Por qué este CEO insiste en salir a desayunar con los candidatos a sus vacantes

Y no tiene nada que ver con su gusto por el tocino.
Por qué este CEO insiste en salir a desayunar con los candidatos a sus vacantes
Crédito: alamourus | Getty Images

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Entrepreneur Leadership Network VIP
President of The Marks Group
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cuando entrevistas a un candidato para un puesto en tu empresa, ¿lo invitas a desayunar? Pues deberías… Al menos, eso es lo que hace Walt Bettinger.

Como CEO de Charles Schwab Corporation, podemos decir que Bettinger es una persona ocupada. Así que cuando se trata de entrevistar a un candidato uno pensaría que él, como muchos de nosotros, prefiere hacerlo en la oficina para que todo sea lo más productivo posible. Pero esto no es lo que él hace, sino que invita a los candidatos a desayunar… y de alguna forma, los pone a prueba con pequeño truco.

Bettinger llega un poco antes al restaurante y le ofrece al mesero una buena propina por entregar mal la orden. Después, observa cuidadosamente lo que pasa cuando llega la comida y no es lo que el candidato ordenó.

“¿Se enoja, se frustra, o es comprensivo? Porque así es la vida, y así son los negocios”, le dijo al New York Times en 2016. “Es una forma de entender lo que hay dentro de su corazón en lugar de ver sólo lo que hay en su cabeza”.

¿Puedes lidiar con los obstáculos?

Hay ocasiones en las que las cosas no salen como las planeamos. Los proyectos salen mal, los materiales no se entregan, la gente no cumple sus promesas. “Todos vamos a cometer errores” dice Bettinger. “La pregunta es cómo nos vamos a recuperar de ellos, y si vamos a ser respetuosos cuando los demás los cometan”.
Como dueño de un negocio, yo batallo mucho para contratar, pero puede ser porque me enfoco en las cosas incorrectas. En lugar de fijarme tanto en las capacidades y experiencia de un candidato (cosas que por supuesto son importantes), tal vez debería poner la misma atención a algo más: el carácter. A una persona se le pueden enseñar a hacer cualquier cosa, cualquier trabajo, pero el carácter no se enseña.

Charles Schwab Corporation no es diferente de tu negocio o del mío. Todos estamos ofreciendo un servicio a nuestros clientes y la actitud de la gente que empleamos refleja de manera directa los valores de nuestra compañía. ¿Quisieras que una persona que es grosera con el mesero porque cometió un error represente a tu empresa? ¿Es el tipo de persona que quieres en tu equipo?

Así que la próxima vez que esté considerando una contratación, haré lo que hace Walt Bettinger: invitarlo a desayunar y ver qué hace cuando su orden llega mal. Puede que el desayuno no sólo sea el alimento más importante del día para mí, puede que también lo sea para mi empresa.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur