¿Es hora de convertir tu negocio en franquicia? Te decimos cómo lograrlo

Franquiciar tu negocio puede ser la mejor opción cuando quieres crecer exponencialmente. Estos son los pasos generales para hacerlo.
¿Es hora de convertir tu negocio en franquicia? Te decimos cómo lograrlo
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si ya tienes un negocio establecido y quieres replicarlo pero no puedes operar todas las posibles unidades, la mejor forma de crecer tu empresa es convirtiéndola en franquicia.

Este proceso puede ser complicado, pero no estás solo, puedes contratar a un consultor que te ayude a desarrollar tu marca como franquicia o hacerlo tú mismo, con la asistencia correcta. Estos son los pasos que requieres para convertir el negocio familiar en una franquicia.

1. Analiza tu negocio

Para que un negocio sea exitoso requiere de un valor agregado que el consumidor busca, por lo que deberás conocer perfectamente qué hace especial a tu empresa. Además, deberás tener perfectamente definida la forma en que tu negocio opera, desde procesos de venta hasta los administrativos, las ganancias que puedes tener y el tiempo estimado de retorno de inversión.

2. Escribe manuales de operación

Una vez que sabes perfectamente cómo funciona tu empresa, ponlo en papel. Escribe paso a paso cómo son los procesos de venta, ejecución, administrativos, servicio de postventa, incluyendo cortes de caja, cierre de unidad y demás. Si tu producto o servicio requiere de un guion especial para el vendedor, también escríbelo. Los manuales serán la guía que use tu franquiciatario para dar el mismo servicio que tú, con la misma calidad.

3. Contrata a un abogado

Comercializar franquicias significa que pasarás todo tu conocimiento a otra persona y necesitarás protegerte para que no te roben tu know how. Además, es una transacción comercial así que recluta a un abogado que tenga conocimiento en el sector franquicia para que te haga los contratos que darás a tus franquiciatarios. En éstos deben especificarse los derechos y obligaciones de ambas partes. Él también te ayudará a escribir tu Circular Oferta de Franquicia.

4. Registra tu marca

Si aún no has registrado tu marca, logotipos y demás material que uses para vender tu producto o servicio, acércate al Instituto Mexicano de  Propiedad Intelectual (IMPI) para registrarlo. Allí podrás investigar si hay otra empresa del mismo giro que la tuya con el mismo nombre registrado y proteger toda tu propiedad intelectual. De hecho, hay un trámite específico para franquicias llamado Solicitud de inscripción de licencia de uso o franquicia con el que te protegerás por completo.

5. Crea estructuras de soporte y capacitación

Tu franquiciatario necesitará que le enseñas a operar el negocio que está adquiriendo y los manuales de operación no son suficientes. Si aún no los tienes, genera cursos para empleados que les ayuden a entender de forma práctica cómo ser parte de la compañía. Además, crea o compra una estructura de soporte continuo, desde un sistema administrativo digital que puedan usar todas las sucursales hasta una persona encargada de resolver dudas al momento para los franquiciatarios.

6. Establece costo de tu franquicia

Hay varios elementos a tomar en cuenta cuando le pones el precio a tu franquicia. Estos son:

  • Inversión inicial. Es el diner que necesitará el franquiciatario para rentar o comprar un lugar, adecuarlo, equiparlo, poner tus colores y marca e inclusive el capital de trabajo de los primeros meses.
  • Cuta de franquicia. Es lo que se paga para obtener el know how y los servicios de soporte continuo que tendrá el franquiciatario.
  • Regalías. Establece el prcentaje y periodicidad de pago.
  • Cuta de publicidad. Deberás calcular cuánto gastas en tu propia unidad y cuánto costaría hacer publicidad nacional y local para ambos. Puedes no cobrarla y permitir que tus franquiciatarios la hagan por su cuenta.

7. Elige proveedores

Seguramente ya tienes a tus proveedores estrella para tu negocio pero, si quieres que tu producto o servicio sea uniforme, el mismo proveedor deberá atender a tus franquiciatarios.  Asegúrate de tener a alguien que pueda dar servicio en todas las zonas en donde podrías tener unidades.

8. Escribe un reglamento

Para ti parece sencillo saber qué debes hacer y que no debes hacer en tu unidad, pero tu franquiciatario necesitará de un reglamento que detalle todo lo necesario para operar de forma correcta. Incluye desde la forma de vestir el uniforme y hasta cómo limpiar hasta las sanciones en caso de retardos o faltas. Esto le ayudará a tu franquiciatario a llevar todo como reloj suizo.

9. Diseña tus puestos de trabajo

No hay nada mejor que especificar las aptitudes que requiere cada puesto y el trabajo exacto que tendrá que ejecutar la persona en ese puesto. Así te ahorrarás problemas al contratar al talento incorrecto para las unidades franquiciadas y hasta para la tuya.

10. Busca ayuda de un diseñador

Esa persona te ayudará a hacer las bases que todas las futuras unidades utilizarán, desde la papelería hasta el vestido de la unidad, muebles, logotipos, uniformes. El objetivo es que el consumidor tenga la misma experiencia al entrar en cualquiera de las franquicias.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur