Lo que puedes aprender de estas 6 películas con jefes horribles

Aprende a ser un líder observando lo que no debe hacer.
Lo que puedes aprender de estas 6 películas con jefes horribles
Crédito: Marvel Studios

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
VIP Contributor
Serial Entrepreneur
8 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La mayoría de las personas han tenido al menos un mal jefe. Desafortunadamente, son comunes en el lugar de trabajo. ¡Pero ver a un mal jefe como parte de una película, puede ser divertido! Especialmente porque los malos patrones de la pantalla grande generalmente reciben su merecido. 

Tal vez la gente disfruta viendo malos jefes en la pantalla grande porque pueden relacionarse con el empleado descontento y desvalido que tiene que lidiar con la tiranía de un líder tóxico. O tal vez están secretamente alentando al directivi idiota, porque, a pesar de todas sus fallas y errores, tienen algunos factores redentores.

Al final, tal vez sea solo que los jefes desagradables y mezquinos hacen excelentes películas. Aquí hay seis de los peores jefes de pantalla grande que te encanta odiar, y las lecciones que todos podemos aprender de sus errores.

1.Trabajo basura (Office Space, 1999) 

 

Bill Lumbergh de Office Space es el arquetípico jefe idiota que te encanta odiar. De hecho, es un jefe tan malo que los "jefes geniales" hacen impresiones de él en un intento de autocrítica de humor. La trama de Office Space es una de las mejores sátiras de la vida cotidiana en la jungla de cubículos que conforma gran parte de la América corporativa.

Pete Gibbons es un programador desmotivado que está atrapado en un trabajo de oficina monótono y desgarrador lleno de tareas serviles, sin sentido y en gran parte irrelevantes. La película es a la vez hilarante e increíblemente perspicaz, y se ha mantenido bien a través de  las décadas desde que apareció en los cines.

Lecciones aprendidas: ¡Para la microgestión! Los buenos jefes energizan su ambiente de trabajo y motivan a quienes trabajan para ellos. Si hay un mantra que la película repite es cómo las acciones tontas de un jefe controlador pueden absorber la vida de una empresa.

La cultura empresarial se crea de arriba hacia abajo. Sé respetuoso con tus empleados y deja de violar su tiempo libre. Si quieres motivar a alguien, descubre cuál es su "engrapadora roja". Este es el deseo de sus corazones, y si puedes resolver esto, sabrás cómo aprovechar su motivación interna.

2. El diablo se viste de a la moda (The Devil wears Prada, 2006) 

En el mundo de la moda, Miranda Priestly es la chica mala por excelencia y el personaje que da nombre a la película The Devil Wears Prada. La trama se centra en Andy, una periodista recién graduada que consigue un trabajo por el que "millones de chicas mataría" con la revista Runway, de la cual Miranda es editora en jefe.

Inicialmente, Andy tropieza y tropieza con su trabajo mientras lucha con Miranda, quien es totalmente abusiva de su personal. Andy lentamente comienza a encontrar su camino, aprendiendo a manejar situaciones incómodas, afrontar el desafío y navegar en mundos desconocidos. Vemos cómo el trabajo duro finalmente vale la pena.

Lecciones aprendidas: De Miranda, aprendemos que ejercer miedo sobre tus subordinados no es una buena estrategia a largo plazo. Eventualmente, tus mejores y más brillantes empleados se cansarán de tu comportamiento amenazante y huirán a mejores trabajos. Además, no seas innecesariamente vago. Brinda a los empleados las claves e  información que necesitan para hacer bien su trabajo.

3. La red social (The Social Network, 2010) 

 

La mayoría de nosotros ya estamos familiarizados con los conceptos básicos de esta trama: Mark Zuckerberg es un estudiante de la Universidad de Harvard cuando crea un sitio web del campus llamado Facemash al piratear la base de datos de la universidad. Después de ser contratado por dos estudiantes de último año para un proyecto diferente, se le ocurre el concepto de Facebook (que inicialmente llamó Thefacebook). Finalmente, la visión de Zuckerberg se desarrolla, pero no antes de ser demandado y que termine apuñalando por la espalda a algunos de sus amigos.

Lecciones aprendidas: No siempre se trata de quién tiene la idea para comenzar, sino quién puede ejecutarla mejor. Al final, Zuckerberg es quien lanzó Facebook. Nadie más tenía la habilidad para hacer que eso sucediera. Tuvo éxito porque descubrió cómo estar al servicio. Él siguió su idea, creyendo que los ingresos llegarían después (y tenía razón). 

Pero la película también muestra a Zuckerberg como un tipo arrogante y paranoico que fastidió a sus amigos para subir la escalera al éxito (ten en cuenta que al propio Zuckerberg no le encantó cómo fue retratado en el filme).

Si bien la autoconfianza es clave para impulsarte en los momentos difíciles, ser demasiado arrogante te costará dinero y amigos. Ten  confianza en tus habilidades, pero controla tu arrogancia.

4. Cómo eliminar a su jefe (9 to 5, 1980) 

En esta comedia clásica, tres compañeras de oficina (Judy Bernly, Doralee Rhodes y Violet Newstead) buscan vengarse de su jefe chovinista Franklin Hart, Jr., que maltrata a sus subordinadas.

Las tres mujeres finalmente toman el asunto en sus propias manos y secuestran a Hart. Como es de esperar, al final, todos obtienen su merecido. Esta película muestra a uno de los peores tipos de jefes: uno que carece por completo de integridad y está dispuesto a manipular a todos a su alrededor para su propio beneficio.

Lecciones aprendidas: Obviamente, la mayor lección de esta película no es ser un "sexista, egoísta, mentiroso e hipócrita" (en palabras inmortales de Judy Bernly). Además, es importante tener cierta conciencia de lo que se está haciendo. La creación de un ambiente tóxico dará como resultado una reducción de la productividad, una mayor rotación y falta de lealtad.

Desafortunadamente, Hart nunca es despedido por sus acciones, pero durante su ausencia del trabajo, el trío demostró que eran mucho más eficiente para administrar la oficina por su cuenta. Una palabra para los sabios: a veces hay que saber cuándo quitarse de su propio camino.

5. El abogado del diablo (The Devil’s Advocate, 1997)

Es fácil decir que tu jefe es el diablo, pero ¿qué haces si tu jefe es en realidad el mismísimo Satanás? En The Devil’s Advocate, el demonio (que se conoce con el nombre de John Milton) atrae a Kevin Lomax, un abogado defensor moralmente flexible, a un trabajo con una gran firma de Nueva York, que por supuesto viene con un salario considerable y un elegante apartamento en Manhattan. A medida que se desarrolla la trama, el siempre carismático y persuasivo Milton empuja a Lomax más profundamente en su trampa.

Lomax, que una vez fue impulsado por un deseo de excelencia profesional, se vuelve despiadado y feroz. Pero Milton no tiene que torcer el brazo de Lomax para hacer cosas malas. De hecho, Milton le dice a Lomax por adelantado todas las cosas horribles que sus elecciones podrían provocar.

Lecciones aprendidas: Mantente fiel a tu brújula interior. Define claramente quién eres y lo que representas, y no permitas que nadie ni ninguna cantidad de dinero cambie eso. Además, no importa qué tan exitoso seas, un poco de humildad te mantendrá centrado.

6. Avengers: Infinity War y Endgame (2018 y 2019) 

En lo que respecta a los jefes villanos, es difícil vencer a Thanos. Después de todo, literalmente mató a la mitad de todas las criaturas vivientes en todos los universos conocidos. Es un movimiento cruel y despiadado que seguramente lo etiquetará como un insensible megalómano. Seamos realistas: ser el villano definitivo y el arquitecto de la calamidad de cada mundo te hará ganar una mala reputación como un jefe realmente malo. Además, todos los superhéroes de los mundos se obsesionarán con derribarte de manera épica.

Lecciones aprendidas: Los jefes que son monstruos tiránicos finalmente descubrirán que todo el poder del mundo no evitará que se arrodillen una vez que suficientes personas (superhéroes o no) estén motivadas para derribarlas. Pero también hay algunas cosas buenas clave que podemos quitar de su estilo de liderazgo.

Thanos tiene un enfoque similar a un láser en su objetivo y nunca se desvía de esa misión claramente establecida. Es igualmente justo (o injusto) para todos. Siempre está preparado para enfrentarse a la competencia en una batalla cara a cara. Y nunca le falta confianza en sí mismo, aunque probablemente debería haber limitado su arrogancia, ya que esto termina matándolo (y dos veces).

 

Keep Reading

Latest on Entrepreneur