Esto fue lo que la serie 'The Sopranos' me enseñó sobre cómo manejar el estrés, la ansiedad y los ataques de pánico

Cómo recargarte y mantener tu salud mental cuando eres el jefe.
Esto fue lo que la serie 'The Sopranos' me enseñó sobre cómo manejar el estrés, la ansiedad y los ataques de pánico
Crédito: Getty Images
Guest Writer
CEO and Co-founder of Nav
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Yo acepté que la ansiedad era una parte fundamental de mi vida en mis veintes cuando inicié mi primer negocio. Estaba a cargo y el estrés era parte del trabajo.

Como CEO a mis cuarenta y pocos, he experimentado algo que debí haber previsto pero que me tomó por sorpresa: las consecuencias de llevar dos décadas llevando mi mente al límite.

Ni siquiera me di cuenta de lo que estaba pasando hasta que estaba viendo la serie de The Sopranos, que empieza con un capo de la mafia de Nueva Jersey desmayándose en su alberca. Busca la ayuda de una psicóloga que le explica que lo que vivió fue un ataque de pánico. Mientras la escuchaba listar los síntomas pensé “Mierda, reconozco algunos de éstos”.

Yo nunca perdí realmente la consciencia, pero había llegado hasta el punto de estar ansioso 24/7. Ni siquiera podía escapar de ello los fines de semana, la ansiedad me seguía como una sombra.

Corte a yo sentado en la oficina de Joanna Starek, una excelente coach de directores de negocios con una maestría en psicología quien comparó mi situación a la de un hombre de 50 años que se agacha para recoger un lápiz y se lastima la espalda.

No fue el lápiz el que ocasionó el dolor, es la acumulación de 50 años de no cuidar su espina dorsal. Si este hombre hubiera invertido un poco en su condición física cuando era joven pudiera haber evitado la lesión.

Yo era culpable del mismo tipo de negligencia cuando se trataba de mi salud mental. Mis cuentas físicas, psicológicas, emocionales y espirituales estaban vacías y ahora estaba experimentando la repercusión de no manejar mi estrés.

Piensa en esto como cuatro cubetas de agua energética que cargas contigo todo el día. Tu desempeño como CEO puede verse afectado si alguna de estas cubetas se vacía. Cuando todas las cubetas están llenas estás en tu mejor momento, pero eso requiere de atención y acción.

Así es como las cuido:

1. La cubeta física

Si tienes menos de 40 años y ya te estás quejando de dormir mal, de dolores crónicos y de agitarte demasiado cuando subes una escalera, te tengo malas noticias: la cosa sólo se pone peor.

Hacer ejercicio regular y llevar una dieta sensible pueden ahorrarte décadas de miseria. Es más fácil decirlo que hacerlo, y puedes pensar que tu empresa no te deja tiempo libre, pero resiste estas objeciones como si tu felicidad a futuro dependiera de ello.

Comprométete a hacer por lo menos 20 minutos de cardio o de fuerza tres veces a la semana. Tus otras cubetas apreciarán el esfuerzo y te sentirás seguro de poder levantar todos los lápices que quieras.

2. La cubeta psicológica

Yo pienso en lo psicológico como cualquier cosa que requiera agilidad mental. Por ejemplo: la reunión mensual con mi equipo en la que pasamos el día haciendo estrategias.

Este es un ejercicio psicológico difícil y tengo que rellenar mi cubeta de manera intencional y activa una vez que acaba el día. Reiniciarme psicológicamente requiere apagar el cerebro. No puedo hacer nada que requiera de análisis o pensamiento profundo.

Si quiero leer elijo algo sencillo, como la biografía Elon Musk de Ashlee Vance en lugar de The Sixth Extinction de Elizabeth Kolbert. Disfruté muchísimo el segundo, pero su complejidad implica que no quiero tocarlo tras un día intenso en la oficina.

Lo último que quiero hacer en la noche es seguir drenando mi cubeta psicológica con más trabajo, incluso si es trabajo interesante.

3. La cubeta emocional

La diferencia entre la energía emocional y la psicológica es como la diferencia entre contratar y despedir gente. Despedir a alguien le pasa factura a tus emociones porque te estás despidiendo, mientras que el proceso de contratar ejercita tus músculos psicológicos de la evaluación y el discernimiento.

Las actividades que te drenan emocionalmente son ayudar a un empleado que está triste, discutir apasionadamente durante una junta, resolver un conflicto personal entre tu equipo, etc. Todos los CEOs que merecen este título lidian con estas situaciones diariamente. 

Para recuperarte haz cosas que no involucren tus emociones. Sé consciente de los síntomas de una cubeta vacía de emociones. Cuando mi energía emocional está baja, me enojo más. Cuando esto pasa, me retiro al último piso del estacionamiento junto a mi oficina y camino un poco.

Me gusta este lugar porque está al aire libre, y hay árboles cerca. Incluso a pesar de estar justo al lado de una avenida principal, me siento en la naturaleza. Aquí recupero mi equilibrio en cuestión de minutos.

4. La cubeta espiritual

En mi opinión, la palabra “espiritual” tiene muchas implicaciones religiosas. Está bien si tu recuperación pasa por la religión, pero no es mi caso.

Podríamos llamarla también cubeta de propósito o significado, algo que yo asocio con paz interna. Se trata de obtener y mantener un sentido de concentración relajada y restaurada que te mantenga en los tiempos buenos y malos.

Encontrar tu propósito en esta vida elevará tu poder de concentración y autocontrol. Cuando estás haciendo eso para lo que naciste, te alimentas de tu cubeta espiritual.

Bajo la guía de Joanna entendí que mi propósito tiene que ver con hacer ganar al menos favorecido de la manada. Me siento atraído hacia estas personas porque yo fui así en algún momento. Mi obsesión con ayudar a los dueños de pequeños negocios viene del mismo impulso.

Por esto, suelo drenar mi cubeta espiritual en la oficina y la relleno con meditación. Me meto a un espacio privado de la oficina, cierro la puerta, me acuesto en el piso y respiro profundamente mientras cuento hasta 60. Los beneficios son incontables y no cuestan ni un solo peso.

Rellenar una cubeta no es un proceso complicado. Sólo aléjate de las actividades que la drenaron y ésta empezará a llenarse nuevamente.

Los CEOs que mantienen esta simple práctica dormirán mejor, tendrán más energía y progresarán más como líderes y seres humanos.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur