¡No te dejes engañar! Millennials, 'GenXers' y Baby Boomers SÍ podemos trabajar juntos

Si nuestro cerebro es capaz de producir células nuevas, al contrario de la creencia popular, ¿por qué estamos tan negados a colaborar entre generaciones?
¡No te dejes engañar! Millennials, 'GenXers' y Baby Boomers SÍ podemos trabajar juntos
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Soy de los que creen en el re-aprendizaje. Así he llegado a definirme como millennial con tintes de la generación X y una pizca de Baby Boomer. Entiendo de negocios clásicos donde llevar un portafolio lleno de documentos es tan vital para un empresario, como sé lo vital que resulta para otros emprendedores el contar con aplicaciones de última generación para desarrollar una presentación ante inversionistas. Me gusta respetar géneros y no me gusta hablar de empoderamiento por una simple razón: sé que todos somos iguales y que no hay razón para “darle fuerza” a una mujer que puede mantener de igual manera una empresa, una casa y un mundo adverso. Ellas hacen eso y más. Estoy siempre escuchando nuevas ideas, por eso, como a los millennials, me gusta viajar para aprender nuevas formas de hacer negocios en México y en el mundo. Todo lo que contribuya a desarrollar algún negocio es mi pasión y todos los días trato de enfocar mi visión a quienes como yo, buscan hacer más por la sociedad.

Así, logramos desarrollar modelos de negocio sociales e incluirlos a una estructura económica, llevarlos a otros países, hacer historia con locales de mercados sobre ruedas estandarizados, entendiendo la historia y esencia de cada empresario, para maximizar su éxito y contribuir a su desarrollo como seres humanos. Esa es mi pasión y por ello vivo: por buscar que más gente se una ante la posibilidad de hacer realidad sueños de crecimiento para empresarios. Por ello, cuando me dicen que la desaparición forzada de empresas cuyo ritmo de crecimiento era extraordinario a causa de generaciones que no están conectadas, no quiero creerlo, porque todos en algún momento tenemos ese vínculo intergeneracional cuando hablamos con nuestros mayores, sean de nuestra familia o no. La capacidad de mantener estas relaciones integradas es uno de los retos próximos. Los empresarios Baby Boomer, los de la Generación X, los millennial e incluso, todos los centennials que vienen pisando nuestros talones tienen algo que decirnos y es por eso que somos capaces de entendernos.

Según una investigación reciente, contrario a lo que escuchamos sobre la capacidad de regenerar células de nuestro cerebro, en The Salk Institute for Biological Studies se ha encontrado que el cerebro humano tiene la capacidad de regenerarse. “El cerebro es plástico: es posible crear conexiones diferentes e incluso en algunas zonas, como en el hipocampo, se puede conseguir que nazcan nuevas neuronas”, según explica el profesor Terry Sejnowski, vocero del centro de neurociencias. Para ello, es preciso realizar actividades repetitivas como la ejercitación mental y física. De acuerdo con el artículo publicado en octubre de este año por Pilar Jericó en su columna “Laboratorio de Felicidad”, en el hipocampo pueden producirse nuevas células con ejercicio constante, manteniendo joven el cerebro y produciendo más y más neuronas. “El ejercicio físico mejora también la secreción del factor neurotrófico cerebral (que influye positivamente en la memoria y en un estado de ánimo más positivo) y permite que nazcan nuevas neuronas.”

Si nuestro cerebro es capaz de producir células nuevas, ¿por qué estamos tan negados a colaborar entre generaciones? Los conocimientos que aportan cada una de ellas pueden generar equipos colaborativos donde la diversidad sea referente para lograr objetivos complejos y sencillos. El hecho de sumar, antes de restar es lo que necesitamos para crear sinergias. Aprender de todos, ser universal, dejar a un lado la apatía, todo suma cuando se trata de sacar adelante un proyecto o una empresa.

Guías para generar sinergias intergeneracionales:

  • Definir la formalidad para la comunicación interna y externa, sin juzgar.
  • Invitar a utilizar nuevas herramientas a generaciones reacias al cambio.
  • Enfocarse en cada colaborador, de acuerdo a su experiencia dentro de la empresa.
  • Entender la diferencia de valores y de factores motivacionales.

Todos estas guías no tendrán el mismo impacto, si no se tiene en cuenta la importancia del aprendizaje y la capacidad de desarrollar nuevas ideas, como las neuronas. Recordemos que una de las lecciones más importantes de la vida es aprender, desaprender y volver a aprender. Ya lo decía Baltasar Gracián, el escritor español que afirmaba “Nada en el mundo sustituye a la constancia. El talento no la sustituye, pues nada es tan corriente como los inteligentes frustrados. El genio tampoco, ya que resulta ser tópico el caso de los genios ignorados. Ni siquiera la educación sustituye a la constancia, pues el mundo está lleno de fracasados bien educados. Solamente la constancia y la decisión lo consiguen todo”.

Debemos ser constantes en nuestro aprendizaje y ser capaces de integrarnos en todo momento y en todo lugar.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur