El arquitecto que diseñó las oficinas de Google México y Red Bull te dice cómo aplicar la neurociencia a tu espacio de trabajo

Durante la más reciente edición de WPC Smart Conversations, Juan Carlos Baumgartner estableció la importancia de la neurociencia en el desarrollo de oficinas.
El arquitecto que diseñó las oficinas de Google México y Red Bull te dice cómo aplicar la neurociencia a tu espacio de trabajo
Crédito: Cortesía
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los centros de trabajo evolucionan a una velocidad tan impresionante que cabe la posibilidad, hoy más que nunca, que lo que sucedió hace cinco años sea agua pasada en este 2019, un proyecto con urgencia de renovación, un arcaísmo del diseño.

El creador de los espacios corporativos más modernos de México, el arquitecto Juan Carlos Baumgartner, director de la oficina SPACE, confirma sus propuestas de innovación y la necesidad de integrar nuevas disciplinas a los espacios laborales: neurociencia es el nombre del juego.

“Lo que pasaba hace cinco o diez años, cuando empezamos a hablar del trabajo colaborativo, provocó que rara vez se entendiera el concepto exponencial de la ecuación. Todo mundo asumía que se trataba de desarrollos lineales en las que poquito a poco la gente iba a ir trabajando en equipo, pero no se contaba con las tecnologías y sus cambios exponenciales”, dice Baumgartner, un creativo que ostenta más de 70 premios de diseño interior a nivel global y que, al frente de su oficina, ha intervenido más de 3 millones y medio de metros cuadrados en América Latina.

Para el artífice detrás de sedes como Google México, Axa, Upfield o Red Bull, habría que replantearse el tema del diseño de sedes de trabajo y esto implica seguir y adaptar los pasos de la neurociencia, que en principio ha llegado para reventar teorías que han dominado siglos de conocimiento humano.

“Con Descartes y los franceses se empezó a generar ideas que separaban el cerebro del cuerpo. Por mucho tiempo se ha creído que el cerebro es lo realmente importante y el cuerpo, una especie de transporte y protector”, explica Baumgartner, durante la edición 2019 de Smart Conversations WPC, evento que integra charlas alrededor del mundo del diseño y los factores que lo afectan y transforman todos los días.

Los exámenes más populares de inteligencia, los que miden el IQ, están directamente ligados al conocimiento cerebral, pero la neurociencia ha llegado para rebatir esta idea.

“Recientemente se descubrió que las estructuras celulares más parecidas a las neuronas se encuentran en la piel: procesan información de una manera similar, es decir, que la información que llega a tu cerebro viene medio procesada antes de que te enteres. Uno empieza a pensar con el cuerpo”, asegura el arquitecto.

A lo anterior habría que sumar nuevos descubrimientos que afirman que no todas las neuronas son motoras, sino que existen mapas neuronales que miden distancia, altitud, dirección, formas, que la razón por la que una persona encuentra su coche en el estacionamiento es gracias a este grupo neuronal.

Baumgartner de pronto ha convertido una ponencia sobre arquitectura en una cátedra sobre neuronas, conocimientos de neurociencia, psicología y pensamientos transversales que parecen alejarse cada vez más de los básicos del diseño y la creación de espacios.

Pero el objetivo de la plática es claro: las oficinas y los espacios de trabajo también son oportunidades de nuevos conocimientos y podrían marcar la diferencia entre lo que los empleados de un espacio aprehenden o dejan de aprehender.

“Surge esta teoría que dice que no puedes recordar el contenido de una experiencia si no recuerdas dónde estaba tu cuerpo ubicado físicamente en el espacio. Entonces, si dentro de tres semanas quieres recordar algo del contenido de lo que sucedió aquí, el cerebro lo primero que va a tratar de recordar era dónde estaba el cuerpo”, ilustra.

El mensaje no es menor: la creación de experiencias, ya sea una de venta o del simple trabajo diario de oficina, estaría ligada a la sensación que provoca el espacio por sí solo, no sólo por la vista, sino por el tacto, las dimensiones, los sonidos.

De ahí que aquellas empresas que han seguido tendencias en la composición de sus oficinas, sin tomar en cuenta el pensamiento de sus colaboradores, la experiencia que resulta para ellos ese espacio o la forma de trabajo específica que requieren, es muy probable que se encuentren poco satisfechas de su propia sede.

“Lo que ha sucedido es que no se ha entendido el problema completo: no se trata de hacer espacio abierto solo porque sí, ese es un camino directo a la muerte de la organización; el problema completo tal vez implica la creación de 30 espacios distintos, de una caseta telefónica donde se pueda hacer una llamada privada, de un lugar de descanso, de un sitio para comer un snack, de áreas abiertas, claro, pero también áreas en donde uno se puede concentrar”, señala el CEO de Space.

Las oficinas, dice Baumgartner, también deben generar esa emoción por lo que viene, de flexibilidad ante los cambios, de tener más gente proactiva y menos congelados o apanicados.

El pensamiento transversal –en el que se involucran diferentes ciencias y disciplinas en torno a un objetivo—no debe ser exclusivo del diseño de los espacios de una empresa, sino de la misma empresa o emprendimiento, concluye Baumgartner.

“Tenemos que salir de la esfera de confort, hablar con doctores, antropólogos, psicólogos. En nuestra oficina de diseño tenemos socios en Canadá que hacen neurociencia. Las organizaciones van a tener que generar un pensamiento transversal más allá de la interdisciplina, es algo mucho más complejo, pero que se puede aplicar a cualquier proyecto”, termina.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur