Lecciones de branding ejecutivo que podemos aprender de Elon Musk

Te caiga bien o no, el controversial fundador de Tesla y SpaceX ha demostrado con éxito el liderazgo transformador.
Lecciones de branding ejecutivo que podemos aprender de Elon Musk
Crédito: Depositphotos.com
Guest Writer
Demand Generation and Marketing Technology Expert
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

“Odio la idea de las marcas y la construcción de marca”, tuiteó en una ocasión Elon Musk como respuesta a uno de sus seguidores que decía que la marca de Tesla Motors era demasiado lujosa como para que consideraran producir un camión eléctrico. Sin embargo, a pesar de las críticas y de que Tesla sea percibida como una opción volátil en la bolsa, Musk ha mantenido su posición como indiscutible visionario en tecnología.

Llamado el primer “CEO influencer”, Musk ha adoptado técnicas de branding estratégicas y la cultura irreverente de las redes sociales para compartir su filosofía personal y su estilo de liderazgo transformador. El controvertido emprendedor de 48 años se las ingenia para emocionar, agitar y aliviar de manera extraordinariamente consistente a sus empleados, inversionistas y accionistas por igual, mientras él sigue ejecutando su visión.

Puede interesarte: Cómo armar y vender tu marca personal como emprendedor. 

Te caiga bien o no, aquí te dejamos tres lecciones de branding ejecutivo que podemos aprender de Elon Musk.

1. Apégate a tu misión

Musk ha justificado muchas de sus decisiones de negocios haciendo referencia a su “misión de acelerar la llegada de energía y transporte sustentables, algo importante para toda la vida en la Tierra”. Incluso si es en un comunicado enviado a sus empleados a mitad de la noche, Musk siempre reitera que su enfoque primordial es la búsqueda incansable de desarrollos tecnológicos que le sirvan a la humanidad.

Musk ha tenido que tomar decisiones difíciles a las que muchos directores se enfrentan como despedir compañeros, y priorizar proyectos personales por encima de otros compromisos. Pero independientemente de la ocasional tormenta en Twitter, del berrinche o de la declaración extravagante, Musk ha logrado un estatus icónico entre la generación Millennial por su posición en el tema de la energía renovable, y la inversión en el futuro del mundo. Puesto de manera simple: tiene una visión y una misión y se apega a ellas. Eso le ha ganado seguidores leales que aprecian su dedicación.

2. Entiende cuándo debes disculparte

El manejo de la reputación tiene que ver con el timing, y los directores de alto nivel deben aprender cómo responsabilizarse efectivamente por los errores cometidos tanto en su empresa o a título personal. En el caso de Musk, éstos no suelen ser excluyentes. Durante una llamada, Musk se impacientó con dos analistas de Wall Street y los regañó por sus “preguntas aburridas y tontas”. No fue sorpresa que las acciones de Tesla se cayeran rápidamente.

En la siguiente reunión, Elon Musk adoptó un tono mesurado a la hora de describir el panorama de la empresa y las predicciones de rentabilidad. También les ofreció una disculpa auténtica a los analistas, justificando su impaciencia con la falta de sueño y el exceso de trabajo, pero admitiendo que cometió un error. Como resultado de lo que se conoce como “la disculpa más valiosa de todos los tiempos”, las acciones de Tesla repuntaron y se sumaron casi cinco mil millones de dólares adicionales.

3. No busques el voto popular

Musk no se convirtió en el líder más inspirador en el mundo de la tecnología haciendo amigos. Aunque la mayoría de los CEOs consultan con sus abogados antes de compartir un mensaje con el público, Musk dice lo que piensa importándole muy poco las consecuencias políticas, legales o financieras.

Los críticos pueden cuestionar su estrategia de comunicación (o lo que parece falta de), pero este arriesgado emprendedor tiene una red que vale más de $20 mil millones de dólares y ha recibido golpes por su poco convencional estilo de trabajo, diciéndole al New York Times “si conoces a alguien que pueda hacerlo mejor que yo, házmelo saber”.

De igual manera, la gente en la NASA puede estar en pánico porque dicen que Musk promete de más, el hombre adorado por los tabloides por fin está poniendo el tema de la exploración espacial en primer plano, invitando a sus partidarios a interactuar y compartir ideas e información. Y por lo menos tiene al afamado astrofísico Neal deGrasse Tyson de su lado.

Aunque muchos de sus proyectos están a años de concluirse, Musk no ha terminado de utilizar el potencial de sus empresas para ser disruptivo en casi todas las industrias y programa global que existe. Invirtiendo en empresas de tecnología sustentable y aprovechando todas las plataformas a su alcance para difundir su filosofía, Musk ha emergido como uno de los líderes de negocios e innovación más visible de la última década. Otros CEOs harían bien en revisar sus propias estrategias de comunicación y branding, porque tal como lo ha demostrado Musk, la era del director ultra comunicativo llegó para quedarse.

Te recomendamos: Elon Musk es muy infeliz y asume que su vida empeorará. 

 

 

 

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur