¿Quieres abrir una fintech? No lo hagas sin antes leer esto

El mundo financiero es un ecosistema altamente vigilado, así que lo primero que deberás definir es si tu modelo de negocio ya está regulado.
¿Quieres abrir una fintech? No lo hagas sin antes leer esto
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Posiblemente quieres poner una fintech porque el término está de moda, porque es uno de los sectores más prometedores en el mundo del emprendimiento, porque es uno de los sectores más activos para fondos de capital riesgo en América Latina o simplemente crees que tienes una idea que puede revolucionar la manera en que actualmente consumimos servicios financieros.

A diferencia de otros, el sector financiero es un ecosistema altamente regulado y vigilado, así que lo primero que deberás definir es si tu modelo de negocio ya está regulado.  Esta primera definición deberá formar parte primordial de tu estrategia, pues si ya está regulado, tendrás que  atenerte a la regulación correcta. De lo contrario, corres el riesgo de que las autoridades te fuercen a cerrar o en casos extremos podrías terminar en la cárcel.

Uno de los errores más comunes es pensar que por ser una fintech debes de regularte y que debes apegarte a la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (o “Ley Fintech”, promulgada en mayo del 2018). Pero en realidad, es posible que tu startup ni siquiera necesita regulación, pues quizá tu modelo de negocio no está dentro de la esta ley pero sí en otra.

Por ejemplo, si necesitas realizar las mismas actividades que hace un banco como recibir inversiones del público en general y prestar estos fondos discrecionalmente para obtener un margen financiero entre lo captado y lo prestado, entonces tendrás que autorizarte como banco. Aún cuando argumentes que eres una fintech porque quieres operar simplemente con una plataforma web o app, si realizas estas actividades, deberás autorizarte como banco.  Por otro lado, si quieres establecer un nuevo algoritmo de scoring crediticio digital para ofrecer a financieras o bancos, no necesitarás regularte.

Elige la figura adecuada

La Ley Fintech en realidad sólo aplica para dos modelos de negocio (y un Sandbox): Instituciones de Financiamiento Colectivo (IFC), aquellas que ponen en contacto a solicitantes de financiamiento con inversionistas (como Prestadero.com); y las Instituciones de Fondos de Pago Electrónico (IFPE) que se explican muy fácilmente con la palabra “wallets electrónicos” (como Paypal).

Si tienes otro modelo de negocio que no está regulado pero que a tu parecer debiera estarlo porque obtendrás de alguna manera dinero del público en general, puedes revisar en la misma ley la figura de Modelos Novedosos (o llamado Sandbox Regulatorio para conocedores). Esta figura fue creada para que, con previa autorización de la Comisión Nacional Bancaria de Valores, puedas realizar una prueba controlada de tu modelo de negocio sin temor a ser perseguido.

Evidentemente no podrás argumentar que vas a lanzar un banco y que para ello necesitas el Sandbox; sino que esta figura es exclusivamente para actividades aún no reguladas. Una vez que definiste si tendrás que atenerte a alguna regulación, deberás guiarte de dicha ley para acotar tu modelo de negocio y definir los fondos que requerirás.

Si no tienes mucha lana para empezar o una fuente de fondeo importante, te aconsejo que evites lanzar una fintech que requiere autorización. Ya que, por ejemplo, si deseas lanzar un wallet vas a necesitar unos tres millones de pesos de capital mínimo según la ley . Además de por lo menos 6 a 12 meses para preparar tu solicitud de autorización y recibirla considerando que en este tiempo no podrás operar, y por ende, tendrás cero ingresos.

Finalmente, deberás cumplir con varios requisitos en tu estructura organizacional, infraestructura tecnológica y estrategia operativa para ser autorizado que simplemente te complicará la vida si no estás correctamente fondeado (yo estimo que requerirás entre seis y 10 millones de pesos cuando menos para iniciar).

¡Pero no dejes que eso te desanime! Puedes lanzar varios modelos de negocio que se clasifican también como fintech pero que no requieren autorización. Por ejemplo, si te gusta el crowdfunding puedes lanzar plataformas de recompensas o de donaciones que no requieren una autorización como Institución de Financiamiento Colectivo. Otras opciones son comparadores o generadores de leads de crédito o inversión, distribuidores de seguros, creadores de tecnologías de scoring, plataformas de apoyo en finanzas personales o de educación financiera, entre otras.

 

 

 

 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur