Secretos para usar tu tarjeta de crédito de manera inteligente sin ponerte la soga al cuello

Más allá del debate si son buenas o malas las tarjetas de crédito, si se deben utilizar siempre o sólo en caso de emergencias.
Secretos para usar tu tarjeta de crédito de manera inteligente sin ponerte la soga al cuello
Crédito: Depositphotos.com

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Más allá del debate si son buenas o malas las tarjetas de crédito, lo que realmente se debe preguntar es si se deben utilizar siempre o sólo en caso de emergencias y realmente definir una estrategia financiera en su uso. 

Aquí te dejamos unos cuántos puntos que pueden ayudar no sólo en tu manejo de las tarjetas, sino en tus finanzas personales. 

Consolidas tus gastos

Es más fácil tener orden financiero cuando todo se concentra en un solo lugar.

Si eres empleado utiliza tu tarjeta de crédito para domiciliar pagos y todos tus gastos en general y así sólo haces una transferencia. En lugar que sea el mismo lugar donde recibes dinero y lo retires, utilizas tu cuenta débito para recibir el dinero (y no andas con toda la quincena en tu cartera) y gastas con la tarjeta.  

Si eres emprendedor te conviene utilizar dos tarjetas de crédito: una para gastos personales y otra para gastos de la empresa, e igual tener otra cuenta de débito en donde recibas el dinero. Como hombre o mujer de negocios es importante mantener tus gastos personales y los de la empresa por separado y una tarjeta de crédito te puede ayudar mucho para lograrlo. 

Seguridad

Realmente los seguros y blindajes están más cargados en la parte de tarjetas de crédito y no tanto hacia el débito. Es decir, si llega a suceder un robo o extravío es más fácil que la institución financiera responda por una tarjeta de crédito que por una de débito. Ahora, no es del todo bueno tampoco que traigas a todos lados la tarjeta en donde caen todos tus ingresos, mejor esa dejarla en casa y sales con tu tarjeta de crédito. 

Busca que tus tarjetas tengan NIP de seguridad y no compartas ni esa contraseña ni mucho menos tu tarjeta de crédito. 

Financiamiento gratis

Este es un punto fundamental y el más atractivo de una tarjeta de crédito: que el financiamiento puede ser gratis. Sólo debes entender unos conceptos básicos de una tarjeta de crédito y nunca tendrás que pagar un centavo en intereses: ser totalero a tiempo.

Hay tres fechas en una tarjeta de crédito que debes manejar perfectamente bien: fecha de corte, fecha de pago y fecha de inicio (esta no viene mencionada en el estado de cuenta, porque es un día después de la fecha de corte).

  • Fecha de corte: Son los 30 días después de la fecha de inicio. Es el mes en que la institución otorgante de la tarjeta de crédito te permite gastar todo lo que esté dentro de tu límite de crédito sin requerirte su pago. Es un periodo bueno porque no debes pagar nada y comprar sin dinero por así decirlo. 
  • Fecha de pago: Depende la institución, pero son entre 15 y 20 días después de la fecha de corte. Este es un periodo de gracia en donde tampoco es necesario que cubras el total de la deuda. Si eres totalero, es decir, pagar el 100% de lo que compraste hasta la fecha de pago tu financiamiento será gratis. Pero si pagas menos del total, como el mínimo, entonces si tendrás que pagar intereses del saldo promedio. 

Si quieres empezar a hacer una estrategia con tarjetas de crédito ve cuánto puedes gastar en un solo mes. Porque para que pueda funcionar esta estrategia es fundamental que pagues todo lo que debes al final del mes, sin faltar un solo centavo. Si haces el pago para no generar intereses la fecha de inicio podrás tener una estrategia financiera que optimizará tus finanzas. 

Buró y Círculo de Crédito

Resulta que en varios países no se aplaude el ahorro, sino lo único que se verifica es el nivel de deuda. Por lo tanto, puedes tener inversiones, ahorros, seguros, proyectos para el retiro o cualquier otra inversión que mejor tus finanzas, pero como no están vinculados con deuda pues ninguna entidad financiera lo puede ver. Si usas una tarjeta de crédito ayuda a que puedas ser visible ante Buró y Círculo de Crédito, que recordemos que en el momento que adquieres un crédito o hasta si abres una línea de celular ya estás registrado.  Eso es bueno, ya que te haces visible ante el sistema financiero mexicano. 

Si haces uso del crédito y sobre todo de manera responsable siempre pagando a tiempo, te da acceso a tener más y mejores créditos. Revisa tu historial crediticio por lo menos una vez al año. Puedes acceder a él de manera sin cargo una vez cada 12 meses.  

La tarjeta de crédito no es un instrumento financiero bueno o malo per se. Se trata de simplemente cómo lo uses y en qué parte de tu estrategia financiera se encuentre. 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur