Ayuno: la nueva moda del Silicon Valley que practica el fundador de Twitter

Esta moda se está asentando en la Meca del emprendimiento. ¿Por qué?
Ayuno: la nueva moda del Silicon Valley que practica el fundador de Twitter
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si hay algo seguro en esta vida es que tarde o temprano todo se repite. Algo que hoy nos parece nuevo y llamativo resulta que fue inventado hace mucho tiempo y el acto de abstenerse total o parcialmente de la comida – sí, el ayuno – no es una excepción. La práctica de ayunar se ha llevado a cabo en muchas civilizaciones durante toda la historia de la humanidad, a veces por razones de iluminación espiritual, a veces por autodisciplina, otras por motivos religiosos o de salud e incluso con fines políticos.

Sin embargo, parece que en Silicon Valley se está popularizando un nuevo tipo de ayuno, cuyo fin no parece ser adelgazar, rendir culto ni reivindicar ningún derecho, sino mejorar la productividad. Se trata del llamado ayuno intermitente, que consiste en comer durante una franja horaria concreta del día y el resto del tiempo beber únicamente agua o líquidos sin calorías. 

El modelo más común de ayuno intermitente es el que se conoce como 16/8, es decir, ayunar durante 16 horas al día y comer en las 8 restantes (comiendo fuerte dos veces durante estas ocho horas y añadiendo algún aperitivo entre comida y comida). Lo que suele hacerse es eliminar el desayuno e ingerir todos los nutrientes en una comida y una cena. Sin embargo, existen otras formas de ayuno intermitente más o menos estrictas.

Recientemente los medios se han hecho eco del tuit de Jack Dorsey, el CEO de Twitter, en el que afirma estar experimentando con este tipo de ayuno. Sin embargo, parece que ha optado por un modelo más extremo: el dirigente afirma que no come durante 22 horas e ingiere todos sus nutrientes solo una vez al día (a la hora de cenar), bebiendo agua durante el resto de las horas. En su tuit revela que ha llegado incluso a pasar tres días enteros sin comer – bebiendo solo agua – y que ha percibido cómo los días se alargan sin la interrupción de las comidas.

También Vinod Khosla, fundador de Sun Microsystems – otra icónica empresa de software de Silicon Valley – hablaba de la sensación de “ralentización” que provoca la comida en su perfil en New York Times. Queda claro que lo que preocupa a los CEOs de Silicon Valley que han adoptado este tipo de dieta no es el peso corporal sino el tiempo que pierden con las comidas. 

Podemos decir, entonces, que en Silicon Valley el ayuno intermitente sería una técnica más de biohacking, una tendencia que está teniendo un gran desarrollo en la bahía y que se refiere a la posibilidad de hackear el cuerpo a través de la ciencia o con comportamientos para mejorar la productividad y trabajar más tiempo de manera más eficiente. Por poner otros ejemplos de biohacking podríamos hablar de batidos con diseños de ingeniería para aumentar las capacidades físicas y mentales, o incluso implantes subdérmicos para obtener datos biomédicos y poder monitorearlos a través de una app. 

Ante esta tendencia, no podemos evitar hacernos la pregunta del millón: ¿es el ayuno intermitente bueno para la salud? De hecho, ni Dorsey ni Khosla hablan en ningún momento sobre el riesgo de padecer enfermedades a largo término ni del de perder demasiado peso, solo del beneficio de ganar tiempo.

Hoy por hoy existen múltiples blogs y artículos en los que se habla de los beneficios de este tipo de dieta, como el efecto positivo o preventivo sobre enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la diabetes o la artritis reumatoide. Sucede lo mismo en el caso de otras tendencias alimentarias como el veganismo, la cual Eric Schmidt, anterior CEO de Google y responsable del crecimiento del buscador con la plataforma publicitaria más utilizada del mundo, considera "la tendencia de cambio de juego número uno del futuro". 

Sin embargo, fijémonos siempre en la evidencia científica. Un  estudio realizado por la Universidad de Southern California – uno de los pocos que se han publicado sobre el tema – revela que realmente “diferentes formas de restricción dietética pueden alargar la vida y proteger del envejecimiento a múltiples sistemas”, sin embargo, los autores afirman que opinar que todos los tipos de ayuno pueden producir cambios similares, incluidos los que se relacionan con las capacidades autoinmunes, es una visión simplista y probablemente incorrecta. 

El ayuno puede ser un arma de doble filo, por lo que llevarlo a cabo sin el conocimiento adecuado ni el consejo de un profesional puede ser tan beneficioso como peligroso. Cuando dejamos de comer, nuestro cuerpo solo se alimenta de la glucosa y las grasas presentes en él. Esta privación, para muchos, puede traducirse en un estrés que más adelante devenga en otros problemas de salud. Hay que tener en cuenta que no todos los ayunos están hechos para todo el mundo, ni todo el mundo está hecho para ayunar. 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur