Cómo entrenar a tu jefe

Incluso los jefes necesitan ayuda para saber qué hacer de vez en cuando.
Cómo entrenar a tu jefe
Crédito: rawpixel en Pixabay

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
President, New Light Learning and Development Inc.
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En los programas de liderazgo que doy, me sorprende la cantidad de jefes y gerentes que dicen que “no saben cómo ser jefes”. Todos sabemos cómo funciona el coaching. En una encuesta realizada por Instituto de Capital Humano y Federación de Coach Internacional, El 51 por ciento de los encuestados de organizaciones con lo que creían que eran culturas de coaching fuertes reportaron ingresos superiores a los de su grupo de pares de la industria, y 62 por ciento de los empleados en esas organizaciones se calificaron a sí mismos como altamente comprometidos.

Hace años, siendo un vendedor joven, reporté a un jefe que nunca me entrenó y que nunca trabajó conmigo. ¿Cómo puede alguien ser jefe en un área de ventas si no entrenan ni se preocupan por desarrollar a su equipo? Tal como dijo el exCEO de Home Depot, Bob Nardelli, “yo creo que la gente, si no tiene cierto entrenamiento, no puede llegar a su máximo potencial”.

Si eres un directivo importante o eres dueño de una empresa, necesitas hacerte una pregunta fundamental: Tus líderes, ¿están desarrollando a la gente que les reporta directamente? Si quieres resultados y un gran impacto, una de las responsabilidades más importantes de tu trabajo debe ser entrenar y desarrollar a esas personas que entrenan y desarrollan al resto, y aquí te dejamos algunas ideas de cómo hacerlo.

Hazlos responsables

Házle saber a tu gente que esperas que se den el tiempo de entrenar, desarrollar y dar retroalimentación, de forma regular y constante, a cada una de las personas que les reportan de manera directa. Para mi, el mayor activo que tienes es el potencial que cada uno de tus empleados no ha desarrollado aún. El coach/líder debe desarrollar ese potencial a su máxima potencia. Hazlos responsables pidiéndoles un reporte mensual de este desarrollo y evolución de sus equipos, y haz que esa actividad sea parte de su revisión anual de desempeño.

Entrénalos

Desafortunadamente, me he dado cuenta de que la mayoría de los líderes no son buenos para ser coaches, porque hablar sobre ciertos temas puede generar conflictos con los demás. Incluso los líderes más calificados no saben cómo manejar ciertas cosas porque no han recibido el entrenamiento para hacerlo. Esto es fundamental para desarrollar esa habilidad y la confianza que necesitan para ser un coach efectivo.

Cambia su mentalidad

Cuando era vicepresidente en el mundo corporativo y le pedía a la gente que entrara a mi oficina, siempre pensaban que habían hecho algo mal. ¿Por qué? Porque en el pasado, la única conversación que habían tenido con sus líderes era para llamarles la atención. Yo creo que hay dos formas de hacer coaching: la correctiva y la de desarrollo. Un ejemplo de coaching correctivo es una plática para modificar un comportamiento poco productivo, como llegar tarde al trabajo. El coaching de desarrollo es platicar con la persona sobre sus objetivos profesionales y la forma en la que puede desarrollar habilidades, conocimiento y experiencia para llegar a ellos. La realidad es que los líderes deben tener más conversaciones de desarrollo que de corrección. Este cambio de mentalidad puede aumentar las ventas y la productividad, además de mejorar la moral de la gente.

Premia y da incentivos

La realidad es que los humanos hacemos las cosas por las que obtenemos una recompensa. Pon un kit de compensación u ofrece un bono adicional por su papel como coach. Por lo general, premiamos a los jefes que llegan a los objetivos del negocio, pero no ponemos recompensas a los objetivos de desarrollo y liderazgo. Crea un premio de “coach del año” para un jefe al año, y felicita de manera constante a los jefes que den retroalimentación y entrenen bien a sus equipos.

El punto es que, si quieres éxito y crecimiento, tienes que entrenar a los que se encargan de entrenar y desarrollar a otros.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur