My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Mujeres emprendedoras

Aclaremos esto de una vez: ¿Se puede ser emprendedora y buena mamá al mismo tiempo?

Una colaboradora contesta esta (un poco anticuada) pregunta y ofrece algunas soluciones.
Aclaremos esto de una vez: ¿Se puede ser emprendedora y buena mamá al mismo tiempo?
Crédito: Katica Roy | Youtube
Guest Writer
CEO and Founder, Pipeline
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Como fundadora y vocera de Pipeline, la empresa que lanzó la primera app de equidad de género, suelo dar conferencias en las que se abren espacios para preguntas y respuestas. Y si durante mi conferencia mencioné que soy mamá, casi siempre me preguntan si puedo ser emprendedora y ser una buena madre al mismo tiempo.

Aunque la pregunta pueda decir “CEO” o “ejecutiva” en lugar de emprendedora, la implicación es básicamente la misma: “¿Cómo es posible que seas una buena madre y trabajes tanto?

Yo siento esta cuestión como un derivado de la pregunta (sexista) de si las mujeres podemos tenerlo todo.

Después de todo, ¿quién pediría eso de los hombres? Exacto, nosotras no lo hacemos. Y es porque asumimos que sus esposas están cuidando a sus hijos. El 11 de febrero de 2007, cuando el senador Barack Obama anunció su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, sus hijas tenían 5 y 8 años. No recuerdo que nadie le preguntara cómo es que podía ser un buen padre Y un buen candidato a la presidencia (o un buen senador, para el caso). La razón es que todo el mundo asumía que Michelle era quien cuidaba a las niñas.

Sin embargo, esa suposición está plagada de errores, empezando con la creencia de que cuando te conviertes en madre, ya no estás tan comprometida con tu carrera. La realidad es que, según un estudio realizado por la Reserva Federal de E.U., las mamás que trabajan son el grupo más productivo de empleados.

Y las suposiciones falsas sólo son una parte del problema: además de las barreras sociales que tendrás que enfrentar en tu camino hacia la cima, hay barreras económicas, porque según un estudio de la American Sociological Review, cuando eres mamá te enfrentas a la penalización del 4 por ciento de tu salario por cada hijo que tienes.

Luego está el problema del emprendimiento: según un reporte de la Fundación Kauffman, si arrancas tu propia empresa y quieres que crezca, para lo que necesitas conseguir más capital, tendrás que enfrentarte a esta batalla como mujer Y como mamá.

Mamás emprendedoras: la tormenta perfecta

Aquí la realidad: ser una mujer en la fuerza laboral es una experiencia con muchos vientos en contra. Ser una mujer emprendedora aumenta eso en un diez por ciento. Y si a esto le sumas el hecho de ser mamá, tienes un huracán categoría 5.

Las mujeres son las principales proveedoras en 40 por ciento de los hogares de Estado Unidos en los que hay niños menores de 18 años. Y en promedio, las mamás que trabajan ganan 76 centavos por cada dólar, 4 centavos menos que las mujeres en general, y 24 centavos menos que las ganancias de todas las familias. Si las mamás que sustentan su casa son la norma, ¿por qué no las estamos tratando como tal?

Las mujeres emprendedoras enfrentan un camino particularmente desafiante: en 2017, las mujeres emprendedoras que fundaron startups con otras mujeres, o que cofundaron con un hombre, recibieron sólo 14.2 por ciento de las inversiones de capitales de riesgo.

Por otro lado, 17 por ciento de las startups tienen una fundadora mujer, así que tenemos una brecha de 2.8 puntos. La brecha entre los fondos conseguidos por una startup liderada por un hombre en 2017, versus los conseguidos por startups lideradas por mujeres (ambos en rondas serie G), fue de 18 veces. ¡18 veces!

Sin embargo, según un reporte de Morgan Stanley, los inversionistas creen que las mujeres emprendedoras están recibiendo la cantidad adecuada de financiamiento para hacer crecer sus negocios, incluso mientras capitalizan las empresas multiculturales y de propiedad de mujeres en un 80 por ciento menos que las empresas en general.

Y para terminar, las mujeres emprendedoras reciben preguntas que Harvard Business Review ha descrito como preventivas, es decir, preguntas enfocadas a descifrar su capacidad para prevenir pérdidas potenciales. Y a puertas cerradas, los inversionistas minimizan las capacidades empresariales de las mujeres. En ese mismo sentido, un estudio elaborado por Illuminate demostró que los inversionistas encuestados percibían a las mujeres como carentes de los atributos de éxito necesarios para construir un negocio.

Considerando todo esto, no nos sorprende ver la gran diferencia que existe en términos de financiamiento, mismo que cuando se observa desde la óptica económica, está minimizando los retornos a los capitalistas de riesgo y a sus socios.

Mujeres contra hombres

Hoy en día, el emprendedor promedio es un hombre caucásico en sus 30 años. Según 99designs, las mamás emprendedoras se salen de esta norma:

  • 57 por ciento tienen más de 40 años
  • 9 por ciento están casadas
  • 95 por ciento tiene una pareja que aporta un sueldo a la casa
  • 71 por ciento son las principales cuidadoras de sus hijos

En otras palabras, las mamás emprendedoras no encajan en el patrón promedio de lo que los inversionistas de riesgo consideran que debe ser un emprendedor exitoso.

Sin embargo, tal como lo declaró alguien tan aclamada como Melinda Gates, ese patrón está cambiando. Y el resultado es que los inversionistas se arriesgan a perder la próxima ola de retornos de inversión si no cambian su forma de pensar. Así que, ¿cómo romper con los viejos patrones? ¿Cómo apoyar a otras mujeres emprendedoras? Aquí un resumen de mi plan de acción a tres pasos para lograr que todas estas cosas sucedan:

1. Sociedades en Comandita, ocupen el lugar que les corresponde 

Tal como lo demostró Gates, en un mundo de capitales de riesgo, las Sociedades en Comandita Simple están hasta arriba de la jerarquía y tienen un gran papel que desempeñar a la hora de cambiar el panorama. Las S. en C. necesitan usar su poder para bien. Tal vez deberían hacer el compromiso de recibir inversiones exclusivamente de equipos diversos.

Estas sociedades mercantiles deberían comprometerse a financiar únicamente a inversionistas de riesgo que financien a emprendedores diversos (demostrándolo a través de sus portafolios actuales), y que dentro de sus filas de socios haya por lo menos 40 por ciento mujeres.

2. Aumentar la cantidad de capitalistas de riesgo (mujeres)

Actualmente, las mujeres constituyen solo 9 por ciento de las sociedades de riesgo (y 74 por ciento de las firmas de capital de riesgo en Estados Unidos no tienen a ninguna mujer en sus filas). Y esto importa por lo siguiente: tener socias mujeres mejora las oportunidades de éxito para las startups lideradas por mujeres. En esta instancia el éxito se define como una salida exitosa (un evento de lanzamiento) en el que los inversionistas puedan ver el retorno de su inversión con la startup.

3. Rompe prejuicios

Así como organizaciones como CEO Action y Paradigm for Parity requieren acciones específicas de sus signatarios para aumentar la equidad de género y reducir el sesgo, necesitamos firmas de capital de riesgo que se comprometan con acciones específicas para dejar fuera el sesgo que enfrentan las mujeres en el proceso de buscar financiamiento para sus negocios. Con este compromiso y su acción consecuente, los inversionistas no sólo harían lo correcto, sino que expandirían sus ingresos proyectados.

Sobre todo, las mamás son igual de valiosas como socias y como emprendedoras. Así que cuando respondo a la pregunta de cómo ser una buena mamá y una emprendedora al mismo tiempo, mi respuesta siempre es la misma: “Necesitamos redefinir lo que significa ser una buena mamá.”

Y puede que también tengamos que redefinir lo que significa ser un buen emprendedor. Porque los buenos emprendedores vienen en diferentes géneros y edades. El mundo está cambiando, y las ganancias se están quedando sobre la mesa. ¡Aprovechémoslas!

Keep Reading

Mexico Desconocido

7 propiedades medicinales de la miel que debes conocer

Descubre los maravillosos beneficios que trae consigo el consumo de la miel para nuestra salud y bienestar.
Cine Premiere

Boo de Monsters Inc. tiene un cameo en Toy Story 4

La pequeña Boo hizo su aparición en la nueva cinta de Woody y Buzz Lightyear. ¿Lo notaron?
Altonivel

Este es el estímulo fiscal que recibirán las gasolinas Magna y Premium

El estímulo fiscal será de 1.68 pesos por litro para la gasolina Magna, para Premium será de 76 centavos, y para Diésel el estímulo es de 92 centavos

More from Entrepreneur

Jason's expertise and experience can help you with storytelling, motivation, and pitching your business to media.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur