¡¿NO DECIR QUE ES VEGANA?! La mejor forma de construir tu marca si vendes productos de origen vegetal

Cuando se trata de alimentos sin productos de origen animal, la descripción correcta hará toda la diferencia.
¡¿NO DECIR QUE ES VEGANA?! La mejor forma de construir tu marca si vendes productos de origen vegetal
Crédito: YelenaYemchuk | Getty Images
Guest Writer
Cofounder and President of the Reducetarian Foundation
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La comida puede describirse de muchas formas, pero unas cuantas palabras en la etiqueta pueden construir o destruir un negocio. Cuando se trata de alimentos hechos sin productos de origen animal, los negocios suelen utilizar diferentes descripciones como ‘hecho a base de plantas’, ‘vegano’ o ‘sin ingredientes de origen animal’. Por ejemplo, la marca Miyoko, que fabrica queso y mantequilla sin lácteos, pone en la etiqueta de varios de sus productos que es “increíblemente vegana”, mientras que su competencia, la marca JUST, no dice nada sobre sus ingredientes, por ejemplo, en su mayonesa sólo dice “sin huevo”. Hay marcas que han optado por una política de etiquetas más consistente, como Gardein, que etiqueta sus productos como “sin ingredientes de origen animal”, mientras que hay otros productos veganos que no hacen referencia alguna a los ingredientes de animales.

Hay razones prácticas para elegir etiquetar, o no, tus productos claramente veganos. Por ejemplo, tener una etiqueta específica hace que la gente con alergias sepa fácilmente qué productos puede consumir. Pero hay una gran diferencia entre enumerar los ingredientes alérgenos y etiquetar tu marca como “vegana” o “hecha a base de plantas”.

Un incentivo para no exagerar con las etiquetas que dicen “libre de” es que cuando los productos vienen marcados con esto, los consumidores automáticamente asumen que también está “libre de sabor”, es decir, piensan que no sabrá tan rico como otros. Un estudio realizado por la Universidad de Stanford encontró que más gente estaba dispuesta a consumir vegetales e incluso a pensar en ellos como ‘deliciosos’ si se describían con un lenguaje más indulgente y no tan “saludable”. Y la palabra “vegano” puede ser incluso más contenciosa.

Bruce Friederich, director de The Good Food Institute, aconsejó no usar la palabra “vegano” en las etiquetas de los productos. Dijo que envía un mensaje de que dichos productos están hechos exclusivamente para clientes veganos, y sugirió mejor enfocarse en los beneficios y el valor nutrimental de los productos, como la cantidad de proteína que contienen. De todas las descripciones mencionadas anteriormente, él recomienda usar la de “hecho a base de ingredientes vegetales” o “a base de plantas” que tiene un atractivo mucho más amplio.

Kelly Swette, cofundadora de Sweet Earth Enlightened Foods, adquirido recientemente por Nestlé, parece estar de acuerdo con el consejo de Friederich: “The Awesome Burger" presume con orgullo su proteína de origen vegetal” le dijo a la CNBC. “Aunque nosotros solemos mencionar que nuestros alimentos son ‘veganos’ en la esquina superior derecha, queremos que quede claro que nuestro producto es incluyente y es para todas las personas que quieran consumir alimentos hechos de vegetales, pero sin adscribirse a ningún grupo alimenticio en particular”.

Un estudio de la percepción de los clientes sobre las etiquetas respalda esta opinión. Investigadores de la Escuela de Economía de Londres crearon versiones diferentes de un mismo menú que contenía ocho platos principales, de los cuales dos estaban hechos a base de vegetales. 750 personas con una dieta no vegana ni vegetariana (que sí consumían carne y pescado) vieron una versión del menú y se les pidió elegir un platillo. La versión controlada del menú, que presentaba todos los platos en el mismo formato, con las opciones vegetarianas al inicio y al final, se comparó con un menú que mostraba las dos opciones vegetarianas al final, en una sección aparte que decía “Vegetariano”. Sólo 6 por ciento de los que recibieron el menú con la sección para vegetarianos eligió un plato vegetariano, mientras que de los que recibieron el otro formato del menú, 13 por ciento eligieron un plato de origen vegetal.

Una investigación realizada por el Laboratorio de compras del World Resources Institute concluyó que las palabras “vegano” y “sin ingredientes de origen animal” desaniman a los consumidores. Aclara que la palabra “vegano” puede estar alienando a los clientes que no siguen un régimen vegano, y sugiere que se debe a que esta palabra tiene una connotación negativa, algo que poco a poco va cambiando conforme esta opción alimentaria se vuelve más popular.

El tema de las etiquetas se puso nuevamente sobre la mesa en Estados Unidos ya que un creciente número de estados (incluyendo Dakota del Sur, Montana, Wyoming y Missouri) han pasado leyes restringiendo palabras como “carne”, “salchicha” y “hamburguesa” en etiquetas que contienen ingredientes de origen animal. La presión es mucho mayor la primera vez que se lanza una etiqueta. Aunque es muy común que las marcas cambien sus etiquetas y sus empaques, en el mercado vegano/vegetariano, la reputación es todo un tema. Una marca que no aclara desde el inicio que es vegana puede tener dificultades más adelante si decide relanzarse ahora con la etiqueta de “vegano”.

Por lo general, el etiquetado de productos es un acto de equilibrio dependiendo de la base de clientes de la marca. Los que ofrecen alternativas a los productos de origen animal le hablan a la gente que quiere reducir su consumo de estos ingredientes y que se inclinan más por productos “de origen vegetal”, mientras que las marcas que ofrecen productos que son totalmente veganos deberían identificarse como tal, ya que sus clientes sí se sentirán atraídos a consumirlos.

Conforme somos más conscientes y nos preocupamos más sobre los peligros del consumo de carne en el medio ambiente y en nuestra salud, así como por el bienestar de los animales, hay más y más personas que están reduciendo su consumo de productos de origen animal o de plano quitándolo de sus dietas. En el futuro cercano, en términos de alimentación, lo más probable es que las etiquetas sean mucho menos importantes, ya que apreciamos cada vez más la calidad del contenido y no tanto del empaque.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur