Hasta Steve Jobs sabía cuándo dejar de hacer algunas cosas… Ahora te toca a ti

¿Aferrado a la idea de que puedes hacerlo todo? Espera un torbellino de resultados fallidos.
Hasta Steve Jobs sabía cuándo dejar de hacer algunas cosas… Ahora te toca a ti
Crédito: Depositphotos.com
Guest Writer
Host, "Stand Out: Growing Your Organizing and Productivity Business" Podcast
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Piensa en el éxito de Apple. ¿Qué imagen se te viene a la cabeza? ¿Qué tal la de Steve Jobs con su icónica camiseta negra de cuello alto? Aunque Jobs se convirtió en la cara de la empresa, no la catapultó a la fama él solo. De hecho, él empezó como la máquina de marketing, permitiendo que sus socios como Steve Wozniak desempeñaran otros roles básicos para la empresa.

Tal es el caso de la mayoría de las historias de éxito. Y este concepto fue reforzado en el documental Silicon Valley: The Untold Story, un programa en tres partes que estudió a los emprendedores top de Silicon Valley, mismo que salió al aire en el canal de la ciencia en marzo. El documental no sólo filmó los intentos y tribulaciones de la vida real de figuras famosas mientras escalaban hacia la cima, sino que también mostró la importancia de la colaboración para lograrlo.

Si todos los innovadores escucharan esa regla…

De hecho, muchos fundadores piensan que tienen que hacer todo ellos mismos. Irónicamente, saben que hacerlo así es un problema, sólo no saben cómo hacerlo de otra forma. 37 por ciento de los encuestados por CoFounder y ArcticStartup para un estudio dijo que encontrar el personal correcto había sido el mayor reto de su vida como startup.

Como resultado, en lugar de pedir ayuda, los líderes se meten en un ritmo perfeccionista mientras intentan balancear la carga de la responsabilidad completa de sus empresas, en sus propios hombros. Suben la cuesta de la curva de aprendizaje mientras intentan navegar por nuevos parajes, incluyendo las batallas para manejar a los pocos empleados que han ido subiendo al barco.

Eso ocasiona problemas. Como me lo explicó Jan Lehman, Presidente de CTC Productivity, entrenar a miembros de un equipo puede ser particularmente problemático para los emprendedores que no saben soltar las cosas. “Muchos emprendedores no tienen la habilidad innata de hacer esto o están demasiado emocionados por la oportunidad,” me dijo. “Para hacerlo bien necesitas saber cómo entrenar a alguien. Necesitas revisar la comunicación general. Necesitas saber identificar las tareas correctas que deben ser delegadas.”

Ciertamente, manejar empleados es complicado. Pero es importante empezar a delegar tareas antes de que éstas quiebren tu espíritu emprendedor, tu voluntad… y tu cuenta de banco.

¿Sigues aferrado? Espera un torbellino de resultados fallidos

Al final, los emprendedores sí pueden salirse con la suya y hacerlo todo ellos, Sin embargo, entre más tiempo se mantenga a flote el negocio, peores serán los efectos en el fundador que lo hizo todo solo… y en su operación.

Los resultados negativos de hacerlo todo tú solo.

Ellen Delap, organizadora de personal certificada, ha identificado tres resultados específicos que tienen los fundadores que no saben delegar. El más obvio, me dijo, es el estrés constante. Cierto, trabajar sólo puede no sonar tan mal, pero genera ansiedad. Después de todo, las expectativas nunca cesan, sino que más bien siguen creciendo, a veces exponencialmente.

Sin la capacidad de asignar tareas, los líderes se auto sentencian a vivir en un mundo en el que todo depende de su capacidad mental y física.

No es de sorprenderlos que esto nos lleve a la segunda señal que Ellen asegura que indica que los emprendedores necesitan revaluar su carga de trabajo: la fatiga. Trabajar 24/7 puede hacerse e incluso es algo emocionante durante los primeros años, mientras tu startup sigue siendo fresca, joven y llena de oportunidades, pero no debería ser una experiencia que se alargue para siempre. De otra forma, los factores de estrés y las responsabilidades no cumplidas que tiene el emprendedor lo llevarán a un resultado desastroso: menores ganancias.

Incluso los emprendedores más inteligentes y mejor educados asumen que pueden evitar estos problemas. Pero en su intento de evitar las facturas de ser un lobo solitario suelen pasar por alto los indicadores de que es momento de dejar ir.

Por ejemplo, un líder no puede hacer crecer su compañía solo. Conforme empiezan a llegar los referidos, hay nuevas necesidades de los clientes que deben ser satisfechas. Considerando que sólo hay 168 horas en una semana, una sola persona no puede cumplir todas las promesas. Al mismo tiempo, él o ella puede emplear más tiempo del necesario en un proyecto o tarea por falta de habilidades. ¿Por qué habría de diseñar un sitio web una persona con cero habilidades tecnológicas? Sin embargo, pasa.

Eventualmente, la procastinación aparece. Cuando Amy Tokos, dueña de Freshly Organized, trabaja con emprendedores, busca por brechas en el flujo de trabajo como fechas de entrega olvidadas. Una vez que las fechas de entrega empiezan a diluirse el negocio empieza a revolverse. Así que es de esperarse que los fundadores que están en esta situación terminen enfrentándose a una carga de trabajo atrasada constante que les evita hacer estrategias a futuro.

Tres estrategias para deshacerte de la mentalidad de lobo solitario

La clave para hacerla como emprendedor depende de esto. Si estás listo para enfrentarte a un nuevo reto que reducirá tu frustración y te bendecirá con muchas cosas buenas, empieza con las siguientes estrategias:

1. Reconoce tus habilidades inherentes y tus brechas personales
Todo emprendedor tiene fortalezas y debilidades. Evalúa las tuyas. Divide un papel en cuatro partes. Marca una como “disfruto hacer”, otra como “no disfruto hacer”, otra como “necesito hacer” y la última como “no necesito hacer”.

Llena cada espacio evaluando tus responsabilidades actuales y determinando las que quieres retener y las que deberías dejar ir.

Cuando termines tendrás un entendimiento mucho más claro del camino que debes seguir para liberar tu calendario. Aprovechando herramientas de productividad para contratar empleados o miembros del equipo de medio tiempo o tiempo completo, empezarás a despejar tu lista de pendientes. Ellen también sugiere establecer revisiones semanales y mensuales para mantenerte al tanto de lo que está pasando y buscar áreas emergentes en las que puedas mejorar.

2. Agenda horas de oficina en tu semana
¿No terminas las cosas? ¿Te cuesta concentrarte? Planea tus días y semanas comprometiéndote al trabajo de oficina. Dejar tiempo para tareas específicas de oficina ayuda a Tokos a mantearse al día, y ella aconseja a otros hacer lo mismo.

Irónicamente te darás cuenta de que tienes más tiempo que antes porque no estarás intentando meter rutinas importantes entre tarea y tarea. Si optimizas tu semana eliminarás las distracciones y te pondrás a ti mismo en una posición en la que te puedas concentrar en lo que tienes enfrente. Así, en lugar de intentar hacerlo todo a la vez todos los minutos de todos los días, podrás hacer trabajo de calidad mucho más rápido y pasar al siguiente pendiente de la lista.

3. Hazte amigo de la idea de delegar
Lehman dice que que no solo aboga por la delegación, sino que se ha convertido en una ávida practicante. “Si eres un gran vendedor necesitas contratar recursos para hacer todo el trabajo administrativo, para que tú tengas más tiempo para vender”, me dijo. “El bajo costo de los recursos lo recuperarás rápidamente si puedes vender más y conseguir más ganancias.”

¿Sigues batallando con la idea de confiar en los demás? Regresemos a la sociedad entre Jobs y Wozniak. Apple jamás hubiera logrado lo que logró si Jobs hubiera intentado hacerlo solo. Él necesitaba a un Wozniak que trabajara en inventar productos mientras que él hacía lo que sabía hacer: vender esos productos e inspirar al rebaño de creyentes. 

Que “ningún hombre es una isla” pues sonar trillado, pero es cierto. A menos que quieras quedarte estancado, necesitas un equipo preparado que le inyecte vida a tu visión. Así que ve y contrata conscientemente, y luego permite que tus colegas hagan su magia.
 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur