10 básicos para emprender con creatividad al estilo 'Remedios Mágicos'

Innovación, propuesta de valor, financiamiento y conocimiento del ecosistema son algunas de las piezas clave para triunfar en la economía naranja.
15 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Con una inversión inicial de sólo 80,000 pesos, un punto de venta con malas referencias comerciales, nula experiencia en los negocios y miedo por emprender en plena crisis económica del año 2008, Guadalupe Gómez incursionó en las industrias creativas con Remedios Mágicos, una empresa de diseño que celebra la cultura, tradiciones, sabiduría y filosofía popular a través de contenidos ingeniosos plasmados en productos de uso cotidiano como pastilleros de hoja de lata, tazas, camisetas, llaveros y pocillos de peltre.

“Laboraba en una agencia de publicidad y estaba cansada de hacer ideas para los demás. Quería emprender en algo que generara buena vibra y resaltara nuestra cultura. Así renuncié, trabajé en el concepto de negocio y en diciembre de 2008 lancé Remedios Mágicos, justo cuando el país entraba en crisis económica. La gente entraba a la tienda por curiosidad, pero salían con una sonrisa y productos. Afortunadamente nos fue muy bien y cerramos el primer mes de operaciones con ventas por 200,000 pesos”, recuerda Guadalupe.

Desde ese momento, Remedios Mágicos ha tenido una evolución en ascenso: amplió su línea de productos, fortaleció su base creativa, mejoró procesos y desarrolló una estructura operacional que incluye un corporativo, un centro de distribución y almacén. Cuenta con una tienda propia y 250 puntos de venta entre los que destacan tiendas en museos como Bellas Artes, Antropología, Frida Kahlo, Franz Mayer, Chopo y MUAC; librerías como El Péndulo, Gandhi y El Sótano; diversas galerías, tiendas departamentales y aeroboutiques.

Entre sus planes figura la expansión a Europa y Estados Unidos (donde ya tiene presencia a través de un aliado comercial) y seguir creciendo a partir de la inyección de 1.5 millones de pesos derivada de la sociedad con el tiburón de Shark Tank México, Arturo Elías Ayub.

Al igual que Remedios Mágicos son cada vez más las empresas que participan con éxito en las industrias creativas, las cuales generan 1.3 millones de empleos, aportan 3.5% al PIB nacional y aglutinan a 1,500 unidades económicas en México en artes escénicas y espectáculos, diseño y servicios creativos, creación de libros, impresiones y prensa; así como medios audiovisuales y artesanías, señala ProMéxico.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), su denominación alude a “la creatividad, la producción o reproducción, la promoción, la difusión y la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”, que  en México ha encontrado un caldo de cultivo natural por el mayor interés de la población por adquirir productos y servicios relacionados con el arte y la cultura, la existencia de talento, la disponibilidad de infraestructura y la existencia de apoyos gubernamentales para ciertas áreas.

Si te interesa sumarte a esta comunidad emprendedora y seguir los pasos de empresas como Remedios Mágicos, sigue estos consejos para hacer de la creatividad tu futuro negocio.

Remedios Mágicos celebra la sabiduría popular de México / Entrepreneur en Español

1. Aterriza tu propuesta de valor. Para acotar el riesgo de fracaso en las industrias creativas es importante que definas tu propuesta de valor; es decir, aquello que te distingue de tu competencia a partir de las ventajas específicas que ofrece al consumidor tu producto o servicio.

Esto es especialmente importante para las industrias creativas, donde por default el consumidor espera recibir un diferenciador y por tanto está especialmente atento a la propuesta de valor. ¿Cómo definirla o diseñarla? Los expertos en desarrollo de negocios apuntan hacia el exhaustivo conocimiento del entorno y del comprador, siempre apelando a ofrecer soluciones y satisfacer necesidades.

También recomiendan hacer las siguientes preguntas: ¿qué ofreces al mercado?, ¿qué ventajas tiene tu producto o servicio?, ¿qué necesidades satisface y de qué manera lo hace?, ¿qué hacen tus competidores?, ¿qué podrías hacer mejor?

“Siempre hay que buscar una propuesta de valor y conocer lo que ya existe en el mercado, buscar gaps de diferenciación, aprovechar las tendencias, conocer los datos del mercado, hacia dónde se mueve y por qué, aprovechar las tendencias, apostarle a la diferenciación. Si no lo haces, difícilmente vas a sobresalir”, dice Alejandro Cortés, director de inversiones de BlueBox, empresa aliada de Cinépolis Accelerator, un programa de aceleración enfocado a creativos de la industria del cine.

Recuerda que tu propuesta de valor es un elemento clave para el desempeño de tu empresa, por lo que debes tomarte el tiempo para desarrollarla.

2. Define tu modelo de negocio. En las industrias creativas puedes explorar varios caminos. Por ejemplo, Remedios Mágicos desarrolló un concepto, creó una marca, diseñó una línea de producto y la lanzó al mercado; pero también tienes la opción de apuntar hacia una licencia. Si esto te atrae es importante que, además de checar la parte legal, te asegures de que la licencia se aline a tu expectativa de negocio.

Este esquema consiste en la posibilidad de usar los activos de un tercero a través de un esquema de licenciamiento que se otorga al ‘comprador’, quien a partir de la explotación de esos recursos puede adquirir una fortaleza comercial y reputacional que probablemente tardaría años en desarrollar. En contraparte hay que señalar que el comprador de la licencia tendrá que pagar una cuota de entrada y un porcentaje de las ventas por el derecho a uso de la licencia.

Por lo contrario, si ya tienes una marca posicionada puedes licenciar y, con ello, amplificar los alcances de tu negocio. Independientemente de la opción que elijas, siempre busca la consultoría de un abogado. La salud de tu empresa lo agradecerá.

3. Analiza tu mercado. ¿Sabías que México está entre los 20 países con mayor producción cinematográfica y se posiciona como el cuarto mercado de cine más grande en el mundo? Es el mercado de videojuegos más importante de América Latina y el segundo país con mayor número de compañías desarrolladoras, según datos de ProMéxico.

Para aprovechar esta oportunidad de negocio, los emprendedores creativos necesitan conocer a fondo su mercado, determinar diagnósticos de demanda y consumo, perfiles de consumidor, comportamientos explícitos o implícitos de compra y razones que limitan el consumo. El objetivo es apuntalar tu empresa para competir.

Si no cuentas con un estudio de mercado es muy probable que fracases por no saber hacia dónde ni cómo dirigir tus esfuerzos y mucho menos cómo adaptar tu producto o servicio a las expectativas/necesidades del consumidor.

4. Arma tu ‘dream team’. Como su nombre lo indica, las empresas creativas tienen su origen en la habilidad, el ingenio y el talento individual, de ahí la importancia de hacerse de un buen equipo de trabajo que atienda y entienda las exigencias de cada proyecto.

Empieza por valorar el perfil de los colaboradores que requieres: su experiencia, formación, capacitación y competencias, considerando armar un equipo multidisciplinario si tu empresa lo permite, procurando cubrir todas las áreas de la empresa (incluyendo ventas y administración, porque sin ellas no hay negocio).

También establece el tipo de contratación considerando que si tienes proyectos estacionales o picos esporádicos es mejor contratar bajo un esquema freelance. Otra opción es abrir convocatorias a creativos para el desarrollo de determinados proyectos, lo cual te da la posibilidad de ‘inyectar’ sangre nueva a tus proyectos, al tiempo que abre una vitrina para el talento. 

“México es un país intensivo en talento creativo; anualmente egresan más de 150,000 estudiantes en áreas de estudio relacionadas con ingeniería y tecnología. Adicionalmente, el número de egresados de carreras como animación y diseño digital, cine, ingenieros de audio, así como de sistemas computacionales supera los 40,000 estudiantes”, comenta César Fragozo, titular de la Unidad de Desarrollo Sectorial de ProMéxico.

Como puedes ver las universidades son semillero de talento. También puedes recurrir a colectivos y grupos de artistas.

5. Busca financiamiento. Las industrias creativas forman parte de una ‘economía naranja’ que según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) generó en 2015 ingresos por 124,000 millones de dólares y dio empleo a 1.9 millones de personas en América Latina y el Caribe.

Estas industrias, junto con las de corte cultural, pueden ser un buen negocio, pero necesita inyección continua de capital debido a riesgos inherentes a su actividad, como costos negativos considerables antes de obtener sus primeros ingresos, la imposibilidad de saber si su producto o servicio será valorado y la volatilidad de un mercado cambiante.

Para evitar este bache y lograr cuanto antes la sostenibilidad, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (WIPO por sus siglas en inglés) recomienda hacer una buena gestión financiera considerando cuatro elementos principales: a) un flujo de caja saludable con el fin de mantener un saldo positivo, b) una estrategia de financiamiento adaptada a los activos de la empresa y a sus oportunidades, c) la capacidad para evaluar financieramente diversos proyectos y d) estados financieros realistas.

Banco, fondos privados, friends&family. Todo se vale, siempre y cuando el apoyo se aplique para resolver una necesidad real de negocio y haya forma de solventar su costo. Otra opción es recurrir a concursos, crowdfunding y apoyos gubernamentales.

En este último renglón puedes acercarte al Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) y el Programa para el Desarrollo de la Industria del Software y la Innovación (Prosoft), entre otros.

6. Échate un clavado al ecosistema. No basta con tener la idea más brillante ni a los mejores creativos en tu dream team: también requieres conocer el ecosistema de tu industria. ¿El objetivo? Participar en la economía naranja aprovechando los recursos disponibles, pero sin el riesgo de infringir alguna norma que limite tu desempeño.

“Algunos países han desarrollado una amplia legislación cultural con alcances diversos: desde leyes generales de cultura con un claro carácter programático, hasta normativas específicas de regulación de subsectores o actividades precisas, como precio único del libro, legislación de seguridad en espectáculos públicos, cuotas de pantalla, etcétera”, indica la WIPO.

Dependiendo de tu área de acción busca la reglamentación en las cúpulas o instancias de gobierno que regulen a tu sector. Si tienes dudas sobre la lectura/interpretación de la ley busca un asesor experto  y no dejes de lado el apoyo de incubadoras, aceleradoras o fondos de inversión.

Finalmente, considera la agenda de los circuitos de emprendedores y de organismos nacionales e internacionales. La idea es concretar alianzas para crecer. “Este tipo de eventos suelen alojar concursos bajo la modalidad de pitching; llegar lo mejor preparado posible a este tipo de instancia es vital para obtener financiamiento e inversores para detonar algún proyecto”, añade César Fragozo, de la Unidad de Desarrollo Sectorial de ProMéxico.

7. Cumple con los derechos de autor. Algo que las empresas creativas sí o sí deben considerar es el derecho de autor, el cual otorga al creador la facultad exclusiva para explotar las obras de su autoría y la de ser reconocido como su autor. Aplica para las obras de escritores, pintores, intérpretes, compositores, diseñadores, caricaturistas, escultores, fotógrafos, cineastas, artistas en general, programadores, radiodifusores, televisoras, publicistas, editores de diarios y revistas, entre otros.

“Es un tema fundamental pero hay poca información. La mayoría de los que empiezan no tiene idea de esto y los que saben no quieren hacerlo porque les parece un trámite caro. La realidad es que tú mismo puedes registrar tus obras ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), solo hay que seguir sus asesorías. Tener los registros te da mucha tranquilidad de que no te pirateen”, dice Guadalupe Gómez, de Remedios Mágicos.

8. Súmate a la regla del juego: innovación. Aunque mucho se habla de innovación, es importante recalcar que se trata de un aspecto que debe estar grabado en el ADN de las empresas creativas para mantenerse en la jugada de un sector que agrupa a más de 1,500 empresas creativas de diferentes industrias.

Esta pieza del ajedrez, junto con la creatividad, es una herramienta que a decir del BID ayuda a las naciones a diversificar su producción e insertarse en la economía del conocimiento, donde las industrias creativas tienen un papel fundamental.

César Fragozo de ProMéxico explica que las industrias creativas de México representan una actividad económica consolidada capaz de dar oportunidades de empleo y crecimiento profesional a jóvenes que muestran interés en industrias como la audiovisual, videojuegos, animación, realidad aumentada, entre otras, siendo la innovación tecnológica un importante motor de ese desarrollo.

Para alinearte a lo anterior te sugerimos mantenerte informado sobre el impacto de la innovación en las empresas creativas. La Hemeroteca de Conexiones Creativas recopila más de 160 investigaciones latinoamericanas sobre este sector.

9. Mira hacia el exterior. México es una plataforma ideal para la producción de bienes creativos dirigidos al mercado de habla hispana, pero también un trampolín para aquellos productos y servicios que quieren llegar a otros países afines con propuestas creativas que destacan la riqueza cultural del país.

Una manera de materializar la penetración de otros mercados en el exterior es a través de los apoyos de ProMéxico, que cuenta con un catálogo de Apoyos y Servicios para promover la atracción de inversión extranjera directa, la exportación de productos y servicios, así como la internacionalización de las empresas mexicanas. Si quieres conocer más sobre el tema visita la página oficial.

10. Infraestructura y capacitación. Las industrias creativas necesitan instalaciones adecuadas, equipamiento tecnológico y capacitación constante. Algunas además requieren salas de exhibición, puntos de venta, galerías y show rooms.

Frente a este panorama es importante que te asegures que tu empresa cuenta con el equipo necesario para generar ideas/servicios/productos, así como medios para presentarlos con sus públicos (consumidores, inversores, aliados y miembros de su industria).

Actualmente la cultura colaborativa permite que empresas se reúnan en clústeres creativos donde más que la especialización, se busca a interacción entre empresas y profesionales. Uno de ellos es Aldea Creativa, ubicada en Cuernavaca, Morelos. Aprovecha estos espacios para hacer alianzas y generar nuevas ideas y soluciones, pero no te olvides de tener un espacio confinado si tu giro lo demanda.

¿Qué pasa con la capacitación? Es otro tema clave. Los creativos deben actualizarse con ideas, técnicas y conocimientos que pueden adquirir a través de cursos especializados, sesiones de networking, cursos formales y, por supuesto, instrucción en línea.

Como puedes observar, emprender en las industrias creativas requiere el cuidado de muchos aspectos. Los anteriores fueron los básicos. Te invitamos a que sumes más ítems a tu lista personal. Recuerda que en estas industrias la capacitación continua, la curiosidad, la capacidad de sorprenderse y el deseo de aprender son un importante motor.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur