Dinero, ¡¿por qué no te puedo ahorrar?! Razones por la que te cuesta tanto llenar la alcancía

No te pones límites o no sabes a dónde se va tu dinero. En cualquier caso, hay 10 enemigos que debes vencer si quieres tener un "guardadito".
Dinero, ¡¿por qué no te puedo ahorrar?! Razones por la que te cuesta tanto llenar la alcancía
Crédito: Rawpixel vía Unsplash

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Magazine Contributor

This story appears in the October 2020 issue of Entrepreneur Mexico. Subscribe »

Todos hemos leído miles de veces que el ahorro es importante, pero la gran mayoría de las personas no sabemos cómo empezar a guardar dinero o hacerlo de la manera correcta. 

¿Alguna vez has sentido que tu cochinito no engorda no importa cuánto dinero le metes? La aplicación de ahorro Fintonic identificó que más del 50% de los mexicanos llega “tablas” a las nómina. Por eso, te compartimos 10 razones por las que a todos se les dificulta tanto llenar la alcancía. ¡Presta atención, tu vida está a punto de cambiar!

1. No sabes dónde se va tu dinero 

Este desconocimiento es el principal rival de tu ahorro y será el primer paso que debes cambiar. Visualizar dónde gastas el dinero y no depender de tu memoria de Dory es más sencillo si te ayudas con apps o programas que te ayuden a controlar tus gastos, registrar tus datos y categorizarlos. 

2. No te pones límites

Esa filosofía es buena para tus sueños̃os, pero no para tus gastos. Establece un presupuesto semanal o mensual y respétalo. Visualizar en qué gastas te ayudará a armarlo y evitará que llegues a final de mes arrastrándote.

3. No estableces metas

Se ahorra para un objetivo, así sea acumular dinero y sentirte bien. Si no trazas metas específicas, no tendrás motivación para ahorrar.

4. No ganas suficiente para ahorrar

¡Nunca ganarás suficiente! Ahorrar es una práctica necesaria que no depende de tu ingreso, sino principalmente de tus egresos. Así que no más excusas, reacomoda tus gastos y comenzarás ahorrar.

5. No lo conviertes en prioridad

De acuerdo, ahorrar suena aburrido, pero si tienes metas atractivas, te emocionará ver crecer el monto en tu cochinito. Dale importancia, separa el dinero apenas te depositen y trabaja el resto de la quincena con lo que sobre.

6. No vives según tus posibilidades

No te engañes ni trates de llevar un ritmo de vida que no puedes cubrir. Todos queremos el plan de teléfono con más datos; movernos siempre en taxi; comer fuera a diario y el cafecito cool cada tarde. Ajústate, identifica dónde están tus gastos superfluos y ahorra.

7. No separas necesidades de deseos

Necesitas cortarte el pelo, pero deseas ir al lugar más costoso por la fama del peluquero. Necesitas tenis, pero deseas los que usa tu atleta favorito. Al final, si mezclas deseos con necesidades, ganarán tus deseos y perderán tus finanzas personales.

8. No te gusta pensar a largo plazo

Bravo por el pensamiento de que la vida es hoy, pero el mañana dependerá de las buenas decisiones del presente. Ahorrar para el retiro o para una casa es necesario, sin importar lo que pienses de las convenciones sociales.

9. No te gustan las restricciones

Quizá ahorrar tu dinero te haga sentir que estás en un tipo de dieta financiera, con prohibiciones y restricciones que odias, pero sabes qué: ¡Ya no estás en la prepa! Deja la rebeldía adolescente, ten disciplina y date cuenta de que te beneficiará.

10. No sabes cómo empezar a ahorrar

No tienes que saber, solo tienes que quererlo. Primero pon tus gastos, deudas y compromisos pendientes para que puedas cumplir con las recomendaciones anteriores y luego decide si quieres ahorrar con una alcancía en casa o con una cuenta bancaria.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur