Cómo empezar un negocio con poco dinero (o con lo que tengas)

La falta de dinero no debe de ser un obstáculo para iniciar tu negocio. Conoce la estrategia de bootstrapping y cómo puedes aplicarla, aprovechando los recursos que tienes en tu entorno. De este tema y sobre modelos de monetización para tu negocio aprenderás en el Campamento Entrepreneur 2019.
Cómo empezar un negocio con poco dinero (o con lo que tengas)
Crédito: EnvatoElements
7 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Uno de los desafíos que enfrentan los emprendedores para decidirse a emprender es la falta de dinero, contar con muy pocos recursos o el poco acceso al financiamiento. Sin embargo, te sorprenderá saber que puedes financiar tu aventura emprendedora con tus propios ahorros o con los ingresos que genere tu proyecto sobre la marcha, y aprovechando al máximo los recursos que tienes en la mano como habitación de tu casa en donde se guardan los 'tiliches', el garage, la sala o el comedor, tu laptop, las herramientas gratuitas que hay en internet, y tus propias habilidades, con lo mejor que sabes hacer. ¿A caso Google y Facebook empezaron en una oficina lujosa y con millones de dólares? Por supuesto que no.

Se trata de iniciar con tus propios recursos y de hacer más con lo poco que tienes, de multiplicarlo cada vez más. A esta estrategia se le conoce como bootstrapping y tiene como objetivo fomentar una mente ahorradora en los emprendedores, que les permita optimizar cada uno de sus recursos, sobre todo los financieros, al inicio y durante toda la vida de la empresa. Además, aplicarla les permite validar su modelo para poder recibir financiamiento de un inversionista en una etapa más madura sin tener que vivir con una deuda. “El error más grande que puedes cometer es levantar capital en una edad temprana cuando todavía no tienes un producto o servicio validado”, advierte Camila Lecaros, directora general de la aceleradora de startups MassChallenge México.

Piensalo así: la falta de fondeo externo (de bancos, de inversionistas ángeles o de fondos de inversión, e incluso de tu familia y amigos) puede ser una maldición o una bendición porque si logras arrancar con lo que tienes, en 18 meses no tendrás que preocuparte por pagar intereses o dividendos. Esta es una manera común de arranque de negocios en Silicon Valley.

Relacionado: ¿Tienes una idea o quieres mejorar tu negocio? Participa en el Campamento Entrepreneur México 2019

¿Cómo saber en qué sí gastar y en qué no? Lecaros sugiere enfocar los gastos en el desarrollo de producto y en una estrategia para captar clientes. “Eso va a determinar tu crecimiento a largo plazo. Si no tienes un buen producto, no podrás crecer ni escalar, y si no tienes consumidores, no tendrás ingresos”, dice.

A pesar de sus ventajas, la experta advierte que aplicar esta estrategia durante mucho tiempo también puede evitar el crecimiento de la empresa a tasas altas e incluso podría hacer pensar que el emprendedor no se necesita de inversión para escalar. Si esto pasa, entonces el negocio podría convertirse en un autoempleo. Sin embargo, puedes auxiliarte levantando capital para fortalecer la operación, adquirir más clientes y escalar más rápido, siempre y cuando ya exista alguien que está dispuesto a consumir tu marca.

¿Dudas que la estrategia funcione o que sea realista? En el Campamento Entrepreneur México 2019 aprenderás cómo superar tus retos financieros y luego, con la ayuda de los expertos  definirás cuál es el mejor modelo de monetización para tu emprendimiento. No olvides reservar el próximo 22, 23 y 24 de noviembre para asistir a esta capacitación.

Saca partido a lo que tienes

A continuación un caso de una startup que arrancó por esta vía y que actualmente opera con una mentalidad de bootstrapping con grandes resultados y, lo mejor, con números negros.

A Ricardo Martínez le pasaba lo que a muchos capitalinos: pasaba horas conduciendo en el tránsito lento para llegar al trabajo, y cuando por fin lo hacía, llegaba fastidiado. “Ya no quería manejar, podía trasladarme en metro pero también era estresante”.

Lo que lo diferencia de los miles de chilangos que sufren esta situación todos los días es que él hizo algo al respecto, creando su propia solución para mejorar la movilidad. Se trata de Bussi, una app móvil con la que se puede reservar un servicio de transporte ejecutivo en camionetas compartidas, con capacidad de hasta 20 personas, y con destinos establecidos en las zonas de mayor concentración laboral en la capital mexicana, como Polanco o Santa Fe.

Ricardo trabajaba en el Centro de Tecnología de Innovación Telmex (CTIN) cuando decidió emprender este negocio a finales de 2015. Ahí conoció a Víctor Cosio y Ramón Carmona, hoy socios de Bussi. En ese momento, estos ingenieros de profesión sólo tenían tres cosas a su favor para iniciar su aventura: una idea de negocio innovadora, 600,000 pesos –reunidos entre los tres– y profesionistas dispuestos a ayudarlos. Por eso, aprovecharon los recursos que tenían en ese momento para crecer poco a poco.

El primer paso fue hacer una prueba piloto al interior de Grupo Carso, corporativo al que pertenece el CTIN. Escribieron en papel la logística del negocio, rentaron una camioneta para 10 personas e hicieron una landing page con las funciones básicas que requerían para dar de alta y atender a los usuarios interesados (trabajadores del corporativo) en el trayecto de Polanco a Satélite. Así validaron que su modelo era viable, y empezaron a operar formalmente en 2016.

No contaban con una oficina propia, pero trabajaban en el corporativo y en el departamento de Ricardo y de Ramón. Sostenían la operación del negocio con la mayor parte de sus sueldos, pagando la plataforma, la gasolina y la renta de la camioneta. “Gastamos lo menos posible para invertir más”, dice Ricardo. “Nos quedaba muy poco para subsistir”.

Y es que durante el primer año de operación los emprendedores no tuvieron sueldo, pues aunque Bussi generaba alrededor de 50,000 pesos, ese dinero lo reinvertían en desarrollo de tecnología y contratación de personal. “Nos enfocamos en lo que realmente necesitaba el cliente para mejorar el servicio”, puntualiza Víctor. Los socios aplicaron la estrategia bootstrapping hasta 2016, cuando la empresa empezó a sostenerse por sí misma y con ayuda de una inversión de 15,000 dólares que obtuvieron al ganar el primer lugar en el Ford Mobility Challenge.

Hoy, Bussi tiene más de 10,000 usuarios registrados y 30 rutas en Ciudad de México, una en Cuernavaca, Morelos y otra en Toluca, Estado de México. El costo del servicio es 38% más económico que viajar en coche propio o en plataformas como Uber y Cabify, y 33% más elevado que el transporte público.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur