Google está siendo demandado por recopilar datos de Chromebooks educativos para niños

El fiscal general de Nuevo México, Héctor Balderas, dice que Google ha estado violando una ley federal de privacidad al recopilar información de los estudiantes sin obtener el consentimiento de los padres. Google dice que la demanda es "objetivamente incorrecta".
Google está siendo demandado por recopilar datos de Chromebooks educativos para niños
Crédito: Vía PC Mag

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
4 min read
This story originally appeared on PCMag

El fiscal general de Nuevo México presentó una demanda contra Google por supuestamente espiar a niños en edad escolar a través de los Chromebooks enfocados en educación de la compañía. Sin embargo, el gigante de la tecnología dice que la demanda no comprende los hechos.

Según el fiscal general del estado, Héctor Balderas, Google ha estado violando una ley federal de privacidad al recopilar la información de los estudiantes sin obtener el consentimiento de los padres. Como resultado, está exigiendo que cese la práctica y pague una multa.

“El seguimiento de los datos de los estudiantes sin el consentimiento de los padres no solo es ilegal, es peligroso y mi oficina responsabilizará a cualquier compañía que comprometa la seguridad de los niños de Nuevo México ", dijo Balderas en un comunicado.

Su demanda cita específicamente la Ley de protección de la privacidad en línea de los niños (COPPA), que prohíbe a las empresas recopilar datos de niños menores de 13 años a menos que se haya obtenido el consentimiento de los padres. Balderas afirma que Google nunca hizo esto en los distritos escolares locales de Nuevo México, que han estado utilizando Chromebooks como una herramienta educativa para los estudiantes.

No es ningún secreto que los productos de Google terminan recolectando sus datos como una forma de ofrecer contenido personalizado y recomendaciones, además de anuncios relevantes. El modelo de negocio permite a la empresa ofrecer productos gratuitos. Pero el mismo seguimiento ha asustado a los defensores de la privacidad sobre cómo Google está aprendiendo detalles íntimos sobre miles de millones de usuarios al indexar sus historiales de búsqueda y visitas al sitio web.

Es por eso que Balderas presentó la demanda de hoy: afirma que Google está recolectando "cantidades masivas de datos" de niños pequeños para el beneficio comercial de la compañía.

"Mi investigación ha revelado que Google rastrea a los niños a través de Internet, a través de dispositivos, en sus hogares y fuera de la esfera educativa, todo sin obtener el consentimiento paterno verificable", escribió Balderas en una carta al CEO de Google, Sundar Pichai. En el caso de las Chromebooks para escuelas, Google incluirá el hardware con G Suite for Education, que viene con Gmail, Google Drive, Google Calendar, además del navegador Chrome.

Sin embargo, el gigante tecnológico está desestimando la demanda como "objetivamente incorrecta", dijo un portavoz de Google a PCMag. "G Suite for Education permite a las escuelas controlar el acceso a la cuenta y requiere que las escuelas obtengan el consentimiento de los padres cuando sea necesario", dijo en un correo electrónico. "No utilizamos información personal de los usuarios de las escuelas primarias y secundarias para orientar los anuncios. Los distritos escolares pueden decidir la mejor manera de utilizar Google for Education en sus aulas y estamos comprometidos a asociarnos con ellos".

Google también creó una página web dedicada a responder preguntas de privacidad en torno a los Chromebooks utilizados con fines educativos. "Exigimos contractualmente que las escuelas que usan G Suite obtengan el consentimiento de los padres requerido por COPPA", dice el sitio. "Nuestros servicios se pueden usar de conformidad con COPPA siempre que una escuela tenga el consentimiento de los padres".

Sin embargo, la demanda de Balderas afirma que la compañía nunca obtuvo un consentimiento parental verificable de un formulario en línea, un número gratuito o una videoconferencia con los padres. "Además, las notificaciones emergentes que Google mostró a los estudiantes cuando accedieron por primera vez a sus cuentas de Google Education no están destinadas ni están disponibles para su revisión por parte de los padres del niño", agrega la demanda.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur