El veinteañero que desarrolló un endulzante natural y representará a México ante todo el mundo

Javier Larragoiti desarrolló Xilinat con tecnología capaz de transformar los desechos del maíz en un endulzante que se ve y sabe igual que el azúcar de caña. ¡La próxima semana representará al país en la final global de The Venture y puedes votar por él aquí!
El veinteañero que desarrolló un endulzante natural y representará a México ante todo el mundo
Crédito: Cortesía Xilinat
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En 2008 Javier Larragoiti recibió una noticia que cambiaría su vida y la de su familia. Su papá fue diagnosticado con diabetes, la segunda causa de muerte en México.

Para apoyar a su padre, Javier se dio a la tarea de buscar información sobre productos que mejoraran la alimentación de toda la familia y, mientras se familiarizaba con la enfermedad, notó que el alto consumo de azúcar es una de las principales razones para contraerla.

A pesar de ello, en el mercado no existen productos saludables para sustituir su consumo, por lo que detectó la oportunidad de crear un endulzante capaz de reemplazar el azúcar tradicional o los edulcorantes químicos que existen en el mercado para beneficiar no sólo a su padre, sino a todas las personas con diabetes.

La tarea no fue sencilla, a sus 18 años el joven visionario estudió Ingeniería Química y posteriormente una maestría en Biotecnología para continuar su investigación y desarrollar este producto a partir de la xilosa, un azúcar natural presente en la mayoría de los vegetales.

Imagen: Cortesía Xilinat

La dorada materia prima

Javier eligió el maíz como su fuente de materia prima y en 2016, nació oficialmente Xilinat, una startup que produce un endulzante orgánico elaborado a partir de residuos del maíz, específicamente utilizando el olote.

Para ello, se acercó a la comunidad agrícola de San Bernardino Tlaxcalancingo en el estado de Puebla, con quien tiene un acuerdo para la compra de los desechos de su producción de maíz blanco, durante la temporada de cosecha.

Al día de hoy, Xilinat recolecta entre 300 y 400 kilogramos de olote al año, que representa el 10% de lo que genera la comunidad.

El proceso para la producción del sustituto de azúcar de Xilinat consiste en la molienda del olote para pulverizarlo, posteriormente viene una maceración para liberar la Xilosa del producto, luego, por medio de levadura, se fermenta el producto para producir Xilitol, que al final se purifica hasta lograr la cristalización del producto, con la intención de darle textura, sabor y color igual al del azúcar común de caña y con proporción 1 a 1, es decir, una cucharada de Xilitol es igual a una cucharada de azúcar.

Según la Administración de Fármacos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), entre los beneficios del Xilitol está la poca alteración de los niveles de glucosa en la sangre y la protección de los dientes contra la caries (por eso es utilizado por marcas que ofrecen cuidado de los dientes como Trident), por lo que es seguro para el consumo humano.

Si bien, el uso del Xilitol en productos endulzantes no es un secreto, Xilinat desarrolló una biotecnología que permite la producción de esta azúcar sin añadir ningún ingrediente químico y a partir de desechos orgánicos. Dicha tecnología ya se encuentra en proceso de patente a nivel nacional e internacional.

Héctor Toribio, Lorena Pedraza y Javier Larragoiti / Imagen: Cortesía Xilinat

Arma un equipo poderoso

Javier Larragoiti reconoce que jamás hubiera logrado este desarrollo tecnológico sin el apoyo de sus socios, a quienes ha ido sumando de forma estratégica. Isabella Fernández, su socia de tiempo completo es ingeniera en alimentos con experiencia en desarrollo de nuevos productos; Héctor Toribio, quien es parte de la comunidad agrícola de San Bernardino Tlaxcalancingo y se sumó a la sociedad con la intención de siempre hacer negociaciones justas por la materia prima; Lorena Pedraza, investigadora y experta en biotecnología; y José Luis Cocho experto en operación de plantas de producción.

Asimismo, el networking ha sido la principal herramienta para dar a conocer la tecnología de Xilinat en el ecosistema emprendedor. Participar en convocatorias y concursos con instituciones como MassChallenge, Impact Hub, Startup México o Disruptivo TV, les ha facilitado el acceso a reconocimientos y premios con los que han obtenido capital para invertir en su proyecto.

Por ejemplo, ser uno de los 35 Proyectos Innovadores que están cambiando el Mundo por parte del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) o recientemente ser uno de los 5 finalistas del premio Chivas Venture para competir por un millón de dólares.

Modelo de negocios con valor social

Al día de hoy, Xilinat ha invertido cerca de 25,000 dólares en total, los cuales se han obtenido de premios y ventas a través de su tienda en línea xilinat.com. Hasta ahora, no han abierto las posibilidades de inyección de capital, pero uno de sus planes para 2019 es cerrar una ronda de inversión de capital semilla por 300,000 dólares.

Por ahora, la empresa produce 15 kilos de Xilitol de forma mensual, para lo cual se requieren 7 kilos de olote de maíz, con un margen de utilidades cercano al 80 por ciento.

Con esta producción, tienen una lista de espera de más de 3,000 clientes para quienes producen desde el Laboratorio de Bioingeniería de la Universidad Iberoamericana -alma mater del emprendedor-.

Xilinat se enfoca en particulares con la venta de bolsas resellables de medio kilo, sin embargo, la intención es llegar a compañías que busquen la compra por mayoreo. Entre las proyecciones a futuro de la empresa está incrementar su producción a 300 toneladas anuales en 5 años, para lograrlo necesitarían montar su propia planta.

Además de contribuir a mejorar la calidad de vida de los diabéticos y reducir la formación de caries, Xilinat brinda un ingreso adicional a los productores agrícolas y reduce la cantidad de residuos de sus cosechas, por lo que impacta directamente a la salud y al medio ambiente en México.

 

Isabella Fernández Klimek y Javier Larragoiti / Imagen: Cortesía Xilinat

Ayúdalo a ganar The Venture 

Xilinat se coronó como el campeón nacional de The Venture by Chivas Regal, una iniciativa global impulsada por la empresa productora de whisky que busca a emprendedores sociales en el mundo y apoyarlos para que sus proyectos se expandan.   

¿El premio? Para apoyar a los ganadores de The Venture, Chivas ha dispuesto un fondo de un millón de dólares. Éste se dividirá en dos partes: la más sustanciosa, de 750 mil dólares, será asignada al ganador del concurso global. 

De los 250 mil dólares restantes, cada semana se destinarán 50 mil a los finalistas de cada país para invertir en su proyecto. Dependiendo de las votaciones que reciban a través del sitio web de The Venture, podrán tener acceso a un mayor o menor porcentaje de este fondo.

Si quieres apoyar a Xilinat y ayudar a poner en alto el nombre del emprendimiento en México, puedes hacerlo con tu voto a través de la página oficial de The Venture. ¡Contamos contigo!

 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur