se aseguró de que las preguntas de la aplicación estuvieran estructuradas en formato de encuesta, por ejemplo, "¿Quién tiene la mejor risa?", seguido de la opción de seleccionar a uno de cuatro amigos. Para octubre de 2017, Facebook había adquirido TBH, según informes por 100 millones.

La división: en julio, Facebook anunció que cerraría TBH debido a una caída en el uso. Según se informa, la aplicación tenía 5 millones de descargas en el momento de su adquisición, y el día después de que se realizó el acuerdo, ocupó el primer lugar en las tiendas de apps. Pero poco más de un mes después, TBH había caído de la lista de las 500 descargas diarias principales, lo que no era un buen augurio para su futuro.

El estado: Bier le dijo a Business Insider que a pesar de la decisión de Facebook de interrumpir la aplicación, se quedaría en la compañía y, como gerente de productos en el equipo donde continuaría construyendo nuevos productos junto con los desarrolladores de TBH.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur