Estas son 13 redes de seguridad para que no te 'descalabres' al emprender

Cuando empiezas un negocio necesitas estar preparado para cualquier eventualidad.
Estas son 13 redes de seguridad para que no te 'descalabres' al emprender
Crédito: Carol Kohen | Getty Images
Contributor
Co-Founder of inventRight; Author of One Simple Idea Series
10 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Todos los emprendedores necesitan un paracaídas. Porque el hecho de empezar un negocio, independientemente de si vas a vender un producto o a ofrecer un servicio, involucra un riesgo. Yo he sido emprendedor toda mi vida, y en retrospectiva, he tenido redes de seguridad en cada etapa de mi carrera. Creo que el hecho de no tener una buena red de seguridad es lo que evita que muchas personas incursionen en los negocios o pongan en práctica sus ganas de emprender.

Antes de numerar 13 redes de seguridad en las que puedes confiar, quiero compartirte cómo éstas me han ayudado a lanzar, mantener y hacer crecer diferentes negocios.

Cuando tenía veintipocos empecé a diseñar productos. El primero fue una gorra de béisbol que tenía dedos de espuma que podías arreglar de diferente forma para enviar un mensaje, como la señal de la paz. Publiqué un anuncio en una revista para evaluar la demanda del mercado. Para hacerlas, sólo necesitaba tela, una máquina de coser y dinero para el anuncio, así que no necesitaba tener una red de seguridad. No vendí muchas.

Mi siguiente emprendimiento fue abrir una tienda en Capitola, un pueblito turístico junto al mar al Norte de California. Te estoy hablando de la década de los 70. Yo hacía cada objeto que se vendía en la tienda, sobre todo esculturas suaves hechas de nylon. La renta del local era de $150 dólares y tenía dos socios con los que me dividía los gastos. No tuve que pedir dinero prestado porque había ahorrado unos $10,000 dólares antes de empezar. En este caso, mis ahorros eran mi red de seguridad. Durante los siguientes 4 años, me pude mantener a mí mismo mientras observaba el ir y venir de las olas.

Unos cuantos años después, tuve un respiro mientras vendía mis creaciones en un festival en Sausalito cuando una persona me contactó con alguien que haría crecer mi negocio. El hecho de conocer a Steve Askin, quien dirigía una empresa llamada What’s New, cambió mi vida para siempre. 30 días después ya era mi representante y estábamos vendiendo mis productos en todo el país. Los pedidos entraban rapidísimo, así que tuve que pedirle $5,000 dólares a mi papá para poder contratar gente que me ayudara a coser y entregar a tiempo.

Era obvio que mis capacidades estaban sobrepasadas, así que le enseñé a los empleados de Askin cómo hacer mis creaciones. Para este momento, mis papás eran mi red de seguridad. También fue la primera vez que me topé con la idea de que alguien más pudiera hacer, promocionar, distribuir y vender lo que yo había inventado. Esto se llama ‘concesión’, y es mi modelo de negocios favorito.

La razón es muy simple: aunque soy un emprendedor, odio los riesgos, y con las concesiones básicamente no hay riesgos. Tu licencia ya está siendo utilizada y te quitan la pesada carga del desarrollo de producto, que implica la fabricación, marketing y abastecimiento. En otras palabras, ellos se quedan con todos los riesgos.

Me tardé un buen rato para ser bueno congestionando mis ideas de productos. Hasta ese momento, mi esposa Janice tenía un trabajo de tiempo completo y ella me mantenía. También tomaba algunos trabajos como freelance y hacía trabajos de consultoría para sumarle ingresos a mi vida durante ese periodo.

Más tarde empecé un negocio vendiendo púas para guitarra con una forma original. Vendíamos la mayoría a los fans, no a los músicos. Cuatro de nosotros pusimos un poco de dinero para que todos tuviéramos las mismas acciones. Pronto, nuestras púas ya se vendían en cientos de tiendas incluyendo Walmart y 7-Eleven. Nos convertimos en concesionarios de Disney y de Taylor Swift. El hecho de entrar a Walmart fue tan emocionante como abrumador. Teníamos que crecer y para hacerlo, necesitábamos capital. El banco no quería prestarnos, así que yo invertí de mi propia bolsa (unos $250,000 dólares) para lograr la primera entrega con Walmart. Era dinero que había ahorrado y una parte que heredé.

No importa qué tanto te prepares, habrá obstáculos imprevistos en el camino. Es la naturaleza de hacer algo nuevo, que es de lo que se trata el emprendimiento. Y vale la pena.

Habiendo dicho esto, el hecho de quedarte sin tiempo o sin dinero suelen ser dos de los desafíos más comunes para cualquier negocio nuevo. Necesitas tener una red de seguridad para tener dónde aterrizar.

A título personal, me gusta mantener las cosas simples. Para estar seguros, hay formas más complicadas de obtener dinero, como trabajar con ángeles inversionistas en incluso fondos de inversión.

1. Un trabajo de medio tiempo

Yo recomiendo ampliamente tener un trabajo de medio tiempo para respaldar tus ingresos cuando inicias un negocio. Elige uno que se flexible y que no te demande las ocho horas, los cinco días de la semana. Si puedes encontrar algo de medio tiempo en la industria que te interesa, puedes incluso aprender algo.

2. Trabajo como freelance

Yo empecé a trabajar como freelance para empresas de juguetes a las que me había acercado para ofrecerles la licencia de mis ideas. Algunas sí me compraron la licencia, pero también me ofrecieron trabajo que me ayudó a pagar las cuentas mientras aprendía a estudiar las líneas de productos. También trabajé como freelance para Mattel y otras empresas de juguetes que me llevaron a viajar fuera del país para fabricar y diseñar productos.

3. Desarrolla una mentalidad de trabajo alternativo

Sí, quieres ser tu propio jefe. Pero tener experiencia en la industria puede agregarte valor. Personalmente, yo recomiendo buscar un trabajo en una startup. Recuerdo el tiempo que trabajé en Worlds of Wonder. Era un trabajo de tiempo completo, pero yo ya soñaba con empezar mi propio negocio, así que me ofrecía para cualquier tarea que surgiera porque era una gran oportunidad de aprendizaje. Así que no, yo no creo que debas renunciar a tu trabajo el día de mañana. Tu mentalidad es lo más importante.

4. Elige cuidadosamente a tu pareja

Si te apasiona ser emprendedor, necesitarás el respaldo de tu pareja. Cuando renunció a Worlds of Wonder, el hecho de poder depender del ingreso de Janice, mi esposa, fue fundamental. Ganaba algo de dinero como freelance y con trabajos temporales, pero la libertad de fracasar fue lo que hizo toda la diferencia.

5. Consultoría

Worlds of Wonder me contrató para ser su consultor cuando renuncié. ¡Me pagaban muchísimo! Y pude presentarles mis ideas, y aunque no se quedaron con ninguna licencia, en una ocasión me pagaron una tarifa de $15,000 dólares.

6. Sé precavido

Como les conté antes, empecé una empresa de púas para guitarra con otros tres amigos invirtiendo de mi propia bolsa. Creo que fuimos dos los que pusimos $10,000 y los otros dos pusieron $2,500. A partir de ahí logramos crecer.

7. Encuentra un socio

Llevo 20 años dirigiendo mi negocio de coaching de negocios junto a mi socio Andrew Krauss. Lo más increíble de este emprendiminto es que no pusimos ni un dólar. Produjimos algunos seminarios los primeros años y empezamos a venderlos en línea. No tuvimos costos iniciales, así que no hubo riesgos, por lo que no necesitamos de una red de seguridad.

8. Becas y apoyos

Se pueden obtener becas y apoyos de gobierno cuando inicias tu negocio. El proceso no es tan complicado, pero debes tener paciencia.

9. Préstamos de amigos o familiares

A mi no me gusta trabajar con mis amigos o familiares, me pone los nervios de punta, sobre todo si tengo que pedirles dinero. No lo recomiendo.

10. Crowdfunding

Me encanta este modelo de negocios. Pre-vender una idea a través de crowdfunding te permite levantar capital para iniciar tu negocio. El mayor problema es que la gente cree tener un problema de dinero, pero en realidad el problema es de conocimiento. Por eso hay tantos proyectos de crowdfunding que no triunfan a pesar de haber levantado mucho capital. Dirigir un negocio no es nada fácil, incluso cuando se tiene dinero.

11. Ahorros

Yo utilicé mis ahorros para empezar tres negocios. Es una gran red de seguridad, pero requiere disciplina.

12. Concesiones y licencias

Si te concentras en vender el beneficio de tu idea antes que otra cosa, puede que requieras muy poco dinero o casi nada para vender la licencia. Así no requires red de seguridad.

13. Pruebas

Puedes mantenerte centrado enfocándote en un prototipo y gastando dinero en anuncios. ¿A alguien le interesa? Hoy puedes hacer esto a través de las redes sociales. Empresas de infomerciales corren campañas para productos que aún no existen. A lo largo de los años yo fui probando mis ideas en ferias callejeras, festivales, revistas y tiendas. El riesgo es muy poco.

Antes de que empieces a jalarte los pelos y a tener insomnio, crea una red de seguridad.

Por favor date cuenta de que siempre vas a dudar un poco de ti mismo. Y siempre será complicado. Estas son constantes. Con las redes de seguridad adecuadas puedes convertirte en emprendedor sin arriesgar tu futuro o el de tu familia.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur