3 señales de alerta que te avisan que tu mentor no te está ayudando como debería

¿Cómo saber si alguien sería un excelente mentor para ti?
3 señales de alerta que te avisan que tu mentor no te está ayudando como debería
Crédito: NeONBRAND vía Unsplash
Guest Writer
CEO of Creative Startups
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El camino emprendedor es duro y si lo recorres solo es aún más duro. Los fundadores experimentados te dirán que tener un buen mentor puede hacer toda la diferencia entre convertirte en una estrella brillante o terminar en desastre. Pero no todos los mentores son tan útiles como deberían. Algunos mentores pueden darte consejos irrelevantes o mal informados. Otros pueden no tener tan buena reputación en la industria, alejando a inversionistas o socios potenciales que quisieran relacionarse contigo. Y luego siempre hay esos mentores que sólo se aparecen cuando necesitan algo.

Así que, ¿cómo saber si una persona pudiera ser un buen mentor para ti? ¿Y qué deberías esperar de un gran mentor? Aquí te dejamos 3 tips para descubrir un mentor que satisfaga todas tus necesidades, que siempre te respalde y que te empuje a hacerlo mejor de lo que habías imaginado.

Lo que los excelentes mentores hacen (y no hacen)

Cada emprendedor es único y necesita diferente tipos de apoyo, consejo, contactos y guía. Un mentor que entienda los retos y oportunidades propios de tu mercado es tan importante como un mentor que entienda tus debilidades como líder y fundador. Todos tenemos talones de Aquiles y todos necesitamos que nos den un empujón de vez en cuando. Los buenos mentores te dan lo que necesitas y, con suerte, hasta lo que no necesitas, aunque en ocasiones no sepan identificarlo. Aquí algunas banderas rojas que marcan que tu mentor no te está ayudando:

1. Si tu mentor no te reta a enfrentar tus debilidades y superar tus miedos quiere decir que está satisfecho con el status quo, ¡algo que no siempre es bueno para ti! Construir una empresa requiere que hagas cosas que amas y cosas que quisieras contratar a alguien para hacer. Si tu mentor vale la pena te presionará para superar tus debilidades y a dejar atrás tus miedos.

Aprendizaje: En nuestro aceleradora de negocios suelo escuchar a mentores que responden preguntas con preguntas. Los mentores no tienen que tener todas las respuestas, pero sí tienen que saber cómo hacer las preguntas correctas. Esto requiere de que un mentor frene, escuche y se enfoque en ti y en tu startup.

2. Evita a los mentores que parecen dar el mismo consejo y hacer la misma pregunta “inteligente” a cada emprendedor que conocen. Mejor busca mentores que escuchen de manera activa a lo que tu describes y que presten atención a tu particular situación o predicamento. ¿Te están haciendo preguntas que les ayuden a entender mejor la situación antes de darte un consejo? ¿Te están ofreciendo un recurso que pueda ayudarte en esta situación, o sólo te están dando respuestas cliché? Uno sabe que tiene un buen mentor cuando éste te da un consejo específico, oportuno y efectivo para lo que necesitas.

Aprendizaje: Los mentores que merecen tu tiempo te dan su tiempo

3. Si un mentor no te devuelve la llamada, no se aparece a las juntas o cancela con poca anticipación, entonces este mentor no está usando bien tu tiempo. Y como fundador, tu tiempo es invaluable. Una buena forma de saber si tu mentor te dará la cantidad de tiempo que necesitas es poner las expectativas sobre la mesa desde la primera vez que se sienten juntos. Una cantidad de tiempo razonable para ti puede ser una gran demanda de tiempo para un CEO o inversionista ocupado. Te sugiero hacer reuniones telefónicas de 45 minutos un mes y un mes no, y reunirse en persona los meses que no se llamen por teléfono. Sin embargo, yo siempre le recuerdo a los mentores que si la startup que están ayudando tiene problemas puede ser que requieran de su ayuda de manera mucho más frecuente hasta que regresen al buen camino.

Aprendizaje: No seas tímido a la hora de revisar tus procesos con tu mentor. Pregúntales si están conformes con la cantidad de tiempo y energía que le estás dedicando a tu éxito y toma nota si tu mentor dice que tendrá un mes muy ocupado para que puedas ofrecerle un cambio de fecha para su siguiente reunión.

¿Eres mi mentor?

Ahora que ya tienes algunas ideas sobre cómo identificar a un buen mentor, ¿cómo encuentras uno? Esto es un cliché pero es cierto: ¡Tienes que salir a la calle! Empieza a hacer networking y acostúmbrate a presentarte con líderes de negocios que puedan parecer por encima de tus posibilidades por su éxito como emprendedores. Pon a prueba a un posible mentor pidiéndole ígun consejo sobre algo que tengas que hacer. En un evento local para emprendedores, un amigo mío fue a presentarse con el ex director de operaciones de Quaker Oats y en la misma frase le pidió un consejo sobre un tema de inventarios y logística. Aplicó su consejo de manera diligente y le dio seguimiento con él, y dos meses después este hombre se unió a su junta directiva.

Y además de ir a eventos de networking, considera unirte a una aceleradora o una incubadora de negocios. Muchos programas tienen una gran red de mentores que tienen muchas ganas de trabajar con emprendedores y de compartirles sus conocimientos. Haz tu tarea antes de unirte a uno de estos programas y habla con otros miembros para augurarte de que los mentores sí están disponibles realmente y de que sí se involucran con las startups. Pregunta si los mentores se asignan a una startup en específico o si todos están disponibles para ti. E investiga si estos mentores reciben algún tiempo de entrenamiento o si tienen que reportar algo durante el programa.

Date tiempo

Como en todas las relaciones, cultivar una relación significativa con un mentor llevará tiempo. Una vez que hayas encontrado a alguien que acepte ser tu mentor, tu siguiente paso es demostrarle a esa persona que vales la pena, que eres una buena forma de invertir su tiempo, energía y contactos. Puede que tu nuevo mentor te sugiera algunas ideas para ver si lo tomas en cuenta. ¡Hazlas! Y de la misma manera tú deberías estar poniendo a prueba qué tan confiable es tu mentor.

Después de algunos meses, mientras los dos van teniendo más confianza en el otro y todo va fluyendo, tu mentor debería empezar a presentarte gente para hacer crecer tu red de contactos, darte acceso a canales de mercado y construir conexiones con clientes potenciales, socios, empleados y hasta inversionistas. Pero esto no pasará de la noche a la mañana. Y definitivamente no pasará si no eliges a un mentor que esté tan comprometido con tu éxito como te mereces.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.