Corporativos: ¡No es suficiente juntarse con startups para ser innovador!

Fomentar la cultura intraemprendedora en tu organización te ayudará a estar un paso adelante en materia de innovación, pero las aceleradoras corporativas no parecen ser el mejor medio para lograrlo.
Corporativos: ¡No es suficiente juntarse con startups para ser innovador!
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Estimado lector, coloque la palabra ‘aceleradora corporativa’ en su buscador web favorito y encontrará un sin fin de programas de aceleración que han sido creados por compañías como Telefónica, Axtel, Grupo Bimbo y Sura, entre muchas otras. La idea es simple, ofrecer a startups la oportunidad de acelerarlas sí están dentro del área de acción que al corporativo le interesa explorar.

Grupo Bimbo, por ejemplo, con su aceleradora Eleva, busca startups que estén desarrollando innovaciones en alimentos. Nave, de Axtel, busca startups en diversas áreas Tic´s. En ocasiones, las empresas ofrecen todo el proceso de aceleración, contactos y mentoría de forma gratuita, esperando que alguna de las innovaciones resultantes pueda ser incorporada o adquirida.

Estos programas han sido en parte promocionados por el famoso libro “The Innovator´s Dilemma” de Clayton Christensen que ha vendido como receta la idea que si las empresas quieren innovar más, deberían financiar o crear startups que son más ágiles.

Sin embargo, la realidad nos ha contado otra historia. Sí un corporativo está buscando generar una cultura de innovación y mejorar su capacidad de emprendimiento desde las entrañas de la organización, las aceleradoras corporativas parecen no ser la mejor opción (o al menos como las conocemos).

Desafortunadamente no tenemos estudios serios en México que hablen del tema, pero en países como Estados Unidos y España, se empieza a cuestionar la eficacia de las aceleradoras corporativas. Diversos expertos han mencionando en medios de comunicación que las aceleradoras “solo son una forma de marketing”, o “una manera de teatralizar la innovación”. Hace unos meses se publico un articulo en el periódico El País con un pie de nota que se leía así: “Aceleradoras Corporativas, ¿Aportan valor o solo aparentan?”.

En el artículo se pone en entredicho el rendimiento de las aceleradoras para avanzar en la capacidad de innovación de una organización. En España, solo la mitad de las aceleradoras que incubaron a startups invirtieron en ellas, lo que puede indicar que para la mitad de las empresas los programas de aceleración corporativo no son una via real de innovación.

Tomas Kholer de la Universidad de Berkeley desarrolló un estudio con más de 40 empresas globales que tienen un programa de aceleración corporativa, y encontró que en diversos casos hay un alejamiento entre lo que estaban desarrollando las startups y la estrategia del corporativo. Kholer menciona “que es todo un reto la relación corporativo - startup por las diferencias en operación y cultura, por lo que es importante diseñar correctamente un marco y estrategias de relación”. Steve Blank menciona esto como “Innovation Theater”. 

Esto pasa cuando las aceleradoras corporativas (u otras figuras de innovación abierta como los innovation labs) usan diversas metodologías de innovación como Lean Startup sin realmente entender como funcionan. Usan diversas herramientas de última generación, canvas, notas adhesivas, etc., y después se concentran en desarrollan productos super cool sin entender los modelos de negocios que podrían sostenerlos. Lo que conlleva al fracaso del proyecto dentro de la compañía si deciden participar en el o comprarlo.

En otros casos, las startups reportan altas dosis de frustración una vez que el corporativo decide trabajar con ellos o adquirirla. Esto porque aunque han desarrollado un buen producto con un buen modelo de negocio, cuando deciden escalar el proyecto dentro de la compañía encuentran mucha resistencia por parte de los colaboradores y directivos. En otros casos encuentran un abismo entre lo que ellos están haciendo y la realidad de la compañía. 

Tendayi Viki, uno de los grandes “50 thinkers” en management ha estudiado detalladamente estos temas. Considera que uno de los mayores errores es suponer que la mera colaboración con startups puede lograr hacer importantes cambios en la capacidad de innovación del corporativo o encontrar el siguiente gran proyecto por obra de magia. La falta de un portafolio de innovación y la falta de una estrategia que indique cuales son los tipos de innovaciones a donde dirigir los esfuerzos, son errores comunes que se cometen.

¿Qué se puede hacer entonces?

Mientras desarrollaba parte de mi investigación doctoral con algunas empresas de software en Montreal y Barcelona, conocí un programa de aceleración que, a priori, parece abordar las problemáticas antes descritas y saca provecho del talento interno para innovar y desarrollar una cultura de emprendimiento.

El programa se llama KickBox, de la compañía Adobe (famosos por PDF y otras ingeniosas soluciones). El programa se basa en dar una caja roja que contiene $1000, una barra de chocolate y entrenamiento a todo aquel colaborador que tenga una idea y quiera testarla. En vez de financiar startups externas, invierte en desarrollar su talento interno. La filosofía del programa es que “con un millón de dólares se podrían financiar 1000 apuestas desde dentro de la organización”. Los objetivos de Kickbox son muy claros:

  1. Darle a cualquier empleado que lo requiera, sin ningún previo requisito, un kit para innovar y una tarjeta con 1000 dólares para los gastos que necesite.
  2. Desarrollar la capacidad de emprendimiento en todos los niveles de la organización.
  3. Dar permiso a los empleados para experimentar y fallar de forma controlada sin tener que pasar por un proceso burocrático.

Una vez que se recibe la caja, el colaborador debe pasar por 6 niveles (desde idear hasta lanzar una serie de experimentos) y después pitchear la idea. Sí es el caso, recibe más financiamiento para continuar con la idea. Cualquier idea puede ser presentada, pero no todas tiene semáforo verde para continuar; solo aquellas que están alineadas a la estrategia de la compañía. Hasta el 2017 más de 2000 empleados habían pedido el KickBox y más de 50 proyectos habían sido financiados con varios millones de dólares, lo cual era más barato que invertir en otros programas de aceleración.

No niego que este programa me gusta y hasta ahora a dado grandes resultados, pero no todo es blanco o negro. Así que sí ya tienes un programa de aceleración corporativo o quieres desarrollar uno, aquí te dejo alguno tips para no morir en el fracaso.

  • Define la estrategia: sí ya tienes una estrategia de innovación asegúrate que todo nuevo proyecto con startups o colaboradores este alineada a ella. Una buena estrategia considera el desarrollo de innovaciones incrementales (corto plazo) y radicales (mediano largo plazo). Sí aún no tienes una estrategia, es tiempo de hacerla. La estrategia te permitirá saber en que invertir y en que no.
  • Desarrolla un programa de aceleración que sea mixto. Saca provecho de tus colaboradores  mientras desarrollas una cultura y capacidad de innovación interna. Tus colaboradores pueden identificar problemas cotidianos y proponer soluciones viables que coincidan con la empresa. Pero invita a startups, las cuales tienen ideas más frescas y pueden explorar áreas que no considerabas o donde no tienes expertise. Considera que tus colaboradores pueden desarrollar innovaciones incrementales, y las startups innovaciones radicales; mientras sacas provecho de innovaciones a corto plazo, te preparas para la siguiente innovación a largo plazo.
  • Mentoría mixta: Provee mentoría de expertos de fuera, pero también de mentores que vengan de tu organización. Esto permitirá tener un balance entre las nuevas ideas y la alineación con la estrategia de la compañía. También te permitiría identificar posibles problemas antes de que se escale una idea dentro de la empresa.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur