3 trucos mentales para superar tu miedo a venderte a ti mismo

Tómalo paso a paso. No llegas a ningún lado hasta que expones al mundo.
3 trucos mentales para superar tu miedo a venderte a ti mismo
Crédito: Depositphotos.com
Guest Writer
Coach and founder of CEO of Your Life
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cuando recién empecé mi negocio, me sentía muy incómoda publicitándome a mi misma y exponiéndome al mundo como si fuera una marca o producto. Para muchos de nosotros esto es complicado porque no nos criaron para hacerlo ni nos enseñaron cómo se hacía en la escuela. De hecho, a la mayoría nos enseñaron justo lo contrario.

Y ahora veo a muchos de mis clientes batallando con lo mismo. No saben muy bien qué decir cuando les preguntan, “¿Y tú que haces?” O les da miedo salir y promocionar su producto o servicio. Tienen miedo de no tener la suficiente experiencia o de no saber tanto y de que la gente no quiera contratarlos.

La única forma de obtener experiencia es haciendo negocios, y eso requiere hacer algo de publicidad, así que, ¿qué puedes hacer? La clave es tener la mentalidad correcta. Aquí te dejo tres trucos mentales para ayudarte a vencer el miedo de promocionarte a ti mismo:

1. Sólo tienes que estar uno o dos pasos más adelante que el resto

Si estás ofreciendo un servicio, sólo tienes que estar uno o dos pasos por delante de la gente a la que pretendes ayudar. Si estás ofreciendo un producto, sólo necesitas saber un poquito más sobre el producto que los demás para ayudarlos a tomar una decisión informada.

Está bien decirle a la gente que vas empezando y decir que has bajado tus costos por un periodo de tiempo limitado para poder construir tu nuevo negocio y tener más clients felices.

Recuérdate constantemente que no necesitas estar en la meta, cualquiera que ésta sea para ti, sólo tienes que estar un poco por delante de la gente a la que quieres ayudar. Todos empezamos en algún punto, y tal como dijo Lao Tzu, “Un viaje de mil kilómetros empieza con el primer paso.” Da ese paso.

2. Ten un mensaje claro

Cuando tienes un mensaje claro y sabes lo que hay dentro y fuera de él, tienes un empujón de seguridad y confianza para comunicarlo. Esa confianza tiene el beneficio adicional de atraerte gente.

Tu negocio evoluciona conforme tu evolucionas, obviamente. Tu mensaje puede cambiar con el tiempo, pero es importante empezar con un mensaje claro y consistente, algo que te emocione para que los demás puedan percibir tu emoción y confianza.

Elabora una declaración de lo que haces y asegúrate de que esté alineada con tus valores. Distínguete incluyendo lo siguiente:

-El problema o queja que tu cliente ideal estará enfrentando.

-La forma en la que puedes ayudarlo.

-El giro (beneficio o resultado) de tu producto o servicio.

Aquí hay un ejemplo. ¿Ves cómo hay gente que vive la vida que los demás le dictan, en lugar de hacer lo que les gusta? Yo guío a la gente para hacerse cuestionamientos poderosos para encontrar lo que realmente quieren, lo que los motiva, para que puedan ser los directores de su vida y de sus negocios.

Yo podría simplemente decir lo que soy: una coach. Y lo mismo podías hacer tú, pero cuando lo dices, la gente pensará en la última persona que conocieron que dijo hacer lo mismo. Tener un mensaje claro, emocionante y consistente te hace diferenciarte del resto.

3. Mójate los pies

“Hazlo. O no lo hagas. No hay intentos.”— Yoda. Puede que estas palabras hayan sido pronunciadas por un personaje de ficción, pero su significado es muy real.

Si quieres ponerte en la mentalidad de lograr cosas, ¡hazlo! Está bien si te sientes incómodo al principio, estás haciendo algo fuera de tu zona de confort. Bienvenido al mundo emprendedor. Como emprendedor, siempre estarás haciendo algo fuera de tu zona de confort, porque eso es lo que hace que tu negocio se mueva hacia nuevos niveles.  Siempre estás intentando, probando e intentando de nuevo. No tiene nada que ver con los fracasos o los errores, tiene que ver con hacerlo

Ve a eventos de networking, ve a donde están tus clientes (en línea o en la vida real), únete a un grupo o empieza a hablarle a una persona sobre lo que haces. Poco a poco se va haciendo más fácil.

Y es lo mismo cuando se trata de vender tu producto o servicio. Acércate a esa persona o a esa compañía, una a la vez. Empezarás con un cliente, y luego con dos. Y con cada cliente, tu confianza irá creciendo.

Tómatelo un paso a la vez. Si tienes miedo de hablar en público, ve a Toastmasters y practica hablando y logrando objetivos. Si tienes miedo de contactar a alguien por correo o por teléfono, comprométete a hacer un contacto al día, luego cinco y luego 10. Un paso a la vez. No tiene que ser un paso enorme, pero sí tiene que ser un paso real.

Y recuerda que cualquier tipo de miedo que surja, es normal. Esto es algo totalmente nuevo para ti. Toma tiempo sentirse cómodo con lo incómodo. Esos pensamientos en tu cabeza evitan que avances, los que quieren mantenerte a salvo en tu zona de confort, pero necesitas identificarlos y re programarlos con pensamientos que te ayuden a crear la vida y el negocio exitosos que quieres.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur