Qué es marca personal y cómo construirla con ayuda de las redes sociales

Al igual que una marca comercial, la tuya (como persona) tendrás que trabajarla para diferenciarte de los demás, ganar credibilidad y reconocimiento. Te decimos cómo sacarle provecho a las redes sociales para lograrlo.
Qué es marca personal y cómo construirla con ayuda de las redes sociales
Crédito: Pixabay

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Cualquier persona que quiere expandir su horizonte profesional necesita crear su huella, su sello distintivo, para distinguirse dentro de la gran cantidad de información y mensajes que recibimos como público. Una forma infalible de hacerlo es desarrollando tu marca personal (personal branding), y las redes sociales pueden ser un gran aliado si sabes usarlas estrategicamente.

Llamamos marca personal al conjunto de valores, atributos percibidos y posicionamiento que tiene una persona con relación a su producto o servicio. Es importante destacar que el proceso de marca personal incluye el trabajo de comunicación interna en el caso de que estés empleado.

De esta forma lograrás que tu esfuerzo sea más visible hacia dentro, que tus recomendaciones sean consideradas de mejor forma y que tu nombre suene para proyectos o promociones. Desde esta perspectiva, las redes sociales son una de las herramientas a aplicar en ese proceso de construcción, que lleva tiempo, esfuerzo, persistencia y creatividad.

En la actualidad las redes no sólo permiten mostrarse a las personas, sino que son marcadoras de tendencias. Así, alguien hasta ayer desconocido con su trabajo pasa a tener cierta relevancia en su campo, mientras que otro que consigue ser viral con un contenido interesante, adquiere trascendencia y pasa la barrera “trans-media” (más allá del medio original, nativo) porque sucede diariamente que ese mensaje se replica en otras plataformas y medios (por ejemplo, en televisión, en otras redes, en medios gráficos).

Cómo establecer una estrategia de redes sociales

Básicamente, hay que analizar los siguientes aspectos:

  • El público al que quieres dirigirte; si es masivo, de nicho, dónde viven, qué consumen, qué cosas les gustan, y cuánto están dispuestos a pagar por lo que tú quieres promocionar.
  • El producto (tú en este caso). Aquí analizarás tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas; y tus distinciones: eso que te hace único e inigualable. ¿Lo pensaste alguna vez?
  • El alcance. Piensa en qué quieres lograr con tus acciones en redes sociales. En este aspecto necesitas ser muy preciso respecto a por qué quieres aparecer, cuál es el propósito, cuál es tu objetivo meta en lo aspiracional y en lo concreto (por ejemplo, en términos económicos-financieros realistas).
  • La estrategia de contenido. Es fundamental que te esfuerces en diseñar tus campañas con mensajes de calidad, enfocados en tus objetivos definidos en los puntos anteriores. Te recomiendo calendarizar las apariciones (día, horarios, frecuencia, temáticas) y de qué forma éstas tendrán concordancia en todas tus acciones comunicacionales. Recuerda que las redes sociales son sólo una de las tácticas a utilizar.

7 técnicas infalibles para posicionarte en redes sociales

Para ayudarte a crear y potenciar tu marca personal, tanto si es en forma individual o relacionado con un negocio de cualquier tipo, estas técnicas sé que pueden funcionar si las haces profesionalmente y con paciencia, ya que el resultado es lento y progresivo:

1. Genera contenido de valor. La esencia de tu éxito en las redes es que alimentes a tu comunidad de contenidos interesantes, desafiantes, que los ayuden a mejorar o les resuelvan problemas. Utiliza Storytelling para crear historias poderosas alrededor de lo que haces, ya que aumentarás hasta un 50% más la recordación de los mensajes. Escribe textos persuasivos y atrapantes; cuida la gramática y ortografía; crea conceptos que enamoren a tus seguidores.

2. Segmenta tus publicaciones. Si bien hay tendencias de que, en determinado tiempo, la gente se vuelque a una red social determinada, analiza cuáles utilizarás y potenciarás para tu negocio. Y luego, cada contenido necesita ser segmentado, por más que cuentes lo mismo.

3. Cuenta cómo lo haces. El público se interesa cada vez más por las historias donde combines aspectos curiosos de lo que haces con tu propia visión -no necesariamente tu opinión-. La intención al querer posicionarte es transformarte en un referente, y se logra con esfuerzo, ingenio y tiempo.

4. 80% contenido de calidad + 20% venta. El 80% serán mensajes interesantes para tus públicos (así, en plural, ya que generalmente son varios segmentos los que abarcamos), y el 20% acciones específicas de “call-to-action” (llamar a la acción) para generar una posible transacción o efecto de tu posteo.

5. Desarrolla tu ecosistema en redes. Potencialmente casi todo lo que haces puede ser publicable y de interés: sólo depende de cómo lo cuentes. Por ejemplo, un video que grabas para YouTube puede tener su versión específica para Facebook, otra distinta para Instagram, y una más corta para Stories de esas redes. A la vez, el audio del video puede transformarse en un podcast que el público pueda escuchar en tu web o a través de agregadores (hay miles gratuitos), o una red determinada de ese tipo de contenidos, o en Spotify, iTunes, Google, por ejemplo.

6. No hagas marketing barato con tus contactos. Ejemplo: muchos inexpertos quieren llamar la atención de profesionales con influencia comentando con frases genéricas como “¡Hola amig@! Muy bueno tu contenido. Te invito a seguirme y ver mis posteos” (y por supuesto, esa persona ni siquiera está siguiendo a quien le escribe…).

7. Menciona tus redes en todo tipo de comunicaciones. Tanto en el mundo online como off line siempre necesitas mencionar tus redes sociales, sin excepción: son parte de tus materiales de venta y de tu media-kit. Cuando escribes en un medio, en tu propio blog, al grabar un video, en tus tarjetas personales, en la firma de tu mail: aprovecha cada oportunidad para incluir tus redes.

Para terminar, otro aspecto no menos importante: necesitas interactuar todos los  días con los seguidores en las redes; esto implica responder sus mensajes y consultas, aclarar dudas y agradecer los elogios.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur