My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Content Partner Where brands share their insights. What's This?

El viaje de Raul Villacis de la crisis de la mediana edad a ser un mentor millonario

Así fue como un misterioso dolor lo llevó a ayudar a otros emprendedores de élite a recuperar su capacidad de seguir luchando.
El viaje de Raul Villacis de la crisis de la mediana edad a ser un mentor millonario
Crédito: Cortesía Raul Villacis
A mastermind group for top entrepreneurs
14 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

“Gladiadores modernos con un lado guerrero oscuro omnipresente, listo para atacar”. Así es como Raul Villacis, coach de liderazgo, define a los emprendedores masculinos, líderes e influencers de alto nivel con los que trabaja.

“Cada vez que estoy negociando algo o que tengo que mejorar las cosas, ese guerrero oscuro sale a la luz, sin excusas, y hace las cosas”.

Pero hay ocasiones en las que incluso los guerreros tienen que enfrentarse a sus limitaciones. Independientemente de que muestren una cara de invencibilidad, también pueden atravesar por una crisis de la mediana edad.

Villacis no fue la excepción. Y fue su propia crisis lo que eventualmente lo llevó a descubrir su vocación: trabajar con otros que están atravesando un momento oscuro, o un túnel, como el que él atravesó. Les ayuda a entender que está bien ser vulnerable y que se vale tener dudas internas. Y lo que es más importante, está bien ajustar la medida del éxito más allá del dinero o el estatus, y enfocarlo hacia la felicidad y la satisfacción.

Este hombre de familia, inversionista y mentor ayuda a los hombres a encontrar nuevamente eso que los hacía diferentes, lo que les daba una ventaja competitiva. “Esa ventaja competitiva es algo que tienes o no tienes. Tal vez la tuviste en un punto y la perdiste, pero no puedes comprarla” dice. Y al llevarlos al siguiente nivel, sus negocios avanzan al siguiente nivel.

Cuando lo dejaron atrás en Ecuador

El camino de Villacis hacia donde se encuentra hoy en día inició hace muchos años, así como las cicatrices emocionales que resurgieron durante su crisis de la mediana edad.

Villacis (a la derecha) y sus hermanos Daniel y Karen se mudaron de Ecuador a los Estados Unidos cuando él tenía 11 años / Imagen: Cortesía de Raul Villacis. 

Cuando Villacis tenía 8 años, sus papás hicieron un viaje “rápido” desde Ecuador, donde vivían, a Estados Unidos. Resultó ser un viaje mucho más largo que implicó la búsqueda de una vida mejor para todos, y terminó durando 3 años. Durante ese tiempo, sus abuelos cuidaron de Raul y sus hermanos. Cuando tenía 11 años, se mudaron a Connecticut para estar con sus padres en su nuevo hogar, un departamento de 2 recámaras que compartían con otras dos familias.

El cambio fue confuso: un nuevo idioma, una nueva cultura, una nueva vida y un nuevo clima. El invierno de Connecticut no era nada parecido al clima en el que él había crecido cerca del ecuador. Villacis recuerda empezar sexto grado envuelto en tres chamarras, esperando el camión, pareciendo un “mono de nieve con piel morena”.

La gente lo vía diferente y lo molestaban, en especial los niños de su barrio, sobre todo cuando se vieron obligados a tomar el camión 30 minutos antes de lo que lo hacían normalmente, para que Villacis pudiera llegar a su clase de inglés en una escuela diferente.

Villacis aprendió a usar sus diferencias a su favor para hacer negocios. Empezó vendiendo juegos de Nintendo y de Sega Genesis usados en la secundaria. En la prepa compró playeras de $5 dólares mientras visitaba a sus primos en el Bronx, y las vendió en $15 y $20 cuando regresó a su escuela.

Cuando cumplió 18, su ambición por ganar dinero se convirtió en una necesidad, y en una urgencia, porque a su padre lo diagnosticaron con distrofia muscular, una enfermedad que ocasiona el deterioro y debilitación progresiva de los músculos, y entendió que los días de su padre como mecánico estaban contados. Mientras que su madre se hacía cargo de la casa, Villacis sintió que tenía que hacer algo. “Tenía que encontrar la forma de convertirme en un empresario, porque sabía que tendría que cuidar de ellos”.

Villacis con su madre, Pilar, y Raul, su padre, quien sufre de distrofia muscular / Imagen: Cortesía de Raul Villacis

Trabajó en cosas extrañas, vendiendo todo lo que podía, desde computadoras hasta autos. A los 21, el hecho de ser bilingüe lo ayudó a conseguir un trabajo temporal en Bristol-Myers Squibb. Al mismo tiempo, Raul y su hermano empezaron a invertir en bienes raíces. Cuando empezaron a ganar dinero de eso, Villacis le dijo adiós a su trabajo de oficina.

De publicitarse en camiones y espectaculares a la quiebra

Villacis empezó su propia empresa de bienes raíces a los 23 años, y le tomó menos de siete años convertirse en la firma de inversiones de bienes raíces de latinos más grande de Connecticut. Tenía a más de 150 empleados, incluyendo a 14 de sus familiares.

Villacis tenía millones de dólares en activos. Había camiones y espectaculares con su cara. Lo había logrado.

Y luego todo se vino abajo. El mercado colapsó en 2008, devastando su compañía, y Villacis se vio obligado a despedir a casi todo su personal. Con una deuda millonaria y preocupado de que su esposa lo dejara, por primera vez en su vida se sintió verdaderamente abrumado.

Pero su esposa y su familia se quedaron a su lado. Su momento de realización llegó cuando entendió que, cuando la economía está bien, la gente quiere ganar más con sus propiedades, pero cuando el mercado colapsa, está dispuesta a vender por menos del valor real. Villacis empezó a negociar cantidades más bajas con sus prestamistas. Para su sorpresa, aceptaron menos dinero del que se les debía y con esto, empezó a administrar los malos activos de las instituciones financieras. Conforme empeoraba la economía, sus contratos iban en aumento.

“Estábamos descubriendo cómo hacer limonada con limones” dijo. Sorprendentemente, en sólo seis meses logró darle la vuelta a las cosas.

“Me di cuenta de que no era que hubiera tenido suerte en mi vida profesional, sino que podría hacerla en cualquier mercado. Todo es un ciclo y siempre hay una oportunidad” dice.

Bebiéndose el dolor

También hay un ciclo humano en la vida, y lo que sube puede terminar cayendo.

A la mitad de sus 30, Villacis empezó a tener dolores estomacales agudos y recurrentes. Vio a una serie de doctores, incluyendo a un especialista en oncología. Le hicieron una colonoscopia, estudios de sangre y muchos otros análisis que no mostraron nada fuera de lo común. Villacis estaba perfectamente sano.

Como el dolor no cedía, se temió lo peor. “Pensé que tenía cáncer y que me estaba muriendo”.

Así que se puso a tomar. “Era lo único que detenía el dolor físico por las noches. No podía dormir a menos que me hubiera tomado un trago. Estaba tomándome un tequila cada noche” dice Villacis.

Al principio eran unos cuantos shots. Eventualmente, fue media botella. Su momento de quiebre llegó cuando se despertó crudo en el sillón y encontró a su hijo de 4 años observándolo, preguntándose qué estaba pasando con su papá. “Ahí me di cuenta de que tenía un problema. Necesitaba descubrir qué era lo que estaba mal conmigo”.

Por el bien de su hijo y de su nena, que entonces tenía 2 años, Villacis inició un proceso de re-descubrimiento personal que incluyó de todo, desde libros de auto-ayuda hasta seminarios y retiros de meditación en Fiji y en la India. Durante el año y medio siguiente, se gastó medio millón de dólares en un viaje que lo sacara de esa crisis de la mediana edad mientras sus socios se encargaban del negocio.

Los retiros de meditación en Fiji y en la India ayudaron a Villacis a recuperarse de su crisis / Imagen: Cortesía de Raul Villacis

Finalmente, Villacis entendió la raíz de su dolor: el daño emocional derivado de la separación de sus padres cuando era niño, el trauma por la enfermedad que confinó a su padre a una silla de ruedas, y la crisis económica de 2008. Conforme empezó a trabajarlo consigo mismo, el dolor empezó a disiparse.

“No soy un monje, soy un hombre de negocios”

Para mantener alejado el dolor, Villacis meditaba durante tres horas al día, pero aunque esto hizo maravillas con su autosatisfacción, no le estaba ayudando en los negocios. “Me di cuenta de que no soy un monje, sino un hombre de negocios. Tenía que encontrar la forma de llevar esas enseñanzas que había aprendido y funcionar como un hombre de negocios” dice.

Y ahí se dio cuenta de que esto era su “ventaja”. El concepto de controlar tu estado emocional y tener la consciencia para operar a tu mayor capacidad se convirtió en la base de lo que enseña actualmente. Su creatividad despegó y empezó a divertirse nuevamente con sus negocios. Su dolor se fue… y nunca regresó.

Usando esta “mentalidad ventajosa”, Villacis ayudó a sus empleados de bienes raíces a superar su temor al fracaso. Algo hizo clic en su organización y empezaron a cerrar mejores negocios. Sus ganancias del primer cuarto fueron equivalentes a las del año anterior completo. La voz se corrió y otros empezaron a pedirle a Villacis que les enseñara cómo lo había hecho.

El primer cliente de Villacis estaba ganando $40,000 dólares al año. “Lo llevé a ganar $250,000 dólares el primer año. Después de tres años, su negocio estaba arriba del millón de dólares. Ahí fue cuando desarrollé el marco de trabajo que uso hoy en día. Dije OK, lo que estamos haciendo sí funciona”.

En 2014, Villacis lanzó una experiencia de coaching de elite y un retiro para hombres dueños de negocios y emprendedores, llamado The Next Level Experience. Creó un grupo finamente curado de gente que ha logrado grandes cosas, una especie de hermandad con individuos en el mismo nivel de entendimiento. Este marco de trabajo incluye un plan de acción personalizado y la medición del progreso de cada uno.

Villacis fundó The Next Level Experience, un programa de elite coaching para hombres emprendedores / Imagen: cortesía de Raul Villacis

Villacis los lleva a través de una experiencia inolvidable de “procesos y descubrimientos que les permiten dejar ir la fachada de lo que creen que son”. El ritual incluye respiraciones de yoga, meditación e hipnosis junto con programación neuro-lingüistica, que usa poderosas frases inconscientes similares a las afirmaciones pero mucho más fuertes, para ayudar a superar las dudas que tenemos de nosotros mismos. Villacis también desarrolló una app para su programa que monitorea el comportamiento de sus clientes de forma gamificada y competitiva.

Actualmente, Villacis cobra $250,000 dólares por trabajar con un cliente durante un año. Por $125,000 asesora a 12 clientes a la vez y se enfoca en ayudarlos a ganar más de $1 millón de dólares. También ofrece retiros o campamentos de tres días y medio por $25,000 dólares y su equipo maneja programas de todo el año por el mismo precio.

En 2018, el total de sus ganancias por coaching fue de mas de 2 millones de dólares, y esto es solo un porcentaje de su valor neto. Él estima que, entre clientes privados y campamentos, The Next Level Experience le estará dando una entrada de unos 5 millones de dólares este 2019. Pero sus fuentes de ingresos también incluyen bienes raíces, marketing en redes sociales, e inversiones en varias compañías.

Gladiadores modernos

En el sitio web de The Next Level Experience, no encontrarás mención de la crisis de la mediana edad, pero Villacis escribe abiertamente sobre ayudar a los que parecen haber perdido la visión de su negocio o la certeza que tenían cuando iniciaron.

Villacis se refiere a la crisis como “el túnel” y lo considera un ritual de transición para muchos hombres. “Cada vez que he tenido una experiencia dolorosa en mi vida, ha sido la patada en los huev… que necesitaba para descubrir quién soy” dice.

“He pasado por lo que ellos están viviendo. Conozco sus miedos. Sé exactamente lo que están sintiendo. Hay una presión por ser líder, por ser masculino, por no mostrar o no hablar de nuestras emociones. No tienes a dónde ir. Sientes que nadie te apoya, que tienes que tenerlo todo bajo control, cuando la realidad es que no tienes control sobre muchas cosas”.

El miedo es que llegue alguien más joven y más rápido a robarte tu lugar. Y si no creces e innovas, y no descifras qué hacer con lo que tienes y tomas decisiones fuertes y te arriesgas, estás fuera. Para Villacis, “los hombres de negocios son gladiadores modernos. Entre más negocios hacemos, mayor es el riesgo de ‘morir’ — ser reemplazado o dejado fuera. Ese es el juego”.

La película favorita de Villacis es justamente “Gladiador”, el épico drama histórico en el que Russell Crowe interpreta a Maximus Decimus Meridius. Incluso en su tiempo libre, se ve irremediablemente atraído hacia historias en las que se muestra el camino de los hombres hacia el éxito, historias que siempre incluyen un poco de dolor o crisis seguidos por un triunfo trascendental.

Villacis con su esposa Vivian y sus hijos, Alejandro y Abi  / Imagen: cortesía de Raul Villacis

Este es el tema de su tercer libro, The King’s Code”, un libro de autoayuda para hombres de negocios que saldrá a la venta este 2019. Tiene planeado hacer un viaje a Ecuador como parte de “Tu próximo nivel”, un tour que lleve su mensaje por todo América Latina. También está trabajando en una versión de su app que pueda estar disponible para todo el mundo.

“Para 2020, quiero haber logrado un impacto en 1,000 líderes e influencers; quiero ayudarlos a encontrar su ventaja competitiva. Cada hombre al que ayudo representa 1,000 vidas porque es un líder o un influencer. Al generar un impacto en esa persona que puede hacer una diferencia, estoy generando un impacto en cientos de vidas al mismo tiempo”.

¿Puedes escuchar a la gente clamando en el Coliseo? ¡Maximus! ¡Maximus! ¡Maximus!

Conecta con Raul en Facebook e Instagram.

Keep Reading

Mexico Desconocido

7 propiedades medicinales de la miel que debes conocer

Descubre los maravillosos beneficios que trae consigo el consumo de la miel para nuestra salud y bienestar.
Nupcias Magazine

Diferentes estilos para los centros de mesa de tu boda

Elige el que más te guste para adaptarlo con la temática de tu boda.
Cine Premiere

Boo de Monsters Inc. tiene un cameo en Toy Story 4

La pequeña Boo hizo su aparición en la nueva cinta de Woody y Buzz Lightyear. ¿Lo notaron?
Altonivel

¿Qué debes de hacer si fuiste víctima de fraude?

La Condusef estimó que las ganancias obtenidas por la delincuencia en su modalidad de fraude tradicional y cibernético fueron de 9,231 mdp durante 2018

More from Entrepreneur

Terry's digital marketing expertise can help you with campaign planning, execution and optimization and best practices for content marketing.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur