Especiales Entrepreneur

Más que Estados Unidos: Por qué México debe ver ya a otros destinos para tus exportaciones

Exportar nunca había sido tan fácil como hoy gracias a la tecnología y los nuevos modelos de negocio. Las Pymes tienen pase directo a 51 países para diversificar su mercado.
Más que Estados Unidos: Por qué México debe ver ya a otros destinos para tus exportaciones
Crédito: Entrepreneur en Español
Magazine Contributor
11 min read

This story appears in the May 2019 issue of Entrepreneur Mexico. Subscribe »

México es un país con un gran potencial exportador. Históricamente su ubicación geográfica, su economía y mano de obra, lo han hecho competitivo. Aunque en los últimos años se ha enfocado mucho en Estados Unidos, hoy es una de las economías con más de 40 acuerdos internacionales firmados en materia de comercio y, por lo tanto, con grandes oportunidades de diversificarse.

Sólo en 2018, las exportaciones de mercancías mexicanas aumentaron alrededor de 10% con respecto al año anterior, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Sin embargo, la gran mayoría de los productos que salen desde México tienen como destino Estados Unidos, a donde llegaron 81.9% de las exportaciones el año pasado.

De hecho, en septiembre de 2018, Estados Unidos, México y Canadá firmaron el nuevo acuerdo comercial T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá) cuyas adiciones y modificaciones implican cambios, respecto al TLCAN, en temas como cadena de suministro y registro de procesos, combate a la corrupción, salario, medio ambiente y comercio electrónico.

En cuanto a los productos que exportó México a todo el mundo en 2018, 88.2% correspondió a bienes manufacturados, mientras que 6.8% fueron productos petroleros, 3.6% bienes agropecuarios y 1.4% productos extractivos no petroleros.

Las cifras del Inegi también revelan que las mercancías mexicanas más exportadas en ese año fueron productos siderúrgicos, maquinaria y equipo especial para industrias, equipo profesional y científico y productos automotrices.

Para darse un idea del tamaño que todo esto representa, México exporta más que toda Latinoamérica y el Caribe en su conjunto, además de que tiene tratados de libre comercio que abarcan a 51 países del mundo, describe Carlos Alberto Bautista, catedrático de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle.

El comercio exterior es tan importante para México que representa alrededor de 70% del Producto Interno Bruto (PIB) del país; sin embargo, las pequeñas empresas solamente aportan 1% de esa cantidad, así que también existe un buen potencial de crecimiento para ellas, siempre y cuando sepan muy bien qué y a dónde exportar.

“El mejor camino es ubicar qué producto queremos vender y después saber a dónde exportarlo”, apunta Bautista. “Por ejemplo, si se quiere vender café a Colombia, Brasil, Costa Rica o Perú, habrá un producto local que le va a hacer competencia, pero si quieren exportar café orgánico a la Unión Europea, va a ser un buen negocio porque para ellos es un producto exótico que se puede vender a muy buen precio”.

El académico aclara que para poder ingresar a nuevos mercados se debe poner atención en la calidad de los productos, lo cual, junto con la mano de obra económica, es una de las ventajas más grandes que tiene México en el mercado exportador a nivel global.

Local, regional y mundial

La recomendación de los expertos es que antes de empezar a exportar, el mejor camino para las micro y pequeñas empresas es enfocarse en el mercado local. “Después de eso, puede empezar a exportar, pero a países de la región, como Centroamérica, donde la normatividad es similar a la de México”, recomienda Bautista.

“Eso te ayudará a mejorar tu producto y empresa, y si posteriormente si quieres exportar al primer mundo, deberás asegurarte de que tienes un producto de primer mundo”, advierte.

Porque lo difícil para un emprendedor no es encontrar el primer pedido en el extranjero, sino lograr que le soliciten más productos manteniendo la calidad y el servicio requeridos, asegura Manuel Valencia, director de programas académicos de Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey campus Santa Fe.

En el mundo moderno hay una gran diversidad de nichos que atacar. “Los productos orgánicos, mercados específicos como el de los judíos o clientes que buscan productos más personalizados”, enumera el experto.

Buscar puentes para exportar a países desarrollados es relativamente sencillo gracias a que éstos ofrecen una buena cantidad de información, indica Valencia. “Por ejemplo, con los alemanes no tendrás duda alguna de lo que necesitan y de lo que te hace falta para exportar con ellos, y todo eso está disponible en internet o mediante cámaras o asociaciones”, apunta.

Una vez que se logró entrar y permanecer en alguno de este tipo de mercados, el siguiente paso es buscar bloques de países aprovechando los convenios comerciales, menciona el académico. “Un tratado (comercial) es para todos; no discrimina productos o tamaños de empresas, así que es una gran oportunidad para abrir las puertas”, señala.

México tiene más de 40 acuerdos internacionales firmados en materia de comercio / Imagen: Entrepreneur en Español

Es momento de diversificar

Hasta hoy, México cuenta con 13 tratados de libre comercio, 32 acuerdos para promoción y protección de inversiones con 33 países, 9 acuerdos de alcance limitado (Acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial) en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración y es miembro del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), lo que sin duda otorga muchas ventajas para exportar.

“México es una de las economías más abiertas del mundo, y todavía tiene el reto de diversificar los países a los cuales exporta sus productos”, estima Harry Van Schaick, director editorial de Oxford Business Group, firma internacional de investigación de mercados y consultoría.

“El país tiene una ubicación estratégica para posicionar sus productos en las diferentes regiones del mundo, como la Unión Europea o Asia, solamente necesita implementar las políticas correctas para diversificar sus mercados hacia otros destinos en los que también tienen interés en hacer negocios y establecer nuevos convenios”, subraya.

Comparado con otros países como Brasil, que es su competidor regional, México tiene mejores características en temas como geografía, economía y mano de obra, características que cualquier empresa puede aprovechar para exportar, destaca Van Schaick.

En el mundo globalizado de hoy cada vez es más fácil exportar, ya que también es más sencillo mantener comunicación con asociaciones, embajadas y cámaras internacionales que tienen presencia en México, pero también la tecnología permite conocer mejor a los clientes potenciales y establecer una comunicación más directa con ellos, reitera Valencia.

“Ya no hay llamadas telefónicas caras, se pueden hacer videoconferencias y Europa está a 12 horas, 18,000 pesos y a un Airbnb de distancia”, expone. “La creatividad y apertura que se necesitan ahora las reúne fácilmente un empresario joven acostumbrado a la economía colaborativa y a esquemas innovadores, al cual no se le cierra el mundo tan fácilmente”.

El estudio “Comercio global en la economía digital: oportunidades para las pequeñas empresas”, elaborado por la compañía de mensajería FedEx, revela que en Latinoamérica y el Caribe, las pymes que exportan obtienen 65% de sus ganancias dentro de su propia región geográfica.

Asimismo, 68% de esas empresas considera que las nuevas innovaciones tecnológicas les ayudarán a exportar más en los próximos años, por lo que el panorama parece que pinta muy positivo. “Lo mejor está por venir gracias a las nuevas generaciones que están llegando al mercado laboral y por la velocidad a la que vienen los avances tecnológicos”, resume Valencia.

Cambios y oportunidades

Aunque México ha registrado avances en materia de exportación en las últimas décadas, la nueva administración gubernamental que entró en funciones el 1 de diciembre de 2018 decidió realizar cambios de fondo en esa materia. El cambio más representativo es la desaparición de ProMéxico, que era, entre otras cosas, el organismo encargado de apoyar el proceso exportador y la internacionalización de las empresas mexicanas.

Ahora, las funciones que tenía ProMéxico estarán a cargo de las secretarías de Relaciones Exteriores y de Economía, además de las embajadas de México en el extranjero. Hasta el momento no se han dado detalles de cuáles serán las funciones específicas de cada una de estas entidades y cómo trabajarán en conjunto, además de la manera en la que los interesados se podrán acercar a ellas, por lo que hay que esperar a que queden bien definidos los nuevos lineamientos y se den a conocer.

El cambio podría dar paso a una regresión de lo avanzado en los últimos años, dice Bautista, pues hace algunos años “había ‘agregados comerciales’ en las embajadas, que hacían la función de promover las exportaciones mexicanas.

De esta manera, ahora los emprendedores que deseen exportar deberán acercarse a organismos que surjan en los estados, además de asociaciones como el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), universidades y cámaras de países como Inglaterra, Alemania, España o Estados Unidos que tiene presencia en México.

En la búsqueda de nuevos caminos, los expertos sugieren la creación de asociaciones regionales que hagan las funciones a ProMéxico, pero sin la participación gubernamental. Esta coyuntura ayudará a voltear hacia otros países y buscar productos más innovadores para que sea más fácil generar demanda en otros países, dice Bautista.

El potencial exportador de México es tan grande que no se detiene, solamente hay que aprovechar todas las ventajas que están a la mano para adaptarlo a las condiciones que hoy existen.

Expandir horizontes

Estados Unidos es el país que recibe hoy la mayor cantidad de exportaciones mexicanas, pero hay mercados que se pueden empezar a aprovechar también.

  • La Unión Europea.- Es un mercado de tamaño similar al de Estados Unidos.
  • Europa de Este.- Países como Polonia tienen un crecimiento importante y están interesados en hacer negocios con México.
  • El Reino Unido.- Si sale de la Unión Europea (que es lo más seguro), buscará más alianzas estratégicas con diversos países.
  • China.- Debido al conflicto de este país con Estados Unidos, México puede aprovechar para abrir nuevos caminos, aunque es un poco más complicado por el tamaño de su economía.
  • India.- El año pasado, el comercio de ese país con México creció 25%, y ofrece oportunidades en industrias como la tecnología y la farmacéutica.
  • Países árabes: Arabia Saudita, Catar o los Emiratos Árabes Unidos.- Fueron muy fuertes en la industria petrolera, pero hoy están invirtiendo en energías alternativas, como la solar; además de que tienen que cubrir necesidades alimentarias debido a sus condiciones geográficas.
  • Centroamérica.- Es la puerta de entrada para los emprendedores que deseen ingresar al mundo exportador debido a que sus regulaciones son similares a las de México.
  • Asia (Japón, Singapur, Brunéi, Malasia y Vietnam) y Oceanía (Australia y Nueva Zelanda).- Gracias al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, hay nuevas oportunidades de negocio en esta región del mundo muy cercana a México.

Fuente: Especialistas del Tec de Monterrey, La Salle y Oxford Business Group. 

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La Fed atrapada por halcones, palomas y… Donald Trump

FED

Quizás Jerome Powell será recordado como el presidente del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que más padeció las presiones ajenas para tomar decisiones, o bien para marcar directrices nítidas durante su gestión.

Conforme pasan los meses y cada que se acerca una reunión de política monetaria del poderoso banco central de Estados Unidos, es más evidente que Powell está atrapado muchas veces entre halcones, palomas y también, por si fuera poco, entre los caprichos o decisiones que quiera imponer quien lo colocó al frente de la Fed, nada más ni nada menos que el presidente de su país, Donald Trump.

El asunto es delicado, como todo lo que tenga que ver con la economía y las finanzas de la nación más poderosa del planeta; Jerome Powell ha logrado sortear hasta ahora las presiones, recientemente en la cumbre de Jackson Hole dijo que haría todo lo posible por evitar la desaceleración económica de su país, en línea con lo que exigía Trump, pero sin referirse a un monto ni fechas concretas en las que podría decidir el organismo a su cargo bajar la tasa de interés, tal como lo exige el inquilino de la Casa Blanca.

Este miércoles, al finalizar la reunión de política monetaria de dos días, los mercados están completamente divididos, y no es casualidad, están así porque hasta ahora las presiones sobre la Fed no dañaban tanto su margen de maniobra, pero ahora cada decisión que tome estará sujeta al escrutinio sobre las razones que pudo tener Powell, sobre todo, en esta reunión en la que no habrá conferencia de prensa posterior al anuncio.

Lee: La Fed se encuentra preocupada por una desaceleración económica

Fed
La Fed está inmersa en un ciclo de alzas trimestrales y volvería a subir el costo del crédito el próximo mes, en el que sería el cuarto incremento de 2018.

Halcones y Palomas presionan

Como sucede en casi todos los bancos centrales del mundo, los halcones y palomas están volcados en defender cada uno sus posturas y con ello presionar al máximo encargado del manejo de la política monetaria, en el caso de la Fed es Jerome Powell. 

También como sabemos, los halcones buscan a toda costa que si bien no se incrementen las tasas de interés, ya que en un escenario como el actual sería absurdo pretender algo así, cuando menos no bajen o no bajen con demasiada velocidad; es sabido que las tasas altas son para los halcones la herramienta ideal para mantener a raya el gasto público y el endeudamiento; las presiones sobre Powell deben ser intensas con el argumento de que Estados Unidos debe acercarse cada vez más a una política económica de equilibrio, eliminando riesgos potenciales, no les falta razón desde un punto de vista ortodoxo económico.

Por su parte, las palomas hacen su labor; como sabemos, su preferencia por una política monetaria expansiva genera presiones para que la Fed baje las tasas, aunque dentro de ellos existen visiones diferentes en cuanto a la velocidad con la que deben bajar los tipos de interés. En los meses recientes ha perdurado la idea de que los recortes deben ser moderados y si es necesario puede hacerse una pausa, para evitar gastar sin estrategia los más de 200 puntos base que tiene la Fed antes de llegar al cero absoluto, el 0%.

Este debate entre halcones y palomas no es algo nuevo, siempre ha existido y existirá, pero hoy es más claro todavía por las condiciones en las que se encuentra la economía global. Si bien Estados Unidos no ha mostrado hasta ahora signos de desaceleración profunda, sí es evidente que la fuerza de crecimiento se ha moderado bastante en los dos años recientes, lo que para algunos es prueba de que se requieren otro tipo de acciones más determinantes por parte de la Fed para darle el impulso necesario al crecimiento. Entre ellos, los que piden hacer algo más, destaca un hombre muy poderoso, quizás el más poderoso de la tierra en estos momentos.

Lee: La Fed recorta sus tasas de interés por primera vez desde 2008

Dólar y tasas de interés


Trump, tras la cabeza de Powell

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no le ha pedido, le ha exigido al titular de la Fed que baje de una vez las tasas de interés en un punto porcentual, es decir 100 puntos base, lo que sería un recorte brutal, para llamarlo de alguna manera. Hasta ahora, Powell ha soportado no solo la exigencia de Trump, sino sus agresiones ya que al no hacerlo ha sido objeto de descalificaciones a su labor, algo que pocas veces había sucedido con un presidente de la Fed.

El temor de algunos es que Powell tenga que ceder a las inmensas presiones provenientes de la Casa Blanca, no es común que suceda; de hecho, hasta ahora no hay evidencias contundentes de algo así. Luego entonces el camino sería su salida prematura, algo que igualmente dañaría a la Fed e inyectaría de incertidumbre a los mercados.

No está claro qué sucederá este miércoles con las tasas de interés en Estados Unidos, lo que sí es un hecho es que Powell ocupa un sitio que pocos envidian no solamente por la dificultad y circunstancias que enfrenta la economía global, sino porque parece dormir con el enemigo.

Lee: Trump quiere estimular la economía de EU y así afectaría a México

More from Entrepreneur

Amina AlTai teaches entrepreneurs and intrapreneurs how to balance a thriving career, body and mind.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur