My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Start Ups and Downs

Emprendedores veteranos o 'chamacos', ¿quién tiene más éxito?

Un estudio encontró que los 50 años es la mejor edad para lanzar una startup exitosa. Te explico las tres razones de este fenómeno.
Emprendedores veteranos o 'chamacos', ¿quién tiene más éxito?
Crédito: Depositphotos.com
13 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Qué hubo, lectores? ¿Cómo andan? Espero que muy bien. En la columna pasada les conté sobre Product Market Fit y por qué es tan importante. Ahora les quiero platicar mi perspectiva y razones sobre cuál es el mejor momento para emprender.

Comencemos por la pregunta más simple: ¿Deberías iniciar tu propio negocio? La respuesta racional es ¡POR SUPUESTO QUE NO!, ya que según el U.S. Bureau of Labor Statistics en su análisis de Entrepreneurship and the U.S. Economy, vemos que:

  • Menos del 80% de los negocios arrancados en Estados Unidos llegan a su segundo año de vida.
  • Poco más de la mitad de estos emprendimientos opera por más de cinco años.
  • Peor, aún sólo el 35% de estos negocios vive más de 10 años.

Seguro habían escuchado la jalada de que una de cada 10 empresas fracasa en X número de años. Pues aquí están las estadísticas para que ya no anden repitiendo tonterías (#AmoLosDatos ). 

Tomando esto en consideración, tu probabilidad de supervivencia es relativamente baja y te conviene ser un godín en un corporativo o trabajar en una empresa chingonsísima y divertida donde aprendas mucho como Resuelve (jaja).

Si estos datos no te convencen y estás necio con la idea de emprender, entonces querrás saber cuándo es el mejor momento para hacerlo y qué necesitas para maximizar tus probabilidades de éxito.

Para responderte leí mucho sobre startups y fundadores. Lo que más me gustó fue un estudio que se llama Age and High-Growth Entrepreneurship (2018), escrito por Pierre Azoulay, Benjamin F. Jones, J. Daniel Kim y Javier Miranda (a quienes en lo subsecuente apodaré “PIBEDAJA” por las primeras dos letras de sus nombres).

Ellos desmienten la concepción común de que un emprendedor es alguien de 20 o 30 años que viste de jeans y playeras para ir a su oficina. Al contrario, la edad promedio de los 2.7 millones de emprendedores que arrancaron negocios entre 2007 y 2014 en lo Estados Unidos es de 42 años (más o menos la edad de Zorro hoy).

Esa puede ser la media en años, pero ¿quiénes son más exitosos? ¿Los chamacos o los veteranos?  

Los autores del estudio se dieron a la tarea de determinar estadísticamente si existe una relación entre la edad/experiencia y el éxito de un negocio. Lo que ellos encontraron fue que el promedio de “bateo” es bastante mejor para los emprendedores veteranos que para los chamacos.

Sujeto a la condición de arrancar un negocio, es 1.8 veces más probable que una persona de 50 años funde un emprendimiento de alto impacto comparado con alguien de 30.

Para los más chamacos la estadística se pone peor. Los emprendedores en sus 20 años tienen la probabilidad más baja de fundar un negocio de alto impacto o tener una salida a mercado exitosa. 

Algo que me pareció interesante del estudio fue que tener experiencia previa en el sector en el que estás emprendiendo impulsa mucho más tu probabilidad de éxito, pues los ratios aumentan hasta en un 125 por ciento.

Tomando en cuenta estos datos, es claro que la veteranía es lo de hoy para emprender y los chamacos están fuera. Sin embargo, sí hay casos de éxito de gente en sus 20 años que lograron triunfar  y que todos conocemos: Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg y los típicos nombres que mencionan los mamadores (como yo en este caso).

Por señalar a algunos emprendedroes jóvenes más recientes en México, están los Torrado de ALSEA, los Charlies de Compartamos, El Peque Berrondo de Crédito Real, Pepe Shabot de Quiero Casa, Los BSVs, El Agüelo de Laudex (aunque no lo crean, el Agüelo entra en la categoría de los que estaban en sus 20) y otros que ahorita no recuerdo. 

Entonces, ¿qué habilidades tienen los emprendedores veteranos que no tienen los chamacos? Ya vimos en el estudio que la experiencia en el sector es importante pero ¿qué más?

Para ilustrar mi punto voy a regresar a nuestra historia palomera de Resuelve (y por si a algunos ya les dio hueva tanto dato y estadística). 

Érase el primer semestre de 2010 y las cosas en Resuelve iban caminando bastante bien. La prueba piloto había jalado a toda madre y estábamos levantando la ronda A de inversión para expandir Resuelve de una forma más agresiva.

Una parte fundamental para nuestro éxito en esos primeros 12 meses fue atraer talento muy por encima de lo que realmente necesitábamos. En ese momento lo que más nos urgía era gente vendiendo y negociando las deudas. Sin embargo, Zorro y yo hicimos un esfuerzo adicional por contratar gente sobrecalificada.

Jalamos ingenieros, economistas, administradores y abogados, algunos con experiencia previa manejando gente para hablar por teléfono. Era muy cagado escuchar a niñas de la Ibero hablando con despachos de cobranza. Su tonito fresa sacaba a los cobradores de pedo muy cabrón. Además, aguantaban el rigor de los cobradores mucho más que otros.

Muchos de este grupo estaban muy sobrados para sus puestos. En ese primer equipo de gente entraron Roberto Sánchez (director de merca), el Chaparro (CEO de Argentina), Cris Cervantes (CEO de Colombia), Javier Salmerón (director comercial) el doctor Amat (director comercial España), Nalleli Audelo (exdirectora de Talento) y Memo Villegas (gerente de Ingeniería).

Todos fácilmente pudieron haber conseguido una chamba que les pagara más en ese momento. Sin embargo, de alguna forma Zorro y yo los convencimos de entrar a Resuelve. El Chaparro entró hasta sin cobrar sueldo. Esto sorprende a muchos de los que se integran hoy a trabajar con nosotros, jaja.

Además de tener la capacidad para crecer junto con Resuelve, este grupo nos ayudó a hacer muchas más cosas de las que podríamos haber esperado de una persona que sólo pudiera hablar bien por teléfono. ¡Eso fue clave! El día de hoy ésta sigue siendo nuestra filosofía de atracción de talento en Resuelve. ¡Contrata gente sobrecalificada!

Dentro de ese grupo inicial, también estaban dos personas, a quienes me voy a referir como “Los Copiones”. Ellos, al igual que el grupo que acabo de mencionar, estaban sobrecalificados para lo que los contratamos y hacían una súper buena chamba.

Un día les pedimos a todos los que trabajaban en el equipo que firmaran unos documentos de confidencialidad, no competencia, etc., pero los Copiones no quisieron firmar. Como se nos hizo rarísimo, les dijimos que se llevaran los documentos y los revisaran con sus papás o algún abogado. 

La sorpresa nos la llevamos al día siguiente cuando los Copiones se acercaron para decirnos que se salían de Resuelve para arrancar la competencia. ¡Ay, wey!

Les pedimos que se metieran a una salita de juntas donde hacía un chingo de calor (en esas épocas usábamos saco y corbata) y los dejamos esperando un buen rato para que sufrieran un poco. Después entramos a hablar con ellos bien enchilados y Zorro les dijo: “¡Les voy a romper la madre!”, pero justo cuando se preparaban para defenderse, Zorro casualmente agregó “legalmente” (ja, ja).

Eso nunca pasó, decidimos que no valía la pena invertir un peso de nuestros limitados recursos. Después de casi 10 años, hoy tenemos una relación bastante sana con los Copiones. Nos los encontramos seguido porque nuestras oficinas están muy cerca y de repente nos juntamos a platicar sobre la industria, lo que debemos de hacer y lo que no.

Les reconozco que su presencia y buenas prácticas de negocio han ayudado a legitimar a las reparadoras en México. Sin embargo, hay diferencias importantes en los resultados. Ellos tienen una oficina de entre 20 y 30 personas. Nosotros somos más de 1,200 colaboradores, con 26 oficinas en cuatro países distintos y atendemos a un espectro más amplio de clientes con nuestros diferentes productos: La Tasa, Enconta, Check, Crédito y Resuelve tu Deuda. 

Regresando a la pregunta, ¿cuáles fueron los factores que influyeron en estas diferencias hoy por hoy? (Hago énfasis en la fecha porque la vida da vueltas y nada impide que en un futuro los Copiones estén mucho mejor que Resuelve).

Algunos pensarán que tuvimos la ventaja de ser los primeros. No voy a decir que eso no ayudó, pero después de 10 años, creo que esa ventaja de seis meses ya no pinta tanto. Además, hay muchísima literatura y estudios que afirman que no siempre el primero o el que tiene el First Mover Advantage (ahí está mi término mamador de la columna) gana un mercado.

Además del factor suerte/timing y la experiencia específica en la industria en la que emprendes, aquí van tres habilidades que, en mi humilde opinión, aumentan las probabilidades de tener éxito para un emprendedor:

1. Poder inspirar para contratar gente sobrecalificada

Es decir, ser capaz de convencer a personas para que trabajen contigo en peores condiciones salariales y con mucho más riesgo. Tu éxito depende 100% del equipo que logras formar. Y aunque suena a un pinche cliché, es la neta.

Yo creo que hay tres maneras para que esto sea sostenible en el mediano plazo:

a. Experiencia o reconocimiento. Más allá de la lana, muchas veces la gente quiere trabajar con personas chingonas. Esto es especialmente común en tecnología.

b. La pasión y la disciplina con la que trabajas. Nada funciona mejor para motivar a alguien que liderar desde la trinchera y aquí es donde los emprendedores jóvenes pueden compensar por su falta de experiencia.

Mi amigo Augusto Álvarez, que fundó Alfa Credit, me dijo el otro día: “Javi, yo tengo la filosofía de no salirme de la oficina hasta después de las 9 pm. Quiero que todos sepan que estoy aquí para lo que necesiten, chingándole igual”.

c. La visión que transmites. Cuando las personas sienten que están trabajando en algo que tiene un fin superior, el dinero y las condiciones muchas veces pasan a segundo término.

2. Tener un buen network de apoyo

Esto va mucho más allá de familia rica y contactos. Aquí es donde yo creo que un buen MBA suma si eres joven. Si ya estás más veterano y fuiste un profesionista exitoso probablemente lo desarrollaste en el camino. Cuando eres un emprendedor ya no tienes a un jefe que te enseñe.

Tener acceso a otros profesionistas o emprendedores exitosos (como en nuestro caso son el Guajo, el Agüelo, la Pantera, Chichili y otros) es una forma muy buena de seguir aprendiendo y mejorando. Los emprendedores que no se desarrollan a la par de sus negocios terminan fracasando o teniendo un negocio mediocre.
Adicionalmente un buen network te puede ayudar a la hora de andar pidiendo billetes para arrancar tu negocio. Este es un talón de Aquiles para los emprendedores más jóvenes, pues, aunque pueden levantar “lletes”, normalmente, les cuesta más trabajo. No lo digo yo, viene en el estudio de PIBEDAJA (jaja).

3. Saber trabajar

Aunque suene muy estúpido, hay una diferencia importante entre quienes han trabajado en buenas instituciones y los que no.

Organizar tu tiempo, sintetizar información, analizar, delegar, comunicar ideas o resultados, ser disciplinado y trabajar en equipo son habilidades que te ayudan a ser mucho más eficiente. Los emprendedores jóvenes no saben hacerlo muy bien por falta de experiencia. Esto se vuelve un problema si ellos tienen que enseñar a trabajar a las personas que contratan.

Se puede aprender y muchos lo hacen porque no es ciencia nuclear. Simplemente su curva de aprendizaje vs. alguien que ya sabe es más larga. Por eso hay empresas que contrataron la supervisión adulta para guiarlos en su etapa de alto crecimiento. Eric Schmidt en Google y Sheryl Sandberg en Facebook.

Para gente más mundana (como nosotros) aquí es donde yo creo que suma mucho haber trabajado en:

  • Una startup exitosa.
  • Una transnacional muy fregona (tipo Amazon, Wal Mart, PepsiCo, FEMSA, Bimbo).
  • Una buena banca de inversión (una que hace deals, no sólo presentaciones  en Power Points y documentos de Excel).
  • Una buena consultora (sólo hay tres o cuatro. Las demás son puro wey dando consejos de cosas que ellos nunca han hecho).
  • Un buen fondo de capital privado o capital semilla (para calificar como buen fondo necesitas haber hecho inversiones y salidas chingonas. Los demás son puros Príncipes y Mirreyes robando managment fees).  

En el estudio de PIBEDAJA se habla de otros elementos importantes que son parecidos o relacionados a los tres que mencioné. Es claro que alguien más veterano ha tenido la oportunidad de desarrollar más estas capacidades que la mayoría de los chamacos.

Yo creo que a los Copiones y muchas de las personas jóvenes que han dejado Resuelve para emprender les ha faltado desarrollar más estas tres habilidades. Hasta ahora veo que se les ha complicado. Sin embargo, espero que sean muy exitosos con algo muy chingón en el futuro cercano.

Aunque estadísticamente es menos probable, no es imposible. Independientemente de la edad que tengas, si cuentas con las tres cosas que mencioné, ya vas de gane.

Ahí se ven! Si tienen comentarios, preguntas, quejas y sugerencias, denme lata por Twitter. Me encuentran como javivelop.

P.D. ¡Nunca en tu puta encabronada y difícil vida te rindas!

Keep Reading

Mexico Desconocido

San Miguel de Allende y Atotonilco, Patrimonio Cultural de la Humanidad

La UNESCO inscribió aquí dos lugares: la ciudad de San Miguel de Allende, situada a 77 kilómetros al oriente de la ciudad de Guanajuato, y el Santuario de Jesús Nazareno en Atotonilco, 12 kilómetros al norte de San Miguel.
Nupcias Magazine

Ideas para tu boda temática inspirada en Game of Thrones

Wedding is Coming! Con pequeños detalles puedes llegar a tu boda como la Reina de Westeros.
Cine Premiere

Taquilla global: Hellboy no prendió fuego

¿Cómo le fue al reboot de Hellboy en su primer fin de semana en la taquilla mundial? Aquí los decepcionantes resultados.
Altonivel

Yalitza Aparicio y AMLO están en la lista de líderes de la revista Time

El mandatario mexicano y la actriz mexicana nominada al Oscar por la película "Roma", fueron seleccionados por la revista Time

More from Entrepreneur

Corene Summers helps clients advancing their health, careers and lives overall through reducing stress, tension and optimizing sleep.
In as little as seven months, the Entrepreneur Authors program will turn your ideas and expertise into a professionally presented book.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur