5 formas de tratar a tus clientes como si fueran VIP y darles momentos que los hagan decir ¡WOW!

Aprende a dar más de lo que tus clientes esperan y te los ganarás mientras creas una base de fans muy leal.
5 formas de tratar a tus clientes como si fueran VIP y darles momentos que los hagan decir ¡WOW!
Crédito: Blake Wisz vía Unsplash
VIP Contributor
Speaker, Business Mentor & Author
6 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El siguiente es un extracto del libro Success Is Easy, de Debbie Allen. Cómpralo aquí.

Los clientes esperan un buen servicio, ¿pero qué pasaría si los impresionas con un servicio excepcional, yendo mucho más allá de lo que esperan? Este servicio de guante blanco hará que tus clientes regresen y se conviertan en fans descarados de tu marca, para toda la vida.

Para crear esos momentos en los que digan “wow”, necesitas hacerlos sentir que son lo más importante en el mundo. Hazles saber que harás hasta lo imposible para mejorar su día. Se trata de la experiencia general del usuario, y de los detalles que hay en el proceso.

Piensa en la última vez que tú experimentaste un momento de “wow” en un negocio, algo que realmente te impresionara. Probablemente compraste más cosas o hiciste más negocios y lo recomendaste a tus amigos y compañeros.

Lo siguiente son cinco formas en las que puedes impresionar a cada cliente, yendo más allá de sus expectativas y ofreciéndoles un valor inesperado, sin costo extra.

1. Haz lo que dijiste que ibas a hacer, sin excepciones

Imagen: Depositphotos.com

Hacer lo que dices que harás se facilita cuando estás lo suficientemente dedicado a construir sistemas alrededor de momentos “wow”. Cuando tu objetivo es impresionar a los clientes, busca formas de ir un paso más allá. El objetivo es lograr que todo tu equipo se sume a esto para asegurar que le den seguimiento y cumplan con las promesas hechas, cuidando cada detalle.

Darle a tus clientes más de lo que esperan también puede hacerse a través de un regalo o de ayuda extra. Todo el mundo ama recibir un valor excepcional. Incluso las cosas pequeñas pueden crear momentos “wow”. ¡Todos amamos sentirnos valorados!

2. Admite los errores y arregla los problemas cuando suceda

Imagen: Depositphotos.com

Aceptémoslo, los errores y los problemas suceden. Sin embargo, si no sabes cómo manejarlos, tendrán un impacto en la satisfacción de tus clientes y el éxito empieza a complicarse.

Un pésimo servicio al cliente es la norma en el mercado. Todos lo hemos vivido. De hecho, hemos lidiando con tal mal servicio que ya lo esperamos. ¡Es loquísimo! ¿Le pagamos a una empresa a la que no le importa?

Algunos de los mayores errores en servicio al cliente incluyen hacer promesas de más y luego entregar menos, contratar a la gente incorrecta, no empoderar y entrenar a tu equipo, darle más importancia a las políticas que a la gente, y no pedir retroalimentación de los usuarios. ¡No cometas estos errores en tu negocio!

3. Gánate el respeto de tus clientes con retroalimentación

Imagen: Depositphotos.com

Para que tus clientes te respeten, necesitas ganarte ese respeto. Todos en la empresa deben estar en la mejor disposición, en todo momento, de mejorar la experiencia del usuario. Esto incluye aceptar la responsabilidad por los errores. Los clientes prefieren negocios que aceptan sus errores y hacen lo necesario para corregirlos.

De hecho, las relaciones con los clientes suelen fortalecerse después de que se arregla un problema. Para seguir mejorando, busca retroalimentación. Encuesta a tus clientes de forma regular y prémialos por darte su opinión. Después de todo, la retroalimentación te ayuda a tomar decisiones, y los clientes querrán ayudarte a mejorar su respetas su tiempo y valoras sus opiniones.

Obtener retroalimentación de tus clientes te ayuda a tener un mejor entendimiento del mercado y de la competencia. Los clientes son una gran fuente de información y te pueden ayudar, incluso más, cuando haces las preguntas correctas. Por ejemplo, pregunta “¿Qué podemos hacer para servirte mejor?” O haz la misma pregunta con más detalles: “Cuéntanos tu experiencia favorita con nosotros.” En lugar de preguntar cómo ven al equipo, pregunta: “¿Quién de nuestro equipo te hizo sentir especial?”

4. Si los clientes no encajan en tu negocio, déjalos ir

Imagen: Depositphotos.com

Puede que te lleguen clientes que sean una pesadilla porque no respetan tu valor. Cuando esto pase, necesitas dejarlos ir. Incluso puede que tengas que correr a un cliente, una decisión muy difícil porque tu negocio depende de su dinero.

Muchos negocios batallan para dejar ir a los malos clientes, temiendo que perderán ingresos o sentirán que fracasaron. El dueño de un negocio puede intentar hacerlo funcionar con un mal cliente, con la esperanza de que las cosas se mejoren. Pero rara vez pasa esto. Necesitas saber cuándo dejar ir a estas personas. No permitas que tu negocio quede secuestrado por un mal cliente.

Muchos freelancers sufren para decir que no a oportunidades que no les sirven, pero rechazar una oportunidad te permite alejarte de gente que no te trata a ti ni a tu trabajo con el respeto y la dignidad que mereces. Decir que “no” es difícil cuando necesitas el dinero, pero a la larga te costará mucho más si aceptas trabajar con un cliente que no encaja con tu negocio o que se aprovecha de tu buena voluntad. No tienes que serlo todo para todos. Enfócate en ese 20 por ciento de tu mercado ideal para obtener a los mejores clientes.

5. Siempre da seguimiento

Imagen: Depositphotos.com

Muchos negocios invierten demasiado tiempo, dinero y esfuerzo cazando nuevos clientes, y terminan perdiéndolos después de la primera o segunda transacción porque no le dan el seguimiento correcto a la posventa. Si los clientes no se sienten valorados, lo más probable es que se vayan con la competencia.

Dar seguimiento a los clientes existentes es fuente de riqueza. Cuando un cliente tiene una buena experiencia haciendo negocios contigo, es mucho más fácil que quiera repetir.

Siempre da a tus clientes más de lo que esperan, sobre todo después de la compra, porque así les demuestras que valoras su apreciación por tu negocio. El seguimiento hace que los clientes se sientan especiales y les da la oportunidad de ser escuchados y de participar efectivamente. Los clientes existentes que reciben seguimiento son más propensos a usar nuevamente tus productos o servicios. Así que haz del seguimiento una misión constante para todos en tu equipo.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.