¿Necesitas recuperar tu salud mental? ¡Aprende a decir NO!

No tienes que aprovechar todas las oportunidades que aparecen en tu camino, pero elige inteligentemente.
¿Necesitas recuperar tu salud mental? ¡Aprende a decir NO!
Crédito: Jon Tyson vía Unsplash
Entrepreneur Staff
5 min read

A María le estaba yendo muy bien como VP de desarrollo en una empresa de tecnología de San Francisco. La habían contratado para crear un ambiente positivo entre la comunidad, y era perfecta para hacerlo. Pero su trabajo había iniciado con problemas. Su director le había pedido que tomara un nuevo proyecto en Brasil, lo que le ocuparía un tercio de su tiempo. Su instinto fue decir que sí, no quería perder la aprobación de su CEO, y la oportunidad era un honor. Pero siendo realistas, no podía estar en Sudamérica y al mismo tiempo, cumplir con el trabajo para el que la habían contratado en San Francisco.

Cuando me reunió con ella, vi el problema de inmediato. He sido coach ejecutivo durante más de 25 años, y María había cometido uno de los grandes errores que he visto a muchos directivos y fundadores cometer: decir siempre que sí. Los líderes quieren hacer crecer sus negocios, agradar a la gente, evitar el conflicto y mantener su trabajo. Pero aceptar cada petición o propuesta de negocio que les llega puede sobrecargarlos de trabajo. Y como esto evita que piensen claramente, terminan no concentrándose en el trabajo verdaderamente importante.

Con otro cliente, el fundador de una empresa que decía que sí a cualquier oportunidad de compra o fusión que aparecía en su camino, creé una tabla para que visualizara los costos de decir que sí a todo: su salud, el hecho de que casi no conocía a su hija, que su COO cambiara constantemente, etc. Cuando vio la tabla, lloró.

Y lo entiendo: decirle a alguien que no parece egoísta. Pero cuando aprendes a decirlo con elegancia y de manera estratégica, todo el mundo gana. Todo se resume a la forma en la que dices esa crítica pero importantísima palabra, así que para hacerlo, toma en cuenta lo siguiente:

1. El “no” directo. Por alguna razón, suele ser más fácil que la gente escuche el no cuando viene acompañado de un por qué, así que puedes intentar algo como: “Agradezco que pensaras en mi, y como eres tú quién me lo pide, lo he considerado bastante. Como una persona a la que le gusta decir que sí, me gusta entrarle a todo. Pero he aprendido que para ser efectivo tengo que poner prioridades. Me apena mucho tener que decirte que no pero ya me he comprometido con x y y, y necesito hacer el mejor trabajo posible en esos proyectos.”

2. Negocia el tiempo. Puedes ofrecer reconsiderar la propuesta en una fecha posterior. Podría ser a finales de año, cuando termines un proyecto o lo que quieras, pero sólo puedes tomar este camino si sabes que vas a poder comprometerte en ese plazo. Si sólo estás dando largas, vas a perder la confianza.

3. Acepta con condiciones. ¿Puedes cambiar la petición para facilitarte las cosas? Por ejemplo, podrías decir: “Si asignas a un líder de proyecto que se asegure de que todo se entrega en tiempo y forma y que me ayude a mantenernos dentro del presupuesto, cuentas conmigo”. Además es una buena forma de comprobar qué tanto le interesa el proyecto a la otra persona. Puede que te des cuenta de que al final no era tan importante ni urgente.

4. Conviértete en un solucionado de problemas y ofrece una alternativa. Mi clienta en la empresa de tecnología terminó encontrando a otro candidato bien calificado para manejar el proyecto de Brasil, mientras ella se concentraba en hacer su trabajo. El jefe estuvo encantado con la opción que ella presentó y le dio a su compañero una gran oportunidad de crecimiento.

La cuestión es que decir que no te permite decir que sí de una forma mucho más colaborativa. Solemos pensar que la gente no quiere escuchar que le digan que “no”, pero a los directivos les frustra más que alguien acepte y luego no cumpla. Por lo general, confían más en las personas asertivas, las que pueden dar plazos de tiempo más reales u ofrecer una nueva solución al problema. El jefe de mi clienta se dio cuenta de que ella realmente entendía el negocio. A sus ojos, ella no dijo que no, sino que creó una estrategia que les hizo ganar a todos.

*El nombre ha sido cambiado.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.