¿Quieres leer pero no puedes? Empieza con el reto de los 5 minutos

Bill Gates lee siempre en papel. Richard Branson es fanático del Kindle. Stephen King disfruta de los audiolibros. ¿Hay diferencias? Muchas. ¿Importa? En el fondo, no.
¿Quieres leer pero no puedes? Empieza con el reto de los 5 minutos
Crédito: Fabiola Peñalba vía Unsplash
10 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Es un hecho estadístico: los hombres más exitosos del mundo leen y leen mucho.

Bill Gates lee 50 libros al año. Mark Zuckerberg por los menos uno cada dos semanas (25 al año). Warren Buffet lee entre 500 y 1000 páginas al día desde los dieciocho años. Elon Musk no lleva cuenta, pero es un ávido lector; cuando le preguntaron cómo aprendió a construir cohetes, contestó: “leo libros”. Oprah Winfrey fundó un club de lectores que discute un libro al mes y que cuenta con millones de miembros.

Steve Siebold, un multimillonario que ha entrevistado a más de 1,200 personas millonarias y exitosas, afirma que existe un pasatiempo que el 100% de ellas comparten. No es el golf, no son los coches, no son las mansiones. Adivinaste: todos leen. Y mucho.

Bill Gates lee siempre en papel. Richard Branson es fanático del Kindle. Stephen King disfruta de los audiolibros. ¿Hay diferencias? Muchas. ¿Importa? En el fondo, no.
Nelson Mandela tuvo que defender en tribunales su derecho a leer mientras estuvo veinticuatro años en prisión. No pidió mejor comida, televisión o almohadas; sino libros. Carlos Slim es apasionado lector de biografías y finanzas; Bill Gates disfruta libros sobre el futuro; Barack Obama lee clásicos e historia. Zuckerberg es lector de ciencia ficción. A Branson le encantan las memorias de grandes hombres y auto ayuda. Cada quien tiene sus favoritos: no te sientas obligado a leer lo que otros quieren. Lee lo que te apasione y te haga crecer.

No hay duda: los hombres más exitosos del mundo leen. Es uno de sus hábitos definitivos: no leen solo para entretenerse, sino sobre todo para aprender y seguir creciendo. Dejan de lado la novela de moda o de la revista de chismes y buscan algo que les apasione: y siguen aprendiendo.

De la “educación” a la “autoeducación”

Hemos escuchado muchas–, pero muchas, muchas- veces “La educación va a cambiar a México”. Y es verdad. Pero también siempre imaginamos que esa “educación” tiene que ver con gobiernos, sindicatos y proyectos educativos. En realidad, para todos nosotros, tiene que ver con algo más sencillo: lo que tenemos en el buró junto a nuestra cama. 

Bill Gates lo pone de forma muy sencilla: si tuvieras oportunidad de hablar diez minutos con los hombres más sabios, exitosos o geniales de la historia ¿Lo aprovecharías? ¿Qué les preguntarías? Ahora date cuenta de que puedes hacerlo, porque dejaron escrito lo que piensan. ¿Voy a dejar que solamente otros aprovechen esa riqueza? Tendría que estar loco.

Cada que tocan las campanas de año nuevo, millones de personas en el mundo hacen diversos propósitos: correr más; comer menos; ahorrar más… Y todos son buenos propósitos.  Sin embargo, ha sabido de pocas personas que se hayan propuesto LEER más

Por eso hoy yo te lo propongo. ¿Para qué esperar el año nuevo? Ya sea que hayas ido dejando el hábito o que nunca lo hayas tenido, estoy seguro de que sabes que el hábito de la lectura puede transformar tu vida de formas que nunca has imaginado, expandiendo tu horizonte con infinitas posibilidades profesionales, intelectuales y personales. Quizá no sabes por dónde empezar o, quizás, tienes un montón de libros que quieres leer, pero no has tenido tiempo.

Yo mismo, a pesar de que me encanta leer, me di cuenta tras el nacimiento de cada nuevo hijo (¡tengo cuatro!) y con mucho trabajo en oficina y en casa, que de repente pasaban días y semanas sin que avanzara en la lectura. Tuve que tomar la decisión de leer otra vez. Esto es lo que hice.

Yo te propongo este reto. El hábito de la lectura es como cualquier otro: hay que desearlo conscientemente y acostumbrar a nuestro cuerpo y mente a hacerlo de forma “automática”. Lo difícil es empezar y, después… lo difícil será dejarlo.

Estos son los diez pasos del reto LEE CINCO MINUTOS.   

1. ESCOGE UN LIBRO QUE SE TE ANTOJE. Puede ser novela o de algún tema interesante; pero ha de ser un libro que tenga un orden y secuencia de principio a fin (no cómic, ni revista, ni enciclopedia). Sirve lo mismo El Hobbit que Pequeño Cerdo Capitalista. De preferencia, que no sea demasiado largo. Si no sabes por dónde empezar, te recomiendo: El Principito, Momo, El Príncipe y el Mendigo o El Delegado Francés

2. LEE CINCO MINUTOS AL DÍA. No más. No menos. No quieras correr maratones antes de correr cien metros. Ya llegarás.

3. TRATA DE QUE SEA A LA MISMA HORA. A mí me gusta leer en la cama, antes de dormir; pero tú eliges la hora que prefieras: después de comer; al llegar a la oficina o a la hora que quieras. Trata de que sea siempre la misma hora, pero si algún día no puedes cumplir tu horario, igual LEE CINCO MINUTOS a alguna otra hora.

4. DESCONÉCTATE ESOS CINCO MINUTOS. No cometas el error de leer en tu smartphone. Mejor ponlo en silencio y, por un rato, desconéctate y déjate sumergir en el libro.

5. NUNCA, POR NINGUNA RAZÓN, DEJES DE LEER CINCO MINUTOS AL DÍA. Aunque te acuestes a la una de la mañana; aunque estés de viaje; aunque estés ocupado, aunque estés enfermo. Estoy absolutamente seguro de que cinco minutos los consigues. Por cinco minutos ni te vas a desvelar más ni vas a dejar de hacer tu trabajo.

6. COMPARTE TU PROPIO RETO CON OTRA PERSONA. Dile a tu esposa, a tu mamá o a tu mejor amigo lo que estás haciendo o, mejor aún, háganlo los dos. Ayúdense a no dejar pasar los cinco minutos de cada día.

7. SI TU LIBRO NO TE GUSTA, CÁMBIALO. No es castigo: es una aventura. Mi marca habitual es ésta: si en la página 50 no me ha atrapado, lo dejo. ¡Hay tantos libros esperando!

8. HAZLO POR TREINTA DÍAS. Pon una hojita, si quieres, tras la puerta de tu cuarto y ve marcando los días que te llevas.  Cada día piensa ¿qué son cinco minutos? Y hazlo.

9. EL DÍA TREINTA DATE UN PREMIO, SI LO HAS LOGRADO. Acuerda con tu esposa o tu amigo el premio y, si lo has logrado, vayan al cine o cómprate esa camisa que te encanta. 

10. SIGUE ADELANTE. ¿Qué otra cosa del mundo te gustaría descubrir? ¿Los planetas, la historia, los insectos, la política? Encuentra tus temas y tus autores favoritos: son vetas maravillosas de cultura.

¿Cómo funciona?

El principio motor es muy similar al ahorro financiero. Al ahorrar monedas pequeñas pronto te das cuenta de que, de a poco, se ahorra mucho. Los libros, al principio, pueden ser áridos y parecer largos. Pero en realidad no lo son. En promedio, un libro mediano puede leerse, de corrido, en tres o cuatro horas. ¡Es muy probable que en estos treinta días hayas leído un libro completo, casi sin darte cuenta!

También es muy probable que, a los pocos días, quieras leer MÁS de cinco minutos al día. Durante los primeros treinta días, trata de no leer más. Quedarte con las ganas te hará regresar mañana a la lectura con más emoción.

En el segundo mes sube a 10 o a 15 minutos. Si haces esto por un año completo, al fin habrás leído quince o veinte libros fácilmente.  Una vez que tu cerebro esté acostumbrado, podrás leer por horas completas sin descanso y devorar libros enteros en una tarde. Eso está muy bien. Pero recuerda: serás un lector si logras, durante toda tu vida, cada día, leer por lo menos cinco minutos. Si tienes siempre un libro contigo encontrarás valioso tiempo mientras esperas a una cita o en el restaurante.

Luego intercala libros de ficción con libros de otros temas. También hay páginas, clubes y espacios en donde encontrarás otros lectores y nuevas recomendaciones. Si has de gastar miles de pesos y miles de horas en gimnasios para mantener tu cuerpo ¿no es lo justo hacer lo mismo para ejercitar tu mente?

Entonces, dime ¿tienes cinco minutos? 

¿No lees hoy casi nada? Empieza con cinco minutos al día. ¿Les muy poco? ¿Lees pura chatarra? No te preocupes, pero busca cosas que te apasionen y piérdete un rato. ¿No sabes por dónde empezar? Los clásicos son clásicos por una razón; o también puedes buscar en internet las listas de libros que recomiendan todas las personas que he mencionado. ¿No tienes dinero? Existen literalmente miles de páginas y bibliotecas en donde puedes conseguir libros gratis. ¿No te gusta el libro que estás leyendo? ¡Ciérralo! Hay muchos libros geniales como para perder el tiempo en basura.

Los hábitos se convierten en nuestro destino. Construye un hábito que te permita crecer siempre, aprender siempre, y luego elige contenidos que te mantengan hambriento, curioso y apasionado. Verás qué pronto te será imposible dejarlo. Bienvenido al club de los cincuenta.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur