Los 5 pasos para que tu negocio le venda a un supermercado

Algunas cadenas como Soriana y Walmart han implementado programas con los que buscan un acercamiento con las Pymes para que sean sus proveedores.
Los 5 pasos para que tu negocio le venda a un supermercado
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
3 min read
This story originally appeared on Premo

Una de las grandes oportunidades que se le pueden presentar a las Pymes es ser proveedora de una cadena comercial o una tienda comercial de gran tamaño. Para ello necesitan cumplir con una serie de requisitos que los mismos establecimientos marcan.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD), que agrupa a supermercados y tiendas comerciales, indicó que las ventas del sector durante 2018 sumaron 1.8 billones de pesos. Un mercado muy atractivo para cualquiera que desee hacer negocios.

No es un secreto que las condiciones que imponen las cadenas comerciales, como los supermercados son complejas, en cierto modo, sin embargo, en los últimos años, ha habido una apertura que está permitiendo que las Pymes tengan una participación en el sector.

En este sentido, algunos supermercados como Soriana y Walmart han implementado programas con los que buscan un acercamiento con las Pymes para que sean sus proveedores. Estos programas además les brindan asesoría en cuestiones de logística, financieras y comerciales.

Pese a estas facilidades, hay varios desafíos que deben sortear si es que se quieren convertir en los proveedores de una cadena comercial. En ese sentido el GS1 México señala que las Pymes que deseen ingresar en el catálogo de productos deberán:

1. Ser una empresa formal: esto es estar dado de alta en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya sea como una persona física con actividad empresarial o como una persona moral.
2. Obtener un código de barras para tu producto para facilitar su identificación. Esto es un requisito indispensable para vender en los retails (sector al que pertenecen los supermercados) pues permite tener un mejor control de la calidad, los inventarios, etcétera.
3. Cumplir con las normas oficiales para tu producto. Los productos que se distribuyen a través de las cadenas comerciales deben cumplir con las normas especificas de comercialización de acuerdo con el producto que se trate. Las principales normas son:

  • NOM-050-SCFI-2004: Relativa al etiquetado general de productos y regular la información comercial.
  • NOM-051-SCFI/SSA1-2010: Relativa a las especificaciones generales de etiquetado en cuanto a alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas.
  • NOM-004-SCFI-2006: Etiquetado de productos textiles.
  • NOM-141-SSA1/SCFI-2012: Etiquetado para productos cosméticos.
  • NOM-003-SCFI-2000: Especificaciones de seguridad para productos eléctricos.
  • NOM-142-SSA1/SCFI-2014: Relativas a las bebidas alcohólicas.

4. Cumplir con el empaque. Además de ser importante para la imagen visual del producto, el empaque debe cumplir con protegerlos. Además, es necesario que cumplan con información como: código de barras, nombre del producto o marca, tabla nutrimental, especificaciones de contenido, dirección de la empresa, lugar, caducidad, fecha de elaboración, entre otros.

Finalmente, debes ponerte en contacto con la cadena comercial. Utiliza su sitio web para entrar en contacto con ellos, específicamente en el área de compras. Al momento de entablar una presentación con ellos destaca tu valor agregado, las condiciones de compra, y los aspectos más importantes a considerar.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur