Manejo de equipos

9 errores que sueles cometer en tu trabajo (y cómo corregirlos)

No agradecer el tener trabajo es uno de los más comunes.
9 errores que sueles cometer en tu trabajo (y cómo corregirlos)
Crédito: Depositphotos.com
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Para los que están dentro del mundo laboral activo, hay algunos errores que, por torpeza, desidia o intencionalmente, están a la vista cada día.

Como ya estamos viviendo, el mundo del trabajo que conocimos hasta hace dos o tres años ya no existe ni existirá más. La revolución tecnológica, la volatilidad de los mercados en prácticamente todo el mundo y las transformaciones de las habilidades más requeridas para los empleos del futuro, determinan un escenario completamente diferente, en el que millones de personas no encontrarán su lugar, a menos que se preparen y adecuen para seguir en carrera.

Estos aspectos que, para muchos, pueden ser desalentadores, abren una inmensa oportunidad de desarrollo sólo para quienes, con la mente abierta y el espíritu constructivo dispuesto, se animen a explorar en sí mismos para encontrar sus facetas que aún no han puesto a prueba.

La palabra “prueba” no es casual aquí, ya que cada vez más en el mundo del trabajo, y más allá de lo que podamos imaginar, todos estaremos siempre en estado latente de observación: no habrá empleos para toda la vida, y cada uno deberá buscar las alternativas que mejor vayan con su perfil.

En general, siempre se enfoca más en los errores empresarios que en los de sus trabajadores. Esta vez el foco está puesto en ellos. Para los que están dentro del mundo laboral activo, hay algunos errores que, por torpeza, desidia o intencionalmente, están a la vista cada día. Se trata de acciones de diverso impacto que deterioran severamente no sólo el perfil profesional del empleado, sino de la productividad de la compañía que le da trabajo.

Aquí va esta lista de nueve de los más recurrentes que se observan en todo tipo de negocios pequeños, medianos y grandes; en organizaciones gubernamentales; y en prácticamente todo tipo de actividades donde hay empleados involucrados:

1. No agradecer el tener trabajo. Por más desanimado que te encuentres, el trabajo que tienes es “el trabajo” de este momento. Por lo que sería apropiado agradecer esta posibilidad y, si quieres, ponerse en búsqueda de otra mejor. En este punto, muchos empiezan a hablar mal de la empresa que los contrata: son desagradecidos, y no saben que esto funciona como un búmeran. Por eso, agradece de distintas formas: la mejor de todas es hacer tu trabajo lo mejor posible, y dando siempre un poco más. Esta es la gran diferencia entre ser eficiente -hacer lo que te piden- y eficaz -hacer lo que debe hacerse, y dar un poco más, obteniendo una mayor satisfacción personal-.

2. Hacer lo mínimo indispensable. Impulsado muchas veces por erróneos conceptos de dirigencia laboral, la ley del menor esfuerzo no sirve para cambiar las cosas. Los empleados que hacen lo mínimo cada día no sólo patean en contra de la organización que les da trabajo, sino de sí mismos, puesto que no se permiten explorar oportunidades, aprender ni sumar habilidades. La clave para revertirlo es involucramiento y acción, poniendo el 100% en lo que corresponde a tus responsabilidades.

3. Dejar pasar oportunidades. Otro aspecto de la comodidad en que se mueve una gran parte de los que tienen trabajo es que no han desarrollado las capacidades sociales para aprovechar oportunidades, y luego se sorprenden cuando aquel ascenso se le da a otra persona. La curiosidad, el entusiasmo y la auto motivación son fundamentales para impulsar su desarrollo.

4. Desaparecer del mundo de las búsquedas laborales. Es alarmante la inhabilidad de los trabajadores para mantenerse activos en el mercado laboral. Parece que el hecho de tener trabajo ya te hace un fantasma dentro del sistema. El problema aparece cuando pierdes el trabajo, y sales de inmediato a armar tus perfiles en LinkedIn y redes sociales, y a contactar a conocidos para enviar tu currículum. Estos errores pueden revertirse permaneciendo visible; compartiendo información de tu trabajo actual y sus logros (de los que, por si no sabías, también formas parte) y manteniendo al día tus redes de contactos, e incrementándolas.

5. No apoyar a la empresa o negocio para la que trabajas. Sería ideal que cada trabajador se convierta en un embajador de la empresa donde trabaja. Independientemente de las condiciones y situaciones, es importante que no restes apoyo a la compañía, ya que se nutre de tu talento al igual que del de tus compañeros. Algunas formas de apoyo son mostrarte entusiasmado, presentar proyectos viables para seguir creciendo, ser una influencia positiva y transformarte en un agente de cambio de tu entorno directo para lograr una mejor calidad y excelencia.

6. Pensar que ese trabajo es para siempre. Totalmente errados, los empleados piensan que su puesto será inamovible. La realidad indica que de un día para otro eso puede cambiar. Aprovecha la oportunidad de estar trabajando para posicionarte en tu segmento; compartir buenas noticias de tus logros profesionales; apoyar causas que, fuera de lo laboral, te permitan expresar tus habilidades y servir. Haz una diferencia, y, a la vez, estarás motivado y liderando cualquier proceso de cambio con mayor entusiasmo (por ejemplo, cuando debas salir a buscar otro empleo, o llamar la atención del mercado para que te contraten).

7. Creer que eres indispensable. Ya no existen posiciones irreemplazables dentro de las organizaciones. El ego puede hacerte creer que sí lo eres, aunque la contundencia del mundo real hará que bajes los pies a la tierra. Todos somos piezas reemplazables.

8. Actuar en forma individualista. Relacionado con el ego, el ser individualista tampoco es una habilidad que sume, ya que las organizaciones y empresas buscan personas con habilidad para trabajar en equipo. Empieza a tender puentes para aprender junto a otros, transferir conocimientos de tu especialidad y hacer contribuciones positivas, por tu bien, el de los demás compañeros, y la empresa que te contrata.

9. Dejar de aprender. Este quizás sea el peor de los errores que cometen las personas que tienen trabajo: se dejan estar respecto a sus conocimientos. Quizás tengan un largo trecho de experiencia o muchas carreras y, por algún motivo, no se actualizan y se dejan estar. El no aprender es motivo para que muchos pierdan su trabajo, no se integren adecuadamente a las nuevas generaciones del trabajo, y estén fuera de lo que su mercado requiere. Mantente activo y aprendiendo; haz cursos cortos; asiste a talleres, seminarios, presentaciones de producto. Conviértete en referente dando charlas y compartiendo tu conocimiento y experiencias. Esta retroalimentación será altamente positiva si te quedas sin trabajo.

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Kathleen, Founder and CEO of Grayce & Co, a media and marketing consultancy, can help you develop a brand strategy, build marketing campaigns and learn how to balance work and life.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur