Tesla demanda a su presunto saboteador por 167 millones de dólares

El fabricante de automóviles demandó a Martin Tripp a mediados de 2018 por robar información confidencial.

Por
Nota original publicada en Engadget

Tesla quiere que su exempleado Martin Tripp pague a lo grande: está buscando una compensación “pequeña” de 167 millones de dólares del hombre que el jefe de la compañía, Elon Musk, una vez llamó un saboteador. El fabricante de vehículos eléctricos presentó una demanda contra Tripp a principios de este año, acusándolo de robar información de propiedad intelectual y dársela a enemigos de la compañía, así como de hacer declaraciones falsas a reporteros. Ahora, según la CNBC, un informe provisional de gestión de casos publicado el 27 de noviembre reveló que Tesla "se opuso al deseo de Tripp de dar más de diez declaraciones" para un caso en el que se lo está demandando por $ 167 millones en daños.

Kyle Grillot/Reuters | Getty Images

El abogado de Tripp, Robert D. Mitchell, quien describió la cantidad que Tesla exige como "absurda", dijo a CNBC:

"La cantidad de daño reclamada por Tesla se relaciona con supuestas caídas en el precio de las acciones de Tesla en virtud de la información que el Sr. Tripp proporcionó a la prensa el verano pasado".

En la demanda original del fabricante de automóviles, la compañía dijo que Tripp "admitió haber escrito un programa que pirateaba el sistema operativo de fabricación de Tesla y transfería varios gigabytes de datos de Tesla a entidades externas". Los correos electrónicos filtrados entre Musk y Tripp mostraron que la relación entre ellos se volvió cada vez más fea, y que cada uno de ellos llamaba al otro "horrible ser humano".

El exempleado, quien solía trabajar como ingeniero de procesos en el Tesla's Gigafactory, presentó una queja propia ante la Comisión de Bolsa y Valores en junio. Acusó a Tesla de cometer "omisiones e incorrecciones materiales" a los inversionistas, así como de poner automóviles con problemas de seguridad en la carretera. Tripp también tuiteó fotos de lo que dijo que eran imágenes que mostraban prácticas de fabricación y desperdicios defectuosas de Tesla en la fábrica de baterías de litio. La compañía negó los reclamos de Tripp y le dijo al sitio tecnológico Engadget que el exempleado "ni siquiera tiene conocimiento personal sobre los reclamos de seguridad que había realizado".

Ingresa Ahora

Escrito por

Mariella Moon is an associate editor at Engadget.