Un emprendedor sabía que se iba a quedar calvo joven, por lo que abrió un negocio para aprovecharlo

Giovanni Bojanini decidió cambiar su inminente futuro y aprovechar una industria que hasta entonces no era tan relevante y especializada.
Un emprendedor sabía que se iba a quedar calvo joven, por lo que abrió un negocio para aprovecharlo
Crédito: Depositphotos.com
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Proveniente de una familia con calvicie, Giovanni Bojanini decidió cambiar su inminente futuro y emprender en un negocio que hasta entonces no era tan relevante y especializado: el tratamiento de la alopecia. El emprendedor supo que su destino estaba marcado por la herencia genética: no le tocó ver a su padre con cabello; su hermano a los 23 años ya mostraba signos de alopecia, y él ya empezaba a perder cabello de manera importante.

En aquel entonces, por ahí de 1994, no existían los avances médicos que hay actualmente. Es más, Bojanini asegura que ni siquiera había alternativas para atender un problema que hoy afecta a un 50% de los hombres que están por los 40 años o más jóvenes, y a 3 de cada 10 mujeres de 50 años. Graduado en dermatología hace 27 años, inició su trabajo en el campo y decidió dar el primer paso y abrir un laboratorio y clínica con el nombre de su familia

Bojanini recuerda que un importante motivador para él fue vivir de cerca el caso de una chica de tan sólo 17 años que llegó a él con un importante problema de alopecia. Pese a que no había mucho qué hacer, porque la pérdida de cabello era avanzada, se trabajó e investigó. En ese camino encontró el trabajo de un dermatólogo que comenzó a combinar medicamentos para atender el problema y ahí comenzó su propia aventura.

Después de años y años de trabajo, encontró múltiples fórmulas que probó en sí mismo con resultados positivos. Combinó medicamentos con los que creó diversos mecanismos de acción, que después comenzó a aplicar en los pacientes que llegaron a su consultorio en Colombia, los cuales fueron incrementándose con el rumor que corría del famoso colombiano que estaba haciendo milagros con la calvicie.

Así comenzaron a llegar personas de Ecuador, México y otros países de Latinoamérica, que buscaban en él una solución a su alopecia, misma que no encontraban en sus países. La demanda de sus servicios en dichos países lo motivó para brincar las fronteras y establecer nuevas clínicas. La primera fue en Quito y de ahí ya nadie lo detuvo. México es uno de los países más importantes para la exitosa empresa.

El crecimiento ha sido orgánico, propio y de la mano de franquicias (aunque la compañía conserva un porcentaje); se busca que en cada país donde se tenga presencia haya un socio que supervise la operación, ya que se requiere la existencia de un laboratorio para la continua investigación y elaboración de las fórmulas. La expansión sigue y seguirá, porque la alopecia es un problema que está en crecimiento.

“Hay que entender que la alopecia no es una enfermedad, sino algo genético. La alopecia requiere tratamientos integrales, con medicaciones y un análisis de lo que sucede en el cuero cabelludo de cada persona”, asegura Bojanini, quien tiene el laboratorio de investigación en la materia más grande de Latinoamérica y que supo ver la oportunidad en un mercado poco atendido pero cuyo potencial es enorme.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur