Cómo tener más intraemprendedores en tu negocio

¿Qué pasa cuando alguien de tu equipo tiene una buena idea e intenta llevarla a cabo desde dentro de tu organización?
Cómo tener más intraemprendedores en tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Son las 2:00 de la tarde de un sábado en la Colonia Roma. Junto con amigos, estoy sentado frente a un delicioso plato de escamoles y un mezcal, y aún no puedo comprender como es que ese proyecto tan prometedor está guardado con llave en un cajón de la oficina de ese manager.

Hace un par de meses recibí una invitación para impartir un workshop sobre emprendimiento corporativo en una empresa cerca de la Ciudad de México; nada indicaría que esa sesión sería distinta. En mi día a día como profesor y consultor me enfrento a una gran cantidad de ideas y proyectos que emprendedores y empresas me piden que asesore, pero lo que escuché ese día me rebasa. Mientras desarrollaba el workshop en la sede de la empresa, hice una pregunta abierta a mi atento público:

¿Qué pasa cuando uno de ustedes tiene una buena idea e intenta llevarla a cabo desde dentro de esta organización?

De los tres asistentes que intentaron dar respuesta, el manager, con actitud firme y convencida mencionó: “Les intentamos dar una salida. Por ejemplo, hace dos años un par de colaboradores desarrollaron un prototipo de un bastón que podía identificar un obstáculo cuando estaba cerca. Fue una gran idea de nuestros empleados”.

Asombrado, como no podía estar de otra forma, pregunté “¿Y como va ese proyecto?”. “El bastón lo tengo guardado en mi oficina”, respondió el orgulloso manager. En la pausa de la sesión dos colaboradores de la empresa se me acercaron y en tono de voz bajo me dijeron: “Ese proyecto pudo ser mucho para esta empresa, pero muy poco para nosotros. Nos dimos cuenta que un proyecto así no retribuiría en nada para nuestro crecimiento y nuestro bolsillo”. Al parecer eran los dos famosos colaboradores que desarrollaron el rudimentario prototipo. Uno de ellos, con café en mano y una pequeña concha en la otra (lo recuerdo bien), me cuenta que ese proyecto resultó de una situación “un poco extraña y que solo pasó una ocasión”. Uno de ellos tenía un par de meses que había empezado a trabajar y, con la intención de ganar adeptos, convenció al otro de desarrollar ese prototipo (muy básico) e intentar que la compañía financiara su escalamiento. Una vez teniendo el prototipo buscaron algún área, o alguien, que les ayudará a llevar aún más lejos su idea. Si, adivina bien el lector, la empresa no tenia ni a alguien, ni un área que pudiera impulsar ese tipo de proyectos.

Sí estás leyendo este artículo tal vez te hayas enfrentado a una situación parecida: Querer emprender desde dentro de tu organización, pero toda buena idea termina siendo, como el bastón, un proyecto guardado en alguna oficina. Si eres del mundo de las startups pensarás que este artículo no es para ti, pero te equivocas, más startups de las que crees mueren con un solo proyecto en su portafolio de innovación sin ser capaces de promover la capacidad emprendedora de sus colaboradores. Mis años de experiencia profesional y mis investigaciones me han permitido corroborar que no hay empresas “creativas” y “no creativas”. Más bien, hay compañías con las estructuras, los incentivos, la cultura y las herramientas adecuadas para promover la capacidad emprendedora en todos sus colaboradores, y, por ende, la innovación. A esto le llamamos intraemprendimiento.

Voy a explicar algunas ideas para que, sí eres una empresa consolidada y estás buscando como promover la innovación desde dentro, o sí eres una startup y no quieres morir en el intento, puedas empezar a diseñar una organización más intraemprendedora. Pregúntate las siguientes cuestiones.

¿Qué sucede cuando un colaborador tiene una idea y puede convertirse en una innovación?

Haz un ejercicio mental, que pasaría sí algún colaborador tuviera una idea y quisiera llevarla a cabo, ¿sabes cuales son los mecanismos? ¿a quién debería acercase? ¿algún área especifica? Sí tu respuesta es no, lo que necesita tu organización es un sistema de innovación que permita sistematizar, cual maquina de tortillas, la generación de ideas, su evaluación, su prototipaje, etc.

¿Es claro hacia donde quiere mi organización apuntar para innovar?

No todas las ideas son susceptibles de ser llevadas a cabo. Decir de manera genérica que tu empresa quiere innovar, es decir todo y nada. Debes de plantearte en que quiere innovar, en otras palabras, cuál es la estrategia de innovación. El concepto de innovación es muy amplio, hay innovación de modelos de negocio, incremental, radical, disruptiva, etc. Lo importante es definir en tu estrategia el tipo de innovación. Por ejemplo, una de las estrategias de innovación de Cinépolis es “incremental y centrada en el usuario”. Definir claramente la estrategia hará que todos los esfuerzo de tus colaboradores por ser más emprendedores se alineen.

¿La cultura de la organización inspiran y permiten emprender e innovar?

Sí tu empresa castiga el fracaso y premia la perfección, y toda experimentación se ve como una perdida de tiempo y recursos, es urgente que cambies esta forma de pensar. Estos factores que acabo de mencionar suelen ser variables de la cultura empresarial que debilitan la capacidad intraemprendedora. Gary Pisano de Harvard University ha dedicado su vida a investigar como la cultura empresarial tiene efectos sobre la capacidad de innovación, y sus conclusiones son muy claras: las empresas más innovadoras e intraemprededoras tiene una cultura que permite el fracaso. Pero permitir el fracaso no significa soportar la ineficiencia, mas bien, esta cultura se basa en aprender del fracaso, lo que permite mejorar las idea y escalarlas. También, poseen un ambiente de experimentación que permite poner a prueba toda idea prometedora, independiente de la posición en la organización de la persona que la propone.

¿Tus colaboradores ven un incentivo en proponer y llevar a cabo nuevas ideas?

Los dos colaboradores que propusieron el bastón decidieron no seguir con el proyecto porque no encontraron ni apoyo, ni una estructura, ni la cultura correcta para hacerlo, pero tampoco un incentivo para invertir más de su tiempo en esa idea. No es suficiente que la empresa pida a sus colaboradores que sean emprendedores, es necesario que se busquen los incentivos adecuados para promoverlo. ¿Qué incentivos puedes diseñar y otorgar para que todos sientan que hay un beneficio al proponer ideas y llevarlas a cabo?

¿Saben mis colaboradores cuales son las herramientas para emprender a bajo riesgo y con pocos recursos?

Si, esto también es de técnica. No solo hace falta una estrategia de innovación, una estructura que permita el intraemprendimiento y una cultura que la desencadene e incentivos. También hace falta enseñar a tus colaboradores como pueden identificar problemas u oportunidades, idear soluciones y prototiparlas, validarlas y escalarlas.

Espero que esta historia y las recomendaciones sirvan para idear como tu organización puede empezar a ser más intraemprendedora y por consecuencia, más innovadora. Al final, esto tendrá un impacto en tus números, pero también, un impacto positivo en la sociedad. Necesitamos más empresas capaces de innovar y abordar los retos a los que nos enfrentamos como sociedad.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur