Cómo sacarle provecho a tus habilidades para empezar un negocio de medio tiempo

Con el conocimiento que has adquirido durante años, inicia un negocio que provea un servicio.
Cómo sacarle provecho a tus habilidades para empezar un negocio de medio tiempo
Crédito: Depositphotos.com
Guest Writer
Founder of StartupCircle.co
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Según el reporte de Global Entrepeneurship Monitor de 2016, en Estados Unidos más de 25 millones de personas han empezado un negocio. Ser emprendedor es sinónimo de ser una persona que toma riesgos, y una de las mejores formas de minimizar los riesgos es empezando un negocio en paralelo a tu trabajo, haciéndolo desde tu casa. De hecho, según el mismo reporte, más de la mitad de los emprendedores estadounidenses empiezan y operan sus negocios desde casa.

Muchos aspirantes a emprendedores no logran levantar sus negocios por falta de recursos o de conocimiento. La verdad es que, en la mayor parte de los casos, ninguno de estos factores es realmente necesario. A los emprendedores se les recompensa por resolver los problemas de la gente de la misma forma en que a los empleados se les paga por sus servicios. Empezar un negocio tiene que ver con crear valor resolviendo problemas o satisfaciendo necesidades, por lo mismo, adueñarte de una oportunidad para servir a los demás y además obtener una ganancia por tu trabajo es el emprendimiento mismo en su forma más pura.

Y sobre todo para los negocios basados en servicios ya que no requieren de un sitio web, ni de una campaña de marketing o un plan de negocios, ni necesitan tener inversionistas ni ningún otro activo más allá de las habilidades y conocimientos que tú tienes, y una laptop.

En mi experiencia como mentor de emprendedores que vienen desde diferentes escenarios y con diferentes visiones, me he dado cuenta de que la mayoría de los que aspiran a ser emprendedores se preocupan demasiado por su cliente #100, cuando aún no tienen asegurado ni al primero. Muchos emprendedores se preocupan por las etapas de crecimiento del negocio antes de siquiera construir sus cimientos.

Este artículo comparte tres simples pasos que pueden ayudarte a aclarar tus pensamientos y a enfocarte en las actividades que realmente importan cuando estás empezando un negocio.

1. Define tu servicio

La clave es apegarte a tu área de expertise. Aunque planees un negocio exitoso con muchos productos, servicios y segmentos de clientes, si empiezas pensando en grande pronto tendrás consecuencias fatales. Los desafíos a los que se enfrentan los emprendedores cuando intentan correr sin saber caminar son abrumadores y esto los lleva al fracaso.

¿Qué es lo que haces hoy en día? Este será tu servicio. Si te contrataran para un trabajo, lo más probable es que seas bueno en ese puesto. Si eres experto en marketing digital, habrá empresas que requieran de tus servicios y consultoría. Lo mismo aplica para project managers, diseñadores, programadores, maestros, ingenieros, investigadores, asistentes, científicos, coaches, oradores, etc.

Para saber más: Toma una hoja de papel y escribe tu solución: “yo ofrezco esto.” Antes de definir a tu cliente ideal, empieza poniendo tu servicio por escrito. Está bien si tu solución es tan genérica como “Ofrezco servicios de consultoría, redes sociales, contabilidad o lo que sea”. Definir a tu cliente ideal será el siguiente paso que te ayudará a ser más específico y a dirigirte a las personas correctas.

2. Define tu cliente ideal

Los proveedores de servicios suelen verse conflictuados a la hora de describir a su cliente ideal. Y esto es entendible porque, virtualmente hablando, si nos quedáramos con los servicios que mencionamos arriba, hay muchas empresas de muchos tamaños que necesitan a un project manager, a un diseñador, a un programador, o a un experto en redes sociales. Pero enfocarte en el cliente ideal no sólo te ahorra dinero y tiempo a la hora de encontrar y proveerle servicio a ese cliente, sino que te ayuda a mejorar los resultados de tu contribución. Un cliente ideal es “ideal” porque sabes cómo ayudarlo a obtener los resultados que necesita, es decir, ese cliente necesita a una persona como tú.

El proceso de definir a tu cliente ideal empieza exactamente igual que la definición de tu servicio. Empieza con la empresa que confió en ti para hacer tu trabajo (el que tienes actualmente o el que tenías antes). Lo más probable es que haya compañías similares que necesiten de tu ayuda y experiencia. Puede que te convenga mantenerte alejado de la competencia de tu ex trabajo (más si sigue siento tu trabajo actualmente), sin embargo, úsalos y usa sus necesidades para hacer un estudio de mercado que te ayude a identificar compañías similares en diferentes categorías o industrias.

No importa qué tan competitivo sea tu espacio, las barreras para conseguir a tus primeros clientes serán mucho menores que las que te toparías si tuvieras que aprender una nueva habilidad para ofrecerle servicios a clientes en industrias menos competitivas. Apégate a tu experiencia, y sobre todo al inicio, enfócate en segmentos de clientes que tengan menos jugadores. Entre más grande sea la empresa, más largo es el proceso de ventas -o contratación de servicios-. En este caso, aún si tu experiencia está relacionada con empresas grandes, te convendría más enfocarte en empresas más pequeñas con perfiles similares y ayudarlos a crecer y a pasar a ser tan grandes como las empresas con las que trabajaste en el pasado.

Tu propuesta de valor combina el servicio que ofreces con la definición de cliente ideal. “Yo ayudo a [cliente ideal] con [servicio que provees], y lo hago diferente que los demás por qué [lo que te hace diferente].”

Por ejemplo, yo ayudo a profesionistas a aprovechar sus habilidades para arrancar negocios basados en servicios, proveyéndolos con un mapa claro hacia sus clientes finales, y lo hago a través de un marco de trabajo comprobado que intenta minimizar costos y reducir el tiempo de adquisición a la vez que agrega transparencia y confianza al camino de un emprendedor.

3. Define tu canal de adquisición

Este paso simplemente conecta los dos pasos anteriores. En otras palabras, ¿cómo llevas tu servicio a tu cliente ideal? Usa esta pregunta como base. Elegirás a tus primeros clientes con mucho cuidado. Y sí, las redes sociales, el marketing de afiliados y cualquier otra estrategia de marketing te puede ayudar, pero al principio necesitas ensuciarte las manos para conseguir rápidamente a tus primeros clientes.

Cuando vas empezando no tienes casos de estudio ni pruebas de cómo funcionan tus servicios, así que la gente va a decidir si invierte en ti o no basándose en la forma en la que te vendes a ti mismo. Desde mi experiencia, aquí te dejo los dos mejores canales para lograrlo:

  • Envío directo de correos, usando el poder de LinkedIn. Escribe un correo personalizado o un mensaje que se vaya directamente al buzón de entrada de tus clientes potenciales, y ésta es una de las mejores formas de captar su atención, sobre todo cuando tu servicio se dirige a empresas. Haz que tu mensaje sea corto, menciona un dato interesante sobre la industria, comenta en algún post reciente que hayan hecho o en alguno de sus logros, y presenta tus servicios y la forma en la que pueden ayudarles a obtener mejores resultados.
  • Conociendo a la gente en persona, en eventos relacionados con la industria, preferentemente en conferencias pequeñas, reuniones o eventos sociales. Definir tu canal de adquisición se basa prácticamente en encontrar una forma de enviarle una señal a tu cliente potencial que le haga saber que estás ahí y que estás disponible. Los eventos son una gran manera de construir relaciones personales que pueden convertirse en negocios. Invierte algo de tiempo en desarrollar y nutrir estas relaciones y el resto se irá dando con el tiempo.

Y finalmente, por encima de todo lo demás, el mundo necesita de tus habilidades y expertise, y la gente está dispuesta a pagarte por ellas. De una u otra forma, todos somos emprendedores. El emprendimiento tiene que ver con encontrar soluciones que aporten valor, y eso ya lo haces, así que es momento de buscar nuevas oportunidades para que sea un trabajo extra o para que te dediques a eso por completo.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur