Mujeres emprendedoras

La app que quiere poner fin al desperdicio de comida llega a México

OLIO es una plataforma que tiene como objetivo conectar a personas y negocios entre sí, para ofrecer alimentos y artículos de manera gratuita, evitando su desperdicio.
La app que quiere poner fin al desperdicio de comida llega a México
Crédito: Cortesía OLIO
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Es jueves por la mañana y los mangos que compraste el sábado pasado en el mercado están ya tan maduros que tendrás que tirarlos para mañana si no consigues quien los consuma. Tal vez tuviste una reunión por la noche y se te quedó la mitad de la pasta que preparaste porque tres de tus invitados no pudieron llegar.

¿Vas a desayunar, comer y cenar emparedados para no tirar a la basura la mitad del paquete de pan que te sobra en la alacena?, ¿qué vas a hacer con esa lata de duraznos en almíbar que compraste para preparar una gelatina y que no pudiste hacer por falta de tiempo?

En México se desperdician 20.4 millones de toneladas de alimento al año, según cifras del Banco Mundial (BM). El 34% de la producción de alimentos termina en la basura, es decir millones de porciones de comida que pudieron ser aprovechadas, advirtió Mariana Jiménez, coordinadora de Relaciones Institucionales de Alimento para todos I.A.P. Esta situación no es ajena al resto del mundo, donde en total entre un tercio y una cuarta parte de los 4,000 millones de toneladas de comida que se producen anualmente son desaprovechadas.

Para ponerle fin al desperdicio de alimento, llega a México OLIO. Se trata de una iniciativa desarrollada en Reino Unido que busca conectar a personas y negocios entre sí, para ofrecer alimentos y artículos de manera gratuita, evitando su desperdicio.

Tessa y Saasha, fundadoras de OLIO / Crédito foto: Cortesía OLIO

Idea revolucionaria

La plataforma nació a finales de 2015 de la mano de Tessa Cook, hija de granjeros de Yorkshire quien creció ayudando a sus padres empacando heno, ordeñando vacas y quien desde muy joven se dio cuenta del esfuerzo que implica producir los alimentos que consumimos.

Saasha Celestial-One es el nombre de su socia. Proveniente de una familia hippy emprendedora de Iowa, Estados Unidos, fue criada con una fuerte apreciación por el planeta y también con escasos recursos. “Pasé mucho tiempo de mi niñez acompañando a mi madre en el rescate de cosas que otras personas desechaban –madera, plantas que el invernadero desechaba, latas de refresco de aluminio tiradas a la orilla de la playa–. Ella las revendía para tener un poco de dinero y aprendí que la basura de una persona es el tesoro de otra”, recuerda.

En diciembre de 2014 cuando Tessa hacía su mudanza de Suiza para regresar a Inglaterra. “A pesar de nuestro mejor esfuerzo por comernos todo en el refrigerador, aún nos quedaban seis camotes, una coliflor entera y algunos botes de yogurt. Los de la mudanza me dijeron que toda la comida tenía que tirarse a la basura”, recuerda.

Tessa tomó a su bebé recién nacido y toda la comida y salió a encontrar a alguien con quién compartirla, pero la señora a quien pensaba regalarla no estaba en el lugar habitual. “Pensé en tocar la puerta a mis vecinos para preguntarles si lo querrían, pero el problema es que no sabía si estarían en casa o si les resultaría incómodo por que no los conocía demasiado. Me dije entonces, ¿cómo no existe una app donde pueda compartirla con alguien cerca de mí que sí la quierea?” Y así nació la idea de OLIO.

Tessa y Saasha se conocieron en 2002 y desde entonces se hicieron amigas muy cercanas. “Cuando le conté a Saasha, sus ojos inmediatamente se abrieron y supimos en ese momento que teníamos que trabajar juntas para hacer realidad esta app”, recuerda.

La idea de desarrollar una plataforma en la que conectara a una comunidad no era tan absurda. Después de una investigación se percataron que en Reino Unido los hogares son responsables de la mitad de todo el desperdicio de comida y que una familia promedio desperdicia alrededor de 700 libras en comida al año.

La empresa nació con el apoyo de un inversionista: Simpleweb, una agencia de desarrollo, gracias a la que construyeron la primera versión. Luego de cinco meses, lanzaron la app en App Store el 9 de julio de 2015 y tres semanas después la versión para Google Play.

A la fecha OLIO ha sumado más de 900,000 descargas a nivel mundial y ha entregado más de 1.2 millones de alimentos. Hay comunidades en Reino Unido, Suiza, Nueva Zelanda, Los Angeles y ahora en México.

Aterrizar en México

En México el desperdicio de comida representa una pérdida de 684,000 millones de pesos al año, considerando los recursos energéticos, humanos y financieros invertidos tanto en la producción de los alimentos, como en su comercialización y su eventual proceso, cuando son tirados a la basura.

Carlos Verástegui, director asociado de Grupo Ache, una agencia creativa que opera en suelo mexicano, leía El País Semanal cuando encontró una nota que contaba de la existencia de esta plataforma para compartir la comida entre vecinos y evitar así su desperdicio. Entonces se propuso contactar a las emprendedoras y ponerla en marcha en suelo mexicano.

No se trata de una licencia ni una franquicia, ya que el fin que se busca es impactar a un mayor número de personas y contribuir al rescate de los alimentos. “Queremos contribuir a la disminución del desperdicio de comida en México y para ello, impulsamos este modelo que crea pequeñas comunidades de personas que comparten entre sí la comida. Creemos que estas prácticas pueden funcionar primero en la Ciudad de México, y lograr que poco a poco se vayan implementando en todo el país”, señaló Saasha.

Con el apoyo de Jesús Herrera, cofundador y CEO de Impact0, empresa que desarrolla soluciones sostenibles que incrementan la rentabilidad, transfieren conocimiento y neutralizan el impacto ambiental producido por eventos, museos y campañas publicitarias, tropicalizaron la plataforma y por fin el pasado miércoles 24 de abril la presentaron oficialmente.

ABC para donar tus alimentos

OLIO es una plataforma gratuita que funciona a través de la confianza que se establece entre los miembros de la comunidad, quienes otorgan una calificación a cada uno de los usuarios.

Ninguno de los alimentos se comercializa, ni se cobra ningún tipo de cuotas o porcentajes ya que no persigue un fin lucrativo, a pesar de que en Reino Unido sí se cobra una cuota a los negocios locales por recoger y distribuir sus sobrantes al final del día, se trata de un modelo que se puso en marcha para hacer la empresa sustentable, explicó Anne Charlotte Mornington, directora de Expansión Internacional y Desarrollo de Negocios de OLIO.

El sistema está disponible en sistemas operativos iOS y Android; así como en computadoras. Usarla es tan sencillo como seguir estos pasos.

  1. Descarga la app
  2. Crea un perfil
  3. Toman una foto de sus alimentos o artículos, agregan una breve descripción y da detalles para la recolección.
  4. Ahora las personas cercanas a la zona donde te encuentras pueden ver lo que se hay  disponible y elegir pasar por esos alimentos.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Jason's expertise and experience can help you with storytelling, motivation, and pitching your business to media.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur