5 tips de administración para líderes de equipos que están verdaderamente abrumados

La cantidad de gente a la que supervisas no debería generarte estrés.
5 tips de administración para líderes de equipos que están verdaderamente abrumados
Crédito: PeopleImages | Getty Images
Guest Writer
Founder of Echelon Copy LLC
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los principios de administración como generar una mentalidad de crecimiento en tus empleados o liderar con empatía pueden convertirse en obstáculos importantes, pero cuando tienes la responsabilidad de liderar a un gran equipo, ese reto se hace aún mayor. Cuanto más grande sea tu equipo más difícil será darle a cada persona la atención individual que se merece y a la vez encontrar el tiempo necesario para el resto de tus actividades. Si no tienes cuidado, sentirte abrumado será muy sencillo, e incluso podrías dejar pasar ciertas responsabilidades importantes.

La buena noticia es que supervisar a un equipo grande no es imposible. Si incluyes estas cinco prácticas administrativas básicas estarás mejor preparado para llevar a tus equipos hacia el éxito.

1. Abre canales de comunicación

Cuando tienes equipos muy grandes, es cada vez más difícil tener reuniones regulares con cada uno. Esto no significa que la comunicación deba verse afectada, porque incluso los elementos más nuevos de tu equipo requieren atención para sentir que sus contribuciones son valiosas para la empresa. Una solución es usar canales de comunicación adicionales como Slack o Basecamp para seguir conectado con tus empleados, además de buscar el tiempo para tener estas reuniones uno a uno. Cuando los miembros de tu equipo entienden que estos canales de comunicación están disponibles para su uso, lo más probable es que empiecen a contactarte para darte actualizaciones y asistencia.

2. Delega todo lo que puedas

Conforme crece tu equipo, también crece la carga de trabajo que tienen, y no puedes hacerlo todo solo. Delegarle a las personas correctas te ayudará a evitar la fatiga, mejorará la productividad general de tu equipo y te dará más tiempo para revisar cosas con cada miembro de tu equipo e incluso liberarte algo de tiempo para ti mismo. De hecho, un estudio de Frontiers in Psychology descubrió que delegar mejora los comportamientos de búsqueda de retroalimentación entre tus empleados, llevándote a generar mejores resultados.

Andrew Carnegie se convirtió en el hombre más rico del mundo durante los primeros años del siglo 29. Entre muchos otros atributos, uno de sus mayores secretos era delegar trabajo. Tras escuchar a un amigo presumir de que llegaba al trabajo a las siete de la mañana, le contestó: “Debes ser bastante flojo si te toma 10 horas realizar tu trabajo diario. Yo, en una hora ya asigné todo el trabajo, envié mis sugerencias. El trabajo del día está hecho y yo estoy listo para salir a disfrutar la vida”.

3. Manténte atento a conflictos potenciales

Los conflictos poco saludables en los equipos grandes de trabajo pueden ser tan destructivos a la dinámica como en equipos pequeños. La gente suele tomar partido y la unidad se ve afectada, lo que puede resultar en enojo por parte de tus empleados y un mal servicio al cliente. Como líder de tu equipo debes poner las expectativas claras y estar dispuesto a tomar un rol activo en la resolución de las disputas. Mantente en contacto con el ambiente laboral de tus empleados para que puedas identificar a tiempo los problemas potenciales para anticiparte a ellos antes de que se salgan de control.

4. Observa el panorama completo

Cuando se tiene un gran equipo, la capacidad de evaluar objetiva la calidad de los resultados de cada uno se vuelve mucho más importante. Observar los procesos, los métodos de comunicación e incluso los roles individuales desde una perspectiva amplia, teniendo en cuenta el panorama completo, te ayudará a identificar las áreas en las que el equipo tiene menor adhesión o es menos efectivo de lo que debería.

Las tareas de micro-manejo siguen siendo importantes, pero dar un paso atrás y observar el todo te ayudará a identificar mejor las necesidades de cambio de enfoque para tus objetivos o de hacer los ajustes necesarios para mejorar la eficacia del equipo. Los cambios que afectan de manera positiva la cultura laboral de una empresa y el flujo de trabajara todos sus miembros tienen un mayor impacto general en la productividad y la satisfacción de los empleados.

5. Desata el poder de la mentoría

Los mejores líderes también son grandes mentores que elevan el desempeño de los que los rodean. Desafortunadamente, si tienes un equipo demasiado grande, puede que no tengas todo el tiempo que quisieras para ser mentor de cada persona nueva que llega. Una opción interesante es asignar a los miembros con más experiencia para que te ayuden en esta tarea. Tal como lo dijo Mary Barra, presidenta y CEO de GM, “Todos los buenos líderes deberían estar comprometidos con el crecimiento laboral de sus equipos… Los compañeros de trabajo tienen excelentes puntos de vista que tú puedes no haber detectado”.

Muchos de los principios del liderazgo exitoso siguen siendo los mismos, independientemente del tamaño del equipo que manejes. Sin embargo, si tomas en cuenta la responsabilidad de manejar equipos más grandes estarás mejor preparado para ayudar a cada uno de sus miembros, y a tu empresa en general, a lograr nuevos resultados increíbles.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur