Las emprendedoras que hacen botanas saludables con insectos

Por su alto contenido de proteína, en 2050 los insectos podrían sustituir a la carne de ganado. Entofood ofrece una opción con sus snacks de chapulín.
Las emprendedoras que hacen botanas saludables con insectos
Crédito: Isaac Alcalá Nácar / Entrepreneur en Español
Entrepreneur Staff
7 min read

Los insectos son la proteína del futuro y alimentarán al mundo. De eso están convencidas Andrea Gómez Marroquín y Alejandra Álvarez Barajas, fundadoras de Entofoods, la empresa que cobija la marca de snacks saludables Totolines: totopos de chapulín y maíz horneados, condimentados con chile y especias.

Las estudiantes de noveno semestre de la carrera de Ingeniería en Industrias Alimentarias en el Tecnológico de Monterrey, campus Querétaro, son de las primeras en México en impulsar la entomofagia, es decir, la ingesta de insectos y arácnidos, aunque ya tienen competencia: Be-Xoo, otra startup que está apostando fuerte en este segmento de manera gourmet.

“México es un mercado muy nuevo, por lo que el reto más grande es la percepción que los consumidores tienen hacia los insectos, es decir, el ‘yuck factor’ (factor repugnante)”, dice Andrea, directora general de la startup. Es por ello que necesitan educar al consumidor para que conozca los beneficios nutrimentales de los insectos y su uso eficiente de recursos.

Hoy, 2,000 millones de personas en el mundo incluyen insectos en su dieta, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Y es que los insectos contienen 60% de proteína, mientras que la carne roja tiene un 20%, argumentan. También aportan micronutrimentos como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y zinc, y son ricos en fibra.

En 2050 los insectos serán de las principales fuentes de proteína. “Su consumo no es una tendencia, sino una necesidad”, afirma Andrea. Pese a que México es el país que tiene más insectos comestibles en el mundo, aún no se difunde la entomofagia, pues se consideran materia extraña y que pueden contenerse en grandes cantidades en comida, explica Alejandra, directora de Operaciones de Entofoods.

En cambio, en Canadá ya hay granjas de insectos para su consumo humano, y en España la cadena de supermercados Carrefour ya vende productos a base de insectos como barritas energéticas, snacks, aperitivos, pastas y granolas.

Totolines aporta más proteína que un huevo, no tiene azúcares ni grasa saturada, además de ser fuente de fibra. El precio de una bolsita está en 35 pesos en punto de venta y 25 en la tienda en línea, “si lo comparas con unas papitas pagas un poco más, pero con valor nutricional”, dice Alejandra.

Andrea Gómez y Alejandra Álvarez, cofundadoras de Entofoods / Isaac Alcalá Nácar 

Negocio Incipiente

Debido a la creciente concientización de estos beneficios, se pronostica que en los próximos cinco años haya incrementos exponenciales en la ingesta de insectos. De acuerdo con la consultora GMI, para 2023, el mercado de los insectos comestibles tendrá un valor de 50 millones de dólares. 

Esa oportunidad de negocio fue vislumbrada por estas jóvenes que un día escribieron en su blog de consejos de alimentación sobre la entomofagia y fue uno de sus artículos más populares. Eso les despertó el interés por seguir investigando sobre el tema ya que se habían percatado de que la industria alimentaria está ofreciendo productos que no son realmente saludables o no tienen los nutrimentos necesarios.

Así, un año después, en 2016, iniciaron el proyecto de Entofoods con la mentoría de sus profesores expertos en industria alimentaria. En esa primera etapa, las amigas que se conocieron años atrás en una clase de biología, comenzaron con 500 pesos a fabricar de manera artesanal sus totopos de chapulín.

El proyecto se convirtió en una startup cuando Miguel Rodríguez, quien trabaja en el área de emprendimiento del Tecnológico de Monterrey, campus Querétaro, asesoró a Alejandra y Andrea para que comenzaran a aplicar a competencias. “Estuvimos en varios concursos y no ganábamos, entonces nos empezamos a deprimir”, confiesa Andrea.

Las emprendedoras tomaron esos fracasos para mejorar la forma en que comunicaban su modelo de negocio, así como la producción y la fórmula de su producto. En agosto de 2016, comenzaron a vender Totolines y pronto entraron a la cadena de máquinas expendedoras Green Box, en Querétaro. Ahora  también se venden en Fractal Café y Expendio, en la Ciudad de México, y en Delicity Market, en Guadalajara.

En 2017, participaron en el programa de aceleración de MassChallenge, donde fueron ganadoras del Gold Winner Award. “Eso nos cambió totalmente la visión y nos hizo entender la importancia de lo que estamos haciendo”, dice Andrea.

Con este impulso de MassChallenge, la inversión de Entofoods ascendió a 500,000 pesos. Eso les ayudó a superar uno de sus principales problemas: no tener control total del proceso de producción, ya que algunos proveedores habían entregado tarde el producto por darle prioridad a sus clientes grandes, cuenta Andrea.

Entonces Alejandra y Andrea decidieron invertir en sus propios equipos. Con cuatro máquinas que les ayudan a hacer la harina y a convertirla en totopos, actualmente tienen una capacidad de producir 2,500 unidades al mes, frente a las 100 bolsas que armaban al mes artesanalmente cuando iniciaron hace dos años.

"Antes de rendirse, siempre acuérdense de qué los motivó a emprender", Alejandra Álvarez, cofundadora de Entofoods / Isaac Alcalá Nácar

Estrategia comercial

El siguiente paso es renovar su empaque para comenzar a distribuirlo en más puntos de venta. El foco está en pequeñas tiendas especializadas porque, explica Andrea, “entrar a retail, donde pagan a 90 días, por el momento sería autodestructivo”.

La estrategia primero es capitalizarse y posicionarse en el mercado y, “si todo está bien, para final de año entrar a una cadena nacional”, prevé Alejandra. A finales de 2018 quieren aumentar sus puntos de venta 10 veces y entrar en cadenas regionales, así como explorar la entrada a cadenas de gimnasios.

Un segundo objetivo a corto plazo es el lanzamiento de otro snack de grillo, sabor dulce, dirigido a niños, pues con los grillos es posible reducir los costos de producción y ofrecer un producto más barato.

Andrea y Alejandra confían en que su negocio es escalable, aunque el desafío es trabajar en tecnologías que permitan la producción masiva de insectos comestibles para garantizar el suministro y calidad de la materia prima, la empresa Griyum, creadores de harina de grillo para galletas, totopos y pastas, ya trabaja en ello en Querétaro.

En el futuro cercano, dice Andrea, quiere que su startup “siga siendo amigable con el ambiente y que en unos años en los supermercados se vendan diversidad de productos de Entofoods de sabores dulces y salados”.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur