Brindar la mejor educación es solo el primer paso de la IBERO

La Universidad Iberoamericana es reconocida por su gran prestigio académico. Sin embargo, detrás de ella existe un valor que pocos conocen

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Seguramente sabes que la Universidad Iberoamericana es un referente obligado cuando se habla de excelencia en la educación. Con 75 años de experiencia, esta casa educativa se distingue por su modelo humanista que cuenta con diversas licenciaturas, posgrados y carreras técnicas orientadas a la transformación social.

Depositphotos.com

Aunque es un concepto muy popular, dicha transformación es difícil de conseguir y muchas instituciones se quedan a la mitad del camino en sus intentos por implementar proyectos cuya función sea dar soluciones a temas sociales que cambien la vida de una comunidad.

El caso de la IBERO es distinto. La forma en que mira situaciones cotidianas en el país como la impunidad, la explotación al  medio ambiente, la inseguridad y hasta ese mal que afecta a todos llamado corrupción, le permite accionar de forma efectiva para cambiarlas.

¿Cuántas veces no has sido víctima de la discriminación? O quizá conoces a alguien que vive el desempleo o una situación de pobreza y desigualdad. Al vivir en un país tan dinámico como lo es México, es inevitable que existan problemas como estos y más, tales como la falta de transparencia en la información o vivir en una fragil democracia.

A diferencia de instituciones gubernamentales u organizaciones privadas, la mirada de la IBERO conoce de fondo las diversas problemáticas de la nación y se pone del lado de quienes las han sufrido para alzar en conjunto la voz contra quienes se quedan impávidos o las fomentan.

Así, la IBERO es un aliado contra quienes sacan provecho y quieren mantener las injusticias. Es una institución que se mueve para defender a quien no puede defenderse usando el rigor científico y académico tan necesario en estos tiempos.

Prueba de ello es que todos sus programas tienen un componente social orientado a la reflexión para brindar soluciones. No es solo criticar, es saber responder de forma contundente, como bien lo señala el Mtro. David Fernández Dávalos, Rector de la IBERO, al referirse a la mirada de esta casa de estudios: “...no cierra los ojos frente a los temas que más importan a la sociedad. A las deudas centenarias pendientes. A los problemas estructurales recurrentes. La mirada que mira a México, un país que quiere dejar de ser promesa y empezar a ser realidad”.

Es muy clara esta mirada. Se pone a las personas primero, no a los intereses. Se acciona, no se contempla. Se analiza y diagnóstica, no se queja. Y ante todo, transforma y prepara personas acordes a las necesidades de nuestra realidad.

Conoce más sobre esta forma de educar al tiempo que se busca el cambio social en http://www.ibero.mx/

Ingresa Ahora