México se pone 'fresa': Madre Tierra, Danone y Grupo Altex impulsan a pequeños agricultores

A través de un programa conjunto, las marcas quieren para convertir a México en el productor de fresa más grande del mundo
México se pone 'fresa': Madre Tierra, Danone y Grupo Altex impulsan a pequeños agricultores
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Danone México y Grupo Altex presentaron Madre Tierra, una iniciativa dirigida a pequeños productores que desarrolla el potencial agroindustrial de regiones con serios desafíos sociales con el fin de generar riqueza y disminuir las altas tasas de migración.  

El programa inició con éxito en Maravatío, Michoacán, ayudando a los pequeños productores de fresa de la región a adquirir mejores prácticas sustentables y un modelo de agricultura regenerativa (conservación permanente del suelo), con el fin de crear nuevas fuentes de empleo y la creación de empresas formales que contribuyan al dinamismo económico de la región.

Con este programa Danone diversificará sus fuentes de abastecimiento de frutos, en el que la fresa representan el 25% de sus necesidades y del que actualmente se ve obligado a importar de países como Marruecos.

La compañía tiene un ambicioso plan en el que se ha puesto como meta que para el año 2023 la mitad del abastecimiento total de este fruto provenga de México, es decir 9,000 toneladas.  

“La fresa es un cultivo que crece a doble dígito a tasas del 15%. Creemos que México se ha vuelto un hub productor de fresa a nivel mundial y tiene todo el potencial para desarrollar productores que no solamente tengan buena productividad y calidad, sino también prácticas que no erosionen los suelos”, dijo en entrevista para Entrepreneur Fabrice Salamanca, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Danone.

Reconoció que “no habrá manera en que una empresa de alimentos sea sostenible a largo plazo si no se hace cargo de todo el ciclo que rodea la producción de sus productos. Es por eso que este programa está anclado desde su origen en lo más importante: el agricultor y productor agrícola”.

Es por esta razón que desde la compañía están volteando a apoyar a los agricultores para terminar el círculo vicioso de pobreza, baja productividad y calidad, falta de conexión con el mercado, presencia de intermediarios informales, entre otros, que provocan que el 76% de las fincas generen sólo el 16% del ingreso total. 

Efecto multiplicador

Madre Tierra cuenta con el apoyo de Grupo Altex, que a decir de José Ávalos, vicepresidente ejecutivo de la compañía, comulga con la filosofía de Danone. De lo que se trata es de conjuntar las mejores prácticas en beneficio de los pequeños productores para que “estas pequeñas gotas en el océano generen un efecto multiplicador”.

Y es que la empresa abastecedora de alimentos ya tiene experiencia en esto. Durante ya 10 años impulsa el desarrollo de sus proveedores agrícolas a través de su programa Empresarios Altex. “Les damos herramientas técnicas y de campo, los capacitamos en contabilidad para que sepan medir la rentabilidad de su producción, que sepan cómo tomar en cuenta los insumos, el combustible e incrementen su rentabilidad del campo, además garantizamos sus pagos, porque ganando ellos ganamos todos”, asegura el directivo.

El programa Madre Tierra, al que se suma Grupo Altex tiene una inversión privada de 2 millones de euros y un programa de trabajo de tres años, que se extiende al año 2022. El objetivo es fortalecer la capacidad de 140 productores para ganar competitividad. Mientras se protege el suelo y se reduce el uso de pesticidas y el desperdicio de agua, los nuevos métodos de operación deberían permitir a los productores aumentar su ingreso neto en un 30%.

El programa arrancó en Maravatío, Michoacán, con un piloto de siete productores y a la fecha cuenta ya con 16. Danone señala que entre productores y recolectores de fresas, un total de 700 mujeres y hombres se beneficiarán de una transferencia de habilidades, certificarán su producción y recibirán capacitación en el uso de nuevas tecnologías. En última instancia, estas acciones también tendrán un impacto positivo indirecto en las familias de los trabajadores, que representan a más de 3,500 personas.

Salamanca no descarta que en un futuro este programa se pueda extender a otros frutos como la manzana o berries.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur