Cómo armar y vender tu marca personal como emprendedor

¿Qué pasaría si tú te conviertes en el producto que vas a vender?
Cómo armar y vender tu marca personal como emprendedor
Crédito: Depositphotos.com
12 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.
Un emprendedor debe provocar que su éxito suceda. Tú no eres la excepción. Mientras más personas conozcan tu producto tus oportunidades de vender aumentan. Sin embargo, el cambio de paradigma hoy consiste en que mientras más personas de tu nicho de mercado te conozcan podrás ayudarles a mejorar su vida o a resolver su problema con tu talento y mejores habilidades. Ahora tú debes ser una marca personal.

¿Qué pasaría si en vez de dar a conocer tu producto presentaras tu marca?

Tal vez me dirás: “Eso es lo que he hecho todo este tiempo”. No, la mayoría de los emprendedores dan a conocer y ofrecen sus productos, no su marca. Una marca y un producto no son lo mismo. Te daré un ejemplo. Tú compras una computadora (producto) pero eliges una marca en específico; adquieres un auto, un restaurante, ropa nueva, un boleto de avión bajo el cobijo de una marca. Así siempre sucede. Los productos valen menos si no los respalda una marca.

Hagamos un comparativo interesante entre un producto y una marca:

  • Un producto tiene precio, una marca tiene valor.
  • Un producto tiene características, una marca tiene beneficios.
  • Un producto se guarda en almacenes, una marca se alberga en el corazón.
  • Un producto satisface una necesidad física, una marca una necesidad emocional.
  • Un producto se puede copiar, una marca no.

¿Por qué no se puede copiar una marca? Porque depende de los principios y valores de su fundador, su visión y manera única de dar una solución a sus clientes. Actualmente las marcas hacen valer más a las empresas. Puedes revisar los rankings de valor de marca que publica año con año Interbrand en internet.

¿Qué pasaría si tú te conviertes en una marca personal?

En otras palabras, que tú seas la cara pública de tu marca. Desde 1997 Tom Peters habló acerca de la importancia de manejarnos a nosotros mismos como marcas, de ahí surgió el concepto de “marca personal”. Dejar de ser uno más para distinguirse de la competencia de una manera estratégica, agregando valor a nuestros clientes y alejada de la competencia por precio, uno de los temas que más daño hace a los emprendedores.

Convertirse en una marca personal parte de un autoconocimiento profundo de nosotros mismos, cuestión que muy pocos hemos hecho. ¿Cómo podrás diferenciarte si sólo observas tu exterior? En un mundo donde los intangibles ahora valen más que los tangibles debemos cambiar el rumbo de nuestra estrategia. Apelar a lo simbólico antes que a lo físico.

Ya lo ha dicho Simon Sinek con su grandiosa teoría del Círculo de Oro: “Los clientes compran el por qué haces lo que haces, antes que comprar lo que haces”. En otras palabras, debes responderte muy sinceramente: ¿qué me motivó a emprender mi sueño?, ¿cuál es mi pasión? Al responder estas preguntas encuentras tu por qué. Si no te apasiona lo que haces no entregarás el 100% de tu esfuerzo ni te comprometerás por completo. La pasión y el amor por lo que haces se siente y se contagia. Una marca personal tiene vida y se la das tú.

Una cosa es aceptar que, como todos, necesitamos dinero para pagar las cuentas y otra muy diferente que tu motivación es sólo dinero.

“Se trata de compartir tu causa y contagiar tu emoción aportando valor a los demás gracias a tus productos. De eso se trata la marca personal.”

¿Cómo lograrás diferenciar tu marca personal?

Es tiempo de hablar del branding personal, el cual es la manera en que gestionarás y comunicarás tu marca personal como una opción única.

El branding personal se trata de posicionarte en aquello en que eres extraordinariamente bueno y nadie puede ofrecerlo como tú. Ahí radica la diferenciación más poderosa.

No te asustes. Cuando digo que debes ser extraordinariamente bueno en algo sólo debes observar que lo que hace diferente a alguien es ese extra que aporta fuera de lo ordinario, por eso se le llama extraordinario. ¿A qué estás dispuesto tú que tu competencia no?, ¿qué valores pondrás en acción que para otros es irrelevante? Si significa para ti será auténtico, si es importante para tu competencia y para ti no, olvídalo. Debes arriesgarte a ser auténtico.

¿Cuáles son tus principales talentos?

Cada vez que pregunto esto a quienes asisten a mis cursos se quedan con cara de asombro. No saben qué decir. Es normal, ya que erróneamente nos han hecho creer que lo que estudiamos nos da el talento. Damos por hecho que si estudiamos contabilidad tenemos el talento de los números, si somos diseñadores gráficos tenemos el talento de dibujar, si somos ingenieros tenemos el talento de la innovación tecnológica. No siempre es así, por ello debes escapar de la trampa de definirte a ti mismo por tus estudios. Es un error.

“Debes aprender a posicionar tus talentos, no tus estudios.”

Tus talentos son únicos y todos tenemos, sin excepción. Lo que pasa frecuentemente es que nos hicieron creer que los talentos deben ser artísticos como cantar, bailar, pintar, actuar, etc. ¿Sabías que ser empático, analítico, extrovertido, paciente, práctico, o tenaz también son talentos? Existen muchos más y debes descubrirlos en ti si deseas potenciar tu marca personal.

Identificar tus talentos es una tarea que implica enfoque y tiempo de calidad para observarte a ti mismo. Te daré una pista para que sea más sencillo para ti. Durante una semana observa en tu día a día qué se te facilita tanto que puedes lograr resultados extraordinarios sin mucho esfuerzo una y otra vez. Una vez que lo hayas identificado pregúntate ¿qué tanto estos talentos me han ayudado a llegar hasta donde estoy? Te sorprenderá descubrir lo mucho que te han impulsado.

Elige un nicho de mercado

Piensa en una marca de autos que guste a todos por igual, en una marca de teléfonos celulares que todos compren, en una escuela o universidad que ofrezca todas las carreras, en un artista musical que a todos guste. No lo hay y no debe existir.

Para poder triunfar como marca personal debes estar dispuesto a no gustar a algunos para obtener la preferencia de otros. ¿De quienes? De aquellos que te interesen por ser las personas a las que tú servirás mejor que nadie.

“No quieras ser todo para todos, o acabarás por ser nada para nadie”.

Me encanta hablar de los médicos, pues son un claro ejemplo del poder de la especialización. ¿A quién acudes si tienes una enfermedad del corazón? A un cardiólogo. ¿A quién buscas si deseas atiendan a tu bebé? A un pediatra. ¿Con quién vas si te duelen los dientes? Con un odontólogo o dentista.

Los médicos especialistas sobresalen más que los médicos generales. También cobran más y ganan más reputación. Su marca personal va creciendo poco a poco. No cambian de especialidad cada año.

Te imaginas a un cardiólogo pensando “Ha sido un error atender únicamente a enfermos del corazón cuando podría atender también a los enfermos de los ojos”. Lo dudo, ellos se enfocan, se especializan y por eso crecen más profesionalmente.

De la misma manera debes especializarte y elegir el nicho de mercado al que mejor servirás, como nadie más podrá hacerlo, gracias a que has identificado tus talentos y alineaste los beneficios de tus productos.

La estrategia de comunicación de tu marca personal

Cuando sabes quién eres y para quienes existes entonces puedes comunicarlo con claridad. No volverás a cometer el error de decir “yo también lo hago y más barato”.

Deja de competir por precio y comienza a diferenciarte con tu marca personal.

¿Qué es lo primero que debes hacer? Salir del anonimato, lo cual implica hacerte visible. Deberás mostrarte como la cara de tu marca. La gente conectará más con tus productos si ven a una persona, a un ser humano que se comunica y conecta con sus emociones.

No vendas, a nadie le gusta que le vendan

Cada vez que te muestres comparte un consejo, una manera de resolver un problema (con tu manera particular, tu estilo). Y poco a poco tu nicho de mercado te verá como un especialista, ganarás credibilidad. Primero hay que ser conocido para después ser reconocido en tu nicho de mercado. Ten paciencia, la creación de tu marca personal implica tiempo. Es más importante ser constante que ser innovador todo el tiempo.

El poder de tu imagen personal

La primera impresión que des es sumamente importante. Debes generar confianza y credibilidad en tu materia de especialización y de acuerdo al tipo de gente que deseas te conozca y elija. La congruencia de tu imagen personal y lo que ofrece tu marca es sagrada si deseas tener éxito.

Como asesor de imagen te recomiendo cuides mucho tu aspecto y manera de vestir, pues debes ser y parecer el mejor. Que se note que el especialista eres tú.

  • Aspectos de tu imagen que debes cuidar si eres hombre: cabello, talla correcta, las combinaciones de ropa que hagas, tu pulcritud y accesorios (evita usar cadenas y anillos de graduación).
  • Aspectos de tu imagen que debes cuidar si eres mujer: Corte de cabello, maquillaje, estilo de vestimenta, accesorios (máximo 3) y pulcritud.

Usa el poder de las redes sociales para hacer crecer tu marca personal

En la época de nuestros padres darse a conocer dependía de contar con un alto presupuesto para hacer publicidad en medios de comunicación, quien aparecía en la televisión, la radio y el periódico eran las marcas más poderosas y adineradas. Internet y las redes sociales lo han cambiado todo. Ahora sólo necesitas un teléfono celular, una cuenta de redes sociales (donde se encuentre tu nicho de mercado) y publicar contenido de valor, es decir, que aporte a quienes deseas ayudar y servir.

Si esperas impactar a muchos en persona tu marca personal crecerá lentamente. Las redes sociales son la dinamita de tu contenido de valor. Cientos y miles de personas podrán conocerte. El precio a pagar es la constancia y ser relevante.

“Si tu marca personal no tiene presencia digital perderás mucha fuerza y relevancia.”

Te recomiendo elijas únicamente las redes sociales que van de acuerdo al tipo de público que deseas te conozca. De poco te sirve estar en la red social donde tus posibles clientes no se encuentran. Es como intentar pescar en un mar sin peces. Te desgastarás y abandonarás el compromiso.  

El error en redes sociales que los emprendedores cometen

La falta de constancia. Un día publican contenido y varias semanas se olvidan de alimentar sus redes sociales. Así no funciona. Imagina una marca nueva que desea entrar a un supermercado. En los primeros días cuida mucho tener presencia, pero al cabo de varias semanas deja de estar a la vista de los posibles clientes. ¿Qué pasará? La gente comprará la marca que esté disponible, la que sí vean. No la que está ausente.

Es mejor publicar una vez por semana de manera constante que intentar hacerlo a diario (y solo si te da tiempo). Es cuestión de organización y darle prioridad al crecimiento de tu marca personal.

Es momento de convertirte en una marca personal

¿Qué separa a los triunfadores de los perdedores? La acción. Atreverse a fracasar. Cometerás errores en el camino. Es normal. Fallar es parte del éxito. No gana el que nunca se equivoca sino aquel que está dispuesto a hacer las cosas que los demás no.

Estás ante una de las oportunidades más grandes para destacar profesionalmente como emprendedor. Haz que tu éxito suceda, hazte visible y atrae a los clientes que sí desean contratarte y que para ti resulta fácil resolverles un problema porque la solución forma parte de tus talentos.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur