9 señales de que es momento de que dejes tu puesto al frente de la empresa

Nunca es fácil dejar un negocio, pero aquí te dejamos nueve señales que indican que podría ser lo mejor para todos.
9 señales de que es momento de que dejes tu puesto al frente de la empresa
Crédito: Orbon Alija | Getty Images
VIP Contributor
Entrepreneur and Connector
9 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Todos cometemos errores. Incluso los líderes más exitosos y admirados han cometido errores desastrosos. De hecho, es una de las mejores formas de aprender y ser más efectivo, y al mismo tiempo, debemos considerar que no todo el mundo tiene lo que se necesita para estar en una posición de poder.

Un ejemplo reciente y que ha recibido mucha atención mediática es el de Adam Neumann, CEO de WeWork, quien había estado con la empresa desde que ayudó a fundarla en 2010. Cuando WeWork no logró hacerse pública, muchas dudas surgieron sobre su comportamiento. Ocurrieron pérdidas en espiral, y se podrá decir lo que sea sobre Neumann, pero tomó la decisión correcta y renunció.

El tiempo nos dirá si WeWork logrará recuperarse de esto. Puede que las cosas hubieran salido diferentes si Neumann hubiera renunciado antes, pero claro que admitir que es momento de cortar los lazos con tu negocio es una de las cosas más difíciles que experimentará un líder, sobre todo si fue parte de la creación de la compañía.

Para el bien común, esta autoconciencia y honestidad pueden preservar lo que WeWork ha construido y quiere seguir construyendo. Pero, ¿cómo saber cuándo es momento de dejar tu puesto al frente de tu empresa? Bueno, aquí te dejamos 9 señales de alerta que pueden decirte que es momento de bajarte del barco.

1. Estás demasiado cómodo en tu posición

Has trabajado muchísimo para estar donde estás, pero hay una enorme diferencia entre estar orgulloso de lo que has logrado y estar cómodo. Cuando empiezas a ser complaciente, dejas de esforzarte por hacerlo mejor. Estás aburrido y sólo vas con la corriente, dejando de buscar nuevas oportunidades y de estar al tanto de lo que está pasando en tu industria.

Los líderes exitosos son los que continuamente aprenden y crecen, los que se obligan a salir de su zona de confort. El líder cambia sus objetivos INTELIGENTES por objetivos DIFÍCILES, esos que realmente le costará trabajo lograr, objetivos que le ayuden a lograr sus sueños y aspiraciones. Si ya no estás creciendo, aprendiendo y buscando ir más allá, puede que sea momento de buscar una nueva pasión.

2. Te está faltando empatía

“Entre más senior eres, mayor riesgo corres de volverte insensible y poco amable con los demás” escribió el profesor Bob Sutton de Stanford en el McKinsey Quarterly. “Las investigaciones muestran que ser y sentirte poderoso provoca que la gente se enfoque más en sus propias necesidades y deseos y que ignore las de los demás”.

La empatía es la habilidad más fundamental del liderazgo, y la forma en la que tratas a los demás puede ser un foco rojo de que es momento de seguir adelante. Después de todo, la empatía genera una fuerza laboral leal, comprometida y productiva para tu empresa. Cultivar esta inteligencia emocional te motiva a estar más presente.

La empatía puede afectar la forma en la que te comunicas con los demás. Por ejemplo, a través de la escucha empática te colocas en una mejor posición para entender a la persona con la que estás hablando. Si un empleado está abrumado momentáneamente con el equilibrio en su vida, puedes buscar ideas para resolver estos problemas. Como un buen líder podrías sugerir un horario más flexible durante cierto tiempo o sugerir una terapia.

Si ignoras la retroalimentación de tus clientes, tu negocio deja de atender sus puntos de inflexión y el resultado es que estos consumidores se irán con la competencia, con alguien que esté dispuesto a escucharlos. Si a un líder le falta empatía, el negocio sufrirá gravemente.

3. El pozo de ideas se ha ido secando

Incluso cuando no estoy en la oficina, mi mente siempre está encontrando ideas innovadores sobre cómo mejorar mi negocio y mi persona. Esto no es que esté preocupado todo el tiempo, sino que tengo muchísimas ideas y que siempre estoy buscando inspiración.

Si este flujo de ideas se detuviera de repente, me preocuparía seriamente. Para mí sería una señal de que ya no estoy tan involucrado en mi empresa.

4. Han aumentando los cambios de personal

Es normal que los miembros de un equipo entren y salgan. Tal vez alguien tenga que mudarse de ciudad o necesite un cambio en su carrera, pero cuando la gente empieza a salir en manada como si el barco se estuviera hundiendo, sabes que estás de camino hacia la tormenta.

Aunque no estoy diciendo que la gente que se te va es desleal, el hecho permanece: ¿por qué alguien se quedaría en una empresa que va en picada? ¿Por qué quisieran seguir trabajando para un líder que ya no está comprometido? Siendo justos, no puedes culparlos por querer dejar el barco.

5. Te has aislado

Puede que no te hayas convertido en un ermitaño total, ¿pero te has encontrado a ti mismo más ausente? ¿No convives tanto con tus empleados y clientes? ¿Has dejado de asistir a eventos de trabajo o de la industria?

Independientemente de si hablamos de pasar tiempo juntos en la oficina, comer con ellos o teniendo reuniones uno a uno, los líderes efectivos pasan tiempo con sus empleados, es algo que te permite conocerlos más y que les hace saber que tienes un interés genuino en ellos.

Además, pedir retroalimentación de tus clientes mejora tu negocio. Los eventos de networking te ayudan a construir tu marca y mejoran tus resultados. Cuando ya no estás presente no puedes disfrutar de estos beneficios.

6. Se ha expandido un ambiente laboral tóxico y dañino

Como líder, es tu responsabilidad fomentar un ambiente laboral positivo. Cuando promueves un ambiente agradable, los empleados son más felices, trabajan mejor y son más productivos. ¿Qué pasa cuando ya no estás comprometido con mantener este ambiente laboral saludable? Es una muestra obvia de que ya no estás comprometido con seguir construyendo, y sin darte cuenta estarás desmantelando a tu equipo.

¿Cómo es un ambiente tóxico? Aunque esto puede variar, por lo general es un lugar donde los rumores, la deshonestidad y el abuso son la norma; es donde se toleran los malos empleados y los resultados mediocres, ignorando la retroalimentación y viviendo en un estado de negación. Habrá rupturas en la comunicación y se implementarán políticas y procedimientos inadecuados. Un líder que ya no está comprometido empieza a tratar diferente a sus empleados.

7. No hay nadie tocando a tu puerta

Es obvio que cuando estás ocupado no quieres ser interrumpido, pero los líderes deben estar accesibles para su equipo cuando éste los requiera. Es su responsabilidad ser mentor de los demás. Incluso puede que te pidan consejos.

¿Qué pasa cuándo la gente deja de acudir a ti? Cuando la gente ya no confía en ti deja de acercarse, y lo que es peor, empieza a buscar nuevos líderes a los que pedir consejo.

8. El estrés te está matando

Hay quien considera que el estrés es un asesino silencioso, y es fácil entender la razón. Cuando el estrés no se atiende puede afectar los sistemas cardiovascular, nervioso, respiratorio, muscular y digestivo. El estrés crónico también puede afectar tu humor y tu toma de decisiones.

Si te sientes abrumado todo el tiempo, o tu doctor empieza a mostrarse preocupado por tu salud, puede que el trabajo sea la razón. Independientemente de si ya no puedes manejar la presión o de si ya estás exhausto, puede que lo mejor sea hacerte a un lado.

9. Hay alguien más que podría hacerlo mejor

¿Ubicas a alguien que pudiera ser un mejor líder para la empresa? Esto no es fácil de admitir, puede que tu ego no te permita hacerlo, pero los líderes más relevantes poseen una habilidad que el resto carece. Uno de los ejemplos más famosos es el de Steve Jobs cuando le dejó las responsabilidades del día a día a Tim Cook.

En lugar de sentirte amenazado por el talento prometedor, nútrelos y prepáralos para quedarse en tu lugar. Cuando llegue el momento de salir, podrás quedarte tranquilo de que tu negocio se habrá quedado en buenas manos.
 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Starting, buying, or growing your small business shouldn’t be hard. Guidant Financial works to make financing easy for current and aspiring small business owners by providing custom funding solutions, financing education, and more.

Latest on Entrepreneur