6 maneras de abordar el enfoque de género para que sea un buen negocio

Apostar por la inclusión de la mujer en los negocios es una inversión inteligente ya que genera reducción de la pobreza y mejores retornos económicos, tema medular del Gender Lens Investing Latam.
6 maneras de abordar el enfoque de género para que sea un buen negocio
Crédito: Marisol García Fuentes
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

MÉRIDA. Las mujeres somos el 50% de la población, sin embargo, generamos sólo 37% del PIB mundial, recibimos un pago diferente al de los hombres y no ocupamos suficientes posiciones de liderazgo. Durante los últimos 10 años, más mujeres se han incorporado al mercado laboral (70 millones de mujeres), cada vez escuchamos de más emprendedoras e incluso de inversionistas, pero todavía tenemos un largo camino por recorrer.

Hablar de alcanzar la equidad de género no es solamente un tema moral. Se trata de un tema económico a través del que se puede revertir y bajar los niveles de pobreza. Para muestra, algunas cifras que resaltan el impacto que podemos alcanzar de invertir en la equidad. Datos de Mckinsey señalan que, de acortarse la brecha de género, las mujeres lograríamos aportar un PIB de 28,000 millones de dólares, es decir, un 26% de la economía mundial y en América Latina alcanzar un incremento del PIB del 34%.

Imagen: Marisol García Fuentes

Para hablar de este tema, de buenas prácticas y co-crear soluciones innovadoras para impulsar la inversión con enfoque de género, también conocida como inversión inteligente con lente de género, Pro Mujer organizó la primera edición del Gender Lens Investing Forum Latin America (GLI Forum Latam), del que Entrepreneur fue media partner.

El evento reunió emprendedores, inversionistas, ONGs y actores claves del ecosistema de impacto en la Hacienda Tekik de Regil, en Mérida, Yucatán. La jornada se celebró en el marco del Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto (FLII).

Carmen Correa, directora de Operaciones de Pro Mujer, una organización de desarrollo sin fines de lucro que brinda programas de inclusión financiera, salud y educación a mujeres de bajos recursos en América Latina, advirtió: “Estamos en un momento crítico y punto de inflexión para que los fondos y emprendedores tomen mayor interés en incorporar estos conceptos”.

La directiva señaló que de acuerdo con el International Finance Corporation (IFC) a las emprendedoras les está costando acceder al financiamiento, una de las principales causas del fracaso de los emprendimientos. Añadió que existe una brecha de 5,000 millones de dólares en financiamiento para las microempresas, y de 93,000 millones de dólares para las pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres.

De 78 fondos de inversión de impacto, el 35% no han invertido en emprendimientos liderados por mujeres, sólo el 30% reporta haberlo hecho y solamente en un 10% de sus inversiones.

“Aunque las microfinancieras han avanzado, todavía hay mucho por hacer, deben redefinirse: mejorar procesos y tecnologías que permitan atender las necesidades de  la mujer de hoy”, dijo Correa.

Imagen: Marisol García Fuentes

Los lentes del enfoque de género

La inversión con mirada de género está atrayendo tanto a inversionistas de impacto, como a inversionistas tradicionales. Los siguientes son los principales lentes con los que se puede ver el uso del capital para generar simultáneamente retornos financieros y avanzar en la igualdad de género al integrar un análisis de género al análisis financiero.

  1. Mujeres en posiciones de liderazgo. Cuántas mujeres lideran una empresa y cuántas hay en posiciones gerenciales dentro de un emprendimiento. ¿Hay políticas de ascenso o la empresa tiene planes para desarrollar a las mujeres? Según la Calvert Foundation, el retorno en las empresas donde hay diversidad de género es mucho mayor que en las que no hay. En América Latina, las mujeres en posiciones de liderazgo solo representa 8.5% y 9.2% en posiciones gerenciales.
  2. Mujeres en el espacio de trabajo. Además de la incorporación de la mirada de género en espacios de trabajo; comprende el cómo apoyar a que las mujeres se sientan parte de una cultura que fomenta la equidad de género, es también poder darles igualdad de pago y los beneficios que se da a los hombres. Los emprendimientos que fomentan la diversidad tienen retornos 3.5% mayores.
  3. Mujer como consumidor. Las empresas que desarrollan productos para mejorar la calidad de vida de la mujer y la niña. Se estima que entre 2017 y 2030 se incorporarán 20 millones a la fuerza laboral en América Latina, es decir que se tendrán 20 millones de consumidoras más. Las mujeres controlamos el 64% de las decisiones de compra.
  4. La mujer en la cadena de valor. Aquellos emprendimientos que procuran la incorporación de mujeres fomentarán que surjan mas emprendimientos femeninos.
  5. La mujer como inversora. Cuando toma ese papel toma un papel diferente al hombre. La mujer quiere seguridad e ingreso, luego se preocupa por la sociedad y busca generar un impacto. Según ANDE, el 25% de las organizaciones que promueven la inversión de impacto tienen una mujer como CEO.
  6. La mujer accediendo al capital. Crear instrumentos que faciliten el acceso a las mujeres, se habla de bonos de género o instrumentos de deuda más apropiadas para las empresas incipientes o en etapas iniciales.

El lente puede variar y ajustarse según la necesidad del fondo o los inversionistas. Correa destaca: “No se trata de invertir con un enfoque de género por ser lo correcto, sino porque es lo más inteligente”.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur

Entrepreneur Media, Inc. values your privacy. In order to understand how people use our site generally, and to create more valuable experiences for you, we may collect data about your use of this site (both directly and through our partners). By continuing to use this site, you are agreeing to the use of that data. For more information on our data policies, please visit our Privacy Policy.