El home office sólo funcionará si revisas tus objetivos comerciales

Antes de otorgar flexiblidad a tus empleados necesitas revisar tus objetivos comerciales generales y asegurarte de que todo tu equipo los tenga claros.
El home office sólo funcionará si revisas tus objetivos comerciales
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
Co-founder and CEO of Employment Hero
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La realidad es que el trabajo flexible sólo tendrá éxito en entornos que prioricen los resultados. Y eso comienza desde arriba. Si tú como director o fundador de una empresa no practicas una cultura de desempeño enfocada en objetivos, cualquier plan que quieras implementar estará condenado al fracaso. 

Para que una política que priorice resultados funcione debe comenzar con objetivos comerciales. Una vez que los hayas establecido y tus empleados sean responsables ante ellos, el trabajo flexible les dará más oportunidades para alcanzar y superar sus objetivos.

1. Objetivos deliberados 

Empieza por preguntarte: ¿qué tan bien definidos están los objetivos de tus empleados?, ¿qué métricas necesitan para lograrlos?, ¿entienden cómo esas tareas se relacionan con las de sus gerentes y así sucesivamente? Los empleados necesitan objetivos que sean medibles, accionables y entregables (el marco MAD). Esto es crucial, porque si colocas a un empleado sin objetivos en un entorno de trabajo flexible, corres el riesgo de asociar su falta de progreso con el trabajo flexible, en lugar del problema real, que es la falta de enfoque y las formas de medir el rendimiento.

2. Política inclusiva

El trabajo flexible debe definirse para que los empleados sean tratados de manera equitativa y justa. Serán ellos los que definan cómo se ejecuta este programa. ¿Harán trabajo desde casa?, ¿qué tipo de herramientas necesitan?, ¿cada cuándo deben estar en la oficina? Estas son algunas de las preguntas que deben responder. Es vital que una vez que definas la política te den sus comentarios y luego firmen. Mientras más participen en la elaboración de la política, más probabilidades de éxito tendrán.

3. Abre tu mente

El trabajo flexible toma varias formas: programas de regreso al trabajo para nuevos padres, programas para cualquier persona que regrese de una lesión u otro evento médico, la opción de trabajar en diferentes horarios, etcétera. Si ofreces a tus empleados las herramientas para trabajar, serás recompensado con trabajo duro.

4. Comunica y mide

Debes fomentar la comunicación constante. Los trabajadores remotos deben comprender cómo y cuándo comienzan a trabajar, informar a los demás cuándo están disponibles y responder a los mensajes de manera oportuna.

Los gerentes deberán mantener las relaciones 1:1 y comunicar por qué están trabajando en ciertos proyectos y qué quieren lograr. Si quieres llevar un control sobre en qué está cada miembro del equipo, puedes usar la herramienta OKRs (objetivos y resultados clave) para evaluar rendimiento y capacidad en tiempo real. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur