Manual paso a paso para innovar con éxito en tu negocio (y no 'regarla' en el intento)

¿Te asusta escuchar la palabra innovación? No te preocupes, aquí rompemos los mitos y te presentamos de forma sencilla y clara cómo puedes implementar las mejoras que tu negocio necesita.
Manual paso a paso para innovar con éxito en tu negocio (y no 'regarla' en el intento)
Crédito: Riccardo Annandale vía Unsplash
11 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Nadie en su sano juicio se negaría a mejorar su producto, servicio, los procesos o su propio modelo de negocio si de eso dependiera su sobrevivencia. Sin embargo, si perteneces al promedio del 98% de las empresas mexicanas que entran en el rubro de pequeñas y medianas empresas (pymes) seguramente si alguien te habla de innovación, en la mente tendrás miles de excusas para convencerte de que eso no es para ti.

Paradójicamente, la mayoría de las pymes ha sobrevivido y crecido gracias a que han implementado algún tipo de innovación. Porque cuando hablamos de este tema nos referimos a “nuevas formas de generar valor. Tener una idea en funcionamiento que genere un valor, ya sea en un producto o servicio, en el modelo de negocio o en una forma nueva para comercializar”, explica Rodolfo Ramírez, fundador de RedBox.

En otras palabras, innovamos cuando “resolvemos el mismo problema que tienen los consumidores pero de una mejor manera y con una buena aceptación comercial”, señala Fernando Moya, director de emprendimiento e innovación en EGADE Business School.

Esto nos deja en claro que innovar no tiene que ver con sectores ni con tamaños, sino con empresas que tienen en la mente construir un futuro diferente, crecer, ser más rentables y hacer mejoras y avances en relación con lo que hacen hoy.

Pero ¿cómo sabemos si nos urge tomar medidas para innovar? Alberto Vázquez, director de innovación en Idearia Lab sugiere que te preguntes tres cosas: ¿estoy haciendo lo mismo de siempre?, ¿sólo estoy sobreviviendo en el mercado?, ¿sólo estoy tratando de llegar a un punto de equilibrio?

CLASIFICACIÓN

Antes de decirte qué puedes hacer para poner a tu empresa en acción, debes saber que existen diferentes tipos de innovación y, aunque no hay una sola clasificación válida, los expertos coinciden en dos vertientes básicas.

1. Incremental o Aumentativa: El 98% de las empresas que innovan, implementan este tipo. “Se basa en encontrar puntos de dolor (precio, calidad, conveniencia) que nadie ha satisfecho en el mercado y resolverlos, ¿qué estás haciendo hoy que podrías mejorar?” define Rodolfo Ramírez de RedBox.

Se trata de añadir atributos a algo que ya existe y evolucionar un modelo como la televisión, un coche o un celular, donde el producto no cambia totalmente, explica Guillermo Ortega, cofundador de México Media Lab. 

2. Radical o Disruptiva: “Sólo el 2% de las empresas en el mundo hacen innovación disruptiva”, de acuerdo con RedBox. “Este tipo es muy difícil de encontrar, ya que es una solución que te hará olvidar cómo lo hacías antes, tal como sucedió con la rueda, el fuego o la agricultura”, detalla Fernando Moya de EGADE Business School.

Por ejemplo, es cualquier producto o servicio que no existía antes y que cambia la dinámica del mercado, como las plataformas de contenido digital como Netflix, iTunes o Spotify, que innovaron en la forma de consumo, refiere Guillermo Ortega.

Para las pymes que nacieron de forma tradicional o apenas tienen planes de implementar alguna innovación, lo ideal es apostar por el tipo incremental, recomienda Rodolfo Ramírez de RedBox. De hecho, pueden vivir con innovaciones incrementales, nadie está obligado a hacerlo de forma disruptiva, la única obligación está en no dejar de pensar en innovaciones, comparte Fernando Moya.

GESTIÓN DEL CAMBIO

Al contrario de lo que se cree, las pymes tienen mayor posibilidad que las grandes empresas de aplicar innovación, “son mucho más flexibles y es más sencillo pensar nuevas ideas, implementarlas y generar valor constantemente”, apunta Rodolfo Ramírez.

“Una empresa tradicional se siente segura entregando la misma propuesta durante años, si esto ocurre, es hora de cambiarlo”, insiste Fernando Moya, quien recomienda salir y preguntar a los clientes cómo la empresa está solucionando sus necesidades y cómo se pueden mejorar, esto aplica tanto para los colaboradores como para los consumidores.

Alberto Vázquez de Idearia Lab recomienda seguir estos pasos para iniciarse en la innovación:

1. Revisa tu propósito. Las empresas innovadoras tienen como propósito central buscar un bien común y aportar a nivel global. Entonces pregúntate ¿para qué quiero innovar?

2. Desarrolla mentalidad ambidiestra. Es tener el suficiente tiempo en la agenda para atender la operación diaria de tu negocio, con ayuda de todo un equipo, y el suficiente tiempo para planear actividades relacionadas con el futuro que quieres para tu empresa.

3. Elige líderes ambidiestros. Crea estímulos para que los colaboradores sean ambidiestros. Forma un equipo de trabajo con las capacidades para atreverse a innovar y vislumbrar diferentes escenarios. “No se trata de que tengas mucha gente, sino de que tus colaboradores cumplan una función de operación y jueguen roles de innovación”, detalla Vázquez.

Para que la metodología de trabajo “no se deje al accidente”, Rodolfo Ramírez de Redbox sugiere generar ideas y analizar hacia dónde va la industria. Además de encontrar oportunidades y puntos de dolor que los consumidores pueden estar viviendo y que no están satisfechos hoy.

2% de las empresas hace innova- ción disruptiva. Fuente: RedBox / Imagen: Entrepreneur en Español

Una vez que los líderes de equipos hicieron esta búsqueda, sugiere la siguiente división de tareas:

PASO 1: Hacer una planeación anual, de preferencia entre octubre y noviembre del año previo, en la que los líderes piensen tres o cuatro objetivos de innovación que les gustaría desarrollar a lo largo del año.

PASO 2: Planear dos ciclos en el año, el primero para generar ideas y el segundo para su implementación. Normalmente el primer ciclo toma 10% del tiempo y la implementación el 90%, con un calendario realista. El equipo a cargo requiere una persona que fuja como Project Manager. Analiza quién de tu equipo tiene esa habilidad de liderazgo, ya que ellos serán los encargados de dirigir la idea a implementar.

Para facilitar estos pasos, Guillermo Ortega de México Media Lab recomienda “filtrar las ideas por viabilidad de impacto, las más viables son las que no requieren muchos cambios, pero al mismo tiempo reflejan un ahorro o mejora en ingresos”. El experto enfatiza que se debe hacer un plan de negocios donde se proyecte la inversión y los resultados que se esperan, así como el tiempo que llevará lograrlo.

CULTURA ORGANIZACIONAL

La innovación requiere salir un poco de la operatividad cotidiana y desviar tiempo y recursos para pensar en lo nuevo. Uno de los factores que más influye es la intención y el tiempo que el líder dedica a este tema. “En la medida que el líder impulsa la innovación, es más factible que avance y si hay roles dedicados al tema, es mucho más efectiva”, afirma Ortega.

El CEO o líder debe predicar con el ejemplo, ser capaz de trabajar en equipo y generar el ambiente adecuado (recurso, tiempo y seguimiento a proyectos). “Muchos líderes están en el área de resolución de urgente, y no les queda tiempo para revisar lo importante: la estrategia y planeación a futuro”, detalla Alberto Vázquez de Idearia Lab.

Sin embargo, “un liderazgo de innovación se construye a partir de una cultura de innovación”, para desarrollarla, Fernando Moya de EGADE Business School apunta que el líder debe ser capaz de tolerar el fracaso, más no la incompetencia, en intentos de innovar en un ambiente incierto y sin conocer los resultados que traerá.

Si el líder considera que no tiene esta cualidad, lo mejor es acercarse a expertos y recibir ayuda externa, aunque “esto no es la solución completa, el líder debe estar convencido de llevar una cultura de innovación a su empresa”.

Para Alberto Vázquez de Idearia Lab entre las competencias que debe desarrollar un líder para ser un agente de cambio están ser tolerante a la frustración, adaptarse, no temerle a la aventura, manejarse en un escenario de incertidumbre y crear un ambiente de negocio distendido donde la gente se contagie.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Para una pyme optimizar sus recursos y ser resiliente, son las principales claves para lograr implementar innovación. Los expertos nos comparten algunos consejos extras para conseguirlo de forma exitosa.

  1. Convertirte en experto lo más rápido posible. Prototipar o generar ideas, validarlas y revisar si son lo suficientemente factibles para hacerlas realidad o desecharlas. Debes ponerte en los zapatos del cliente y después en los de la empresa.
  2. Tiempo, relevancia y dinero. A medida de tus posibilidades, constantemente destina tiempo para generar nuevas ideas. Aunque tu producto sea una silla, la innovación se construye en razonar sobre los elementos relevantes que podrían mejorar la productividad, la calidad, líneas de producto o el precio. Destina dinero de acuerdo a las posibilidades de tu negocio y de forma gradual .
  3. Cultura de innovación. Crea espacios que inspiren a los empleados a pensar en nuevas ideas, mecanismos que permitan que fluyan y se evalúen. Revisa cada mes cuáles podrían ser viables a corto, mediano y largo plazo.
  4. Inspírate en otros países. No tienes que hacerlo desde cero, investiga lo que hacen en otros países y qué puntos de dolor están resolviendo, al voltear a ver a otros, las ideas llegarán poco a poco. Ve por lo más obvio, ahí está la oportunidad para innovar.
  5. Implementa poco a poco. Inicia con un producto mínimo viable (PMV), prueba cómo funciona y después escala, estas pruebas sirven para saber si hay viabilidad en el mercado para esa innovación.
  6. Escucha al cliente. Las mejores ideas surgen de platicar con los empleados, clientes y prospectos, escuchar sus necesidades y a partir de ahí buscar cómo puedes resolverlas.

Recuerda que la innovación es una tarea constante y un desafío para toda empresa sin importar el tamaño o la antigüedad que tengan en el mercado, que requiere de un esfuerzo de exploración y aprendizaje continuo.

“El gran dilema de las empresas es que cuando hablamos de innovación nos metemos en un escenario de riesgo, pero no innovar puede ser mucho más riesgoso”, asegura el experto de Idearia Lab. Debes pensar que la innovación es una inversión para permanecer en el mercado y crecer. ¡Atrévete a mejorar!

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur