¿Tu empresa está en crisis? Aprende a fallar de la manera correcta con estas 3 lecciones

Los empresarios deben hacerlo bien y hacer el bien. No cometas los mismos errores que creador de SponsorChange.
¿Tu empresa está en crisis? Aprende a fallar de la manera correcta con estas 3 lecciones
Crédito: depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Esta es la historia de un empresario que tenía buenas intenciones pero que se equivocó. Se llama Raymar Hampshire, y sólo tiene 26 años. Lo admiro, incluso cuando mis propios empleados han revelado que su modelo de negocio ha fallado gravemente.

Hace una década, Hampshire lanzó SponsorChange. Fue una idea novedosa: ayudar a resolver la crisis de los préstamos estudiantiles haciendo que los prestatarios se ofrezcan voluntariamente para salir de la deuda. En pocas palabras, las empresas pagarían las deudas de los prestatarios a cambio de un cierto número de horas de voluntariado que no interferirían con los trabajos diarios de esos prestatarios.

Buena idea, ¿verdad?

El problema de Hampshire, como el de muchos empresarios, no era la idea ni la propuesta de mercadeo. Era la ejecución y su respuesta a una crisis. 

Hampshire es un joven convincente y se ganó la cobertura de SponsorChange en los medios de comunicación como CNBC y en los sitios web de la industria como Student Loan Hero. Sin embargo, esta cobertura no se tradujo en una ayuda real para los deudores.

Entonces, como Debt.com informó el 2 de enero, "SponsorChange ha sido eliminado de Internet". Su página web no estaba, y no se sabía nada de lo que había pasado. Cuando Debt.com profundizó un poco más, encontró que: "no hay pruebas de que la organización haya ayudado a nadie".

Cuando Debt.com finalmente localizó a Hampshire después de semanas de intentarlo, la entrevista fue muy pobre. Comparto esto con ustedes, no para deshonrar a un joven que espero se recupere y tenga éxito en el futuro, sino para instruir a todos los empresarios sobre cómo fallar de la manera correcta.

1. Fallar públicamente y abiertamente

Como empresario que afortunadamente he tenido éxito más a menudo de lo que he fracasado, yo le digo a los jóvenes empresarios todo el tiempo: Fallar no es fracasar. 

Crear un negocio que no funciona es a menudo el requisito previo para crear uno que sí funcione. Hay que mirar a largo plazo. Por lo tanto, cuando una empresa fracasa, sea honesto al respecto - porque las personas que prestan atención pueden ser sus inversionistas o socios en futuros emprendimientos.

El error de Hampshire no fue el fracaso de SponsorChange. Fue cerrar su sitio web sin anunciarlo, lo que hizo que muchas partes interesadas se preguntaran qué había pasado. SponsorChange puede haber fracasado por una serie de razones que no tienen nada que ver con la visión o la ética de trabajo de Hampshire. A veces son las condiciones cambiantes del mercado, los nuevos competidores o simplemente la mala suerte.

Cuando Hampshire cerró repentinamente SponsorChange, mi propio personal de periodistas financieros estaba curioso. Así que empezaron a investigar. Hampshire ya no controlaba su propia historia. Ahora estaba en manos de los reporteros.

2.  Resistir los cuestionamientos históricos

Durante años, Hampshire se jactó de la misión de SponsorChange y aludió a su éxito. Sin embargo, cuando Debt.com le preguntó qué había pasado, Hampshire respondió:

"Pasamos por una fase beta en la que trabajamos con voluntarios pagando algunas deudas y trabajando con organizaciones sin fines de lucro. Luego, como que lo pusimos en pausa".

¿Así que casi una década de trabajo fue sólo una "prueba beta"? Eso no pasa la prueba. Eso hará que sea más difícil para Hampshire conseguir el apoyo de los medios para sus futuros proyectos.

3. Ser transparente en cuanto a los números

Cuando Debt.com pidió testimonios o números de personas a las que SponsorChange ha ayudado, Hampshire respondió de manera incoherente…

"No es que no lo tengamos, es que está tan pasado de moda que no tiene sentido sacarlo ahora cuando las cosas van a cambiar. Tiene sentido hacerlo más tarde, una vez que estemos en un lugar mejor y nuestra estrategia esté establecida y estemos haciendo algo". 

Obviamente, ningún empresario le debe nada a los medios de comunicación. Sin embargo, una vez que usted promocione su propio éxito, debería proporcionar fácilmente algunos números que lo respalden. Ciertamente puede elegir esas métricas, pero nunca querrá negar ningún tipo de prueba. Eso hace que todo el mundo sospeche de usted, incluso si no ha hecho nada malo.

 Los empresarios más sagaces que he conocido son como espadas afiladas: Se han hecho más fuertes sobreviviendo a los tiempos difíciles.

Keep Reading

More from Entrepreneur

Get heaping discounts to books you love delivered straight to your inbox. We’ll feature a different book each week and share exclusive deals you won’t find anywhere else.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Create your business plan in half the time with twice the impact using Entrepreneur's BIZ PLANNING PLUS powered by LivePlan. Try risk free for 60 days.

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.